Menú

El presidente del Parlamento eslovaco: "España debe resolver sus problemas sola"

Richard Sulik, presidente del Parlamento, ha hecho un demoledor análisis sobre la crisis. Su país no quiere apoyar la ampliación del plan de rescate.

Entre los países que aún no han dado el visto bueno a la ampliación del Fondo de Rescate de la UE para prevenir futuras crisis de deuda está Eslovaquia. El presidente del Parlamento, Richard Sulik, explica este domingo en el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung algunas de sus razones en una entrevista en la que aboga por la quiebra de los países despilfarradores.

Sulik opina que lo que amenaza a la Eurozona es "el propio Fondo de Rescate", porque, en su opinión, la crisis de deuda "no se puede solucionar con más deuda". Sobre Grecia, el político, del partido liberal eslovaco, apuesta por una suspensión de pagos con quitas de un cincuenta por ciento y por una mayor implicación de los griegos en la gravísima situación que vive el país.

Para Sulik, Grecia necesita, ante todo, una reforma fiscal similar a la que se emprendió en Eslovaquia porque su principal problema, dijo, es que "la mayor parte de los griegos no pagan impuestos". Y afirmó que incluso en algunas de sus oficinas de Hacienda no tienen ordenadores. La pregunta, en su opinión, es si "el pueblo va a colaborar", porque hasta que se vean "los primeros frutos, faltan años".

Preguntado por si no teme una quiebra del país heleno, y sus consecuencias para el sistema financiero europeo y mundial, el eslovaco responde tajante: "Yo dejaría quebrar a los bancos". Los fondos de los ciudadanos, alegó, están garantizados por el Estado, y una quiebra, sostuvo, "sería más barato que salvarlos".

Con semejante contundencia contesta a la pregunta sobre el peligro de contagio a economías mucho mayores, como la española o la italiana, y el papel que puede jugar en ello el fondo de rescate europeo. Según Sulik, "España puede y debe solucionar sus problemas por sí misma". Indica, además, que una subida de intereses serviría para "elevar la motivación" y reestructurar la economía.

A lo largo de la entrevista, el político eslovaco insiste en su rechazo a colaborar con el rescate, y apunta que no es una cuestión de solidaridad. Esa solidaridad que esgrimen algunos, cuenta, es "perversa" y un "camino al socialismo": "Al final, estaremos todos igual de mal, incluida Eslovaquia". "La vida conlleva insolvencia, tenemos que aceptarlo. La Eurozona sólo funcionará si los Estados pueden quebrar y los inversores lo saben", afirma.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro