Menú

La Cumbre del Euro sienta las bases de los 'Estados Unidos de Europa'

Los líderes de la Eurozona acuerdan modificar los tratados de la UE para avanzar en la "unión económica". Grecia se convertirá en un protectorado.

0

Ni el refuerzo del Fondo de rescate europeo (EFSF, por sus siglas en inglés), ni el nuevo plan para recapitalizar a la banca ni aumentar al 50% la quita sobre la deuda griega, pese a ser temas centrales en la Cumbre extraordinaria de este miércoles, se pueden comparar con la importancia que ha recabado la necesidad de avanzar hacia una auténtica "integración" económica en la zona euro, más allá de la Unión Monetaria vigente hasta el momento.

Tal y como avanzó Libre Mercado, los principales líderes de la Unión acordaron cambios en los tratados fundacionales de la UE a fin de alcanzar este objetivo. Basta con observar el documento oficial de conclusiones acordado en la madrugada del miércoles: de los 15 folios que consta el texto, 7 están dedicados exclusivamente a esta cuestión.

El objetivo consistirá en seguir, mejorar la disciplina presupuestaria y profundizar en la unión económica, lo que incluye estudiar la posibilidad de introducir cambios limitados en los Tratados. En diciembre de 2011 se presentará un informe provisional para convenir en las primeras directrices, el cual incluirá un programa de trabajo sobre la manera de proceder respetando plenamente las prerrogativas de las instituciones. Para marzo de 2012 se ultimará un informe sobre la manera de ejecutar las medidas acordadas.

Las claves sobre la futura "integración" económica, uno de los puntos exigidos en los últimos meses por Francia, Alemania y el Banco Central Europeo (BCE), se resumen, básicamente, en cuatro:

1. Protectorado en Grecia:

"Deberán reforzarse los mecanismos de supervisión de la ejecución del programa griego", en referencia a las reformas económicas y medidas presupuestarias a las que se comprometió el Gobierno de Atenas a cambio del rescate internacional, con el objetivo de reducir el déficit y potenciar el crecimiento.

Así, según el texto acordado, aunque "el programa está en manos de Grecia, y su aplicación es responsabilidad de las autoridades griegas [...] la Comisión, en colaboración con los otros componentes de la Troika [CE, FMI y BCE], creará una capacidad de supervisión sobre el terreno que cubra la duración del programa [...]  para garantizar la aplicación puntual y plena de las reformas".

Esta "nueva función" se plasmará a través de una modificación en Memorando de Entendimiento, que es el documento en el que se incluyen las condiciones del rescate heleno. De este modo, Alemania ve satisfecho su objetivo, el de convertir a Grecia en una especie de protectorado, bajo la supervisión estricta de Bruselas. Este cambio limitará la soberanía nacional de Grecia, lo cual supone un hito sin precedentes en la historia de la Unión.

2. Coordinación y supervisión económica y presupuestaria:

En su objetivo de crear una auténtico "gobierno económico", Bruselas plantea "reforzar la coordinación y supervisión de las políticas económica y presupuestaria" para "garantizar la estabilidad y la sostenibilidad de toda la zona". Así, "tras su entrada en vigor, en enero de 2012, se ejecutará de forma estricta como parte del Semestre Europeo".

Según el acuerdo, "seguiremos avanzando en la integración de las políticas económicas y presupuestarias mediante el refuerzo de la coordinación, la supervisión y la disciplina". En este sentido, más allá del llamado Pacto por el Euro Plus (el pacto de competitividad propuesto por Francia y Alemania), los líderes europeos se comprometen a aplicar las siguientes "medidas adicionales en el plano nacional":

  • "Adoptar en cada Estado miembro de la zona del euro unas normas de equilibrio presupuestario en términos estructurales que plasmen el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en la legislación nacional, preferiblemente de rango constitucional o equivalente, antes de finales de 2012". Es decir, establecer límites de déficit y deuda pública similares a los introducidos por España en la reciente reforma constitucional.
  • "Reforzar los marcos presupuestarios nacionales más allá de la Directiva sobre los requisitos aplicables a los marcos presupuestarios de los Estados miembros. En particular, los presupuestos nacionales deben basarse en previsiones de crecimiento independientes". Esta adición no es algo baladí, ya que la base de un presupuesto radica en las previsiones de crecimiento. Hasta ahora, éstas dependían exclusivamente de las estimaciones de cada gobierno, pero estos cambios limitarían tal capacidad.
  • "Consultar a la Comisión y a otros Estados miembros de la zona del euro antes de adoptar cualquier plan importante de reforma de las políticas presupuestarias o económicas".
  • "Seguir las recomendaciones de la Comisión y del Comisario competente sobre la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento".

El acuerdo también establece una serie de medidas de supervisión concretas para aquellos estados que incumplan los límites de déficit y deuda, 3% y 60% del PIB, respectivamente:

  • "La Comisión y el Consejo tendrán la facultad de estudiar los proyectos de presupuesto nacionales y de pronunciarse al respecto antes de su adopción por los parlamentos nacionales correspondientes".
  • Además, la "Comisión supervisará la ejecución presupuestaria" y, en caso necesario, sugerirá modificaciones a lo largo del año.
  • En caso de desviaciones de un programa de ajuste, se realizarán una "supervisión y una coordinación más estrictas de la ejecución del programa".

3. Unión Monetaria, y ahora también "Económica":

Los estados miembros se comprometen a poner en marcha una "coordinación pragmática de las políticas tributarias en la zona del euro". En concreto, "está en curso la labor legislativa sobre las propuestas de la Comisión relativas a la base tributaria consolidada común del impuesto de sociedades y a un impuesto sobre las transacciones financieras". Esta armonización fiscal a nivel de Sociedades y tasas financieras constituye, igualmente, un hito, y marca el inicio de un nuevo marco tributario en la zona euro.

4. "Gobierno de la zona del euro" y "Presidente de la Cumbre del Euro":

Más allá de la Comisión Europea (Gobierno de la UE) o las autoridades burocráticas de la Eurozona como, por ejemplo, el BCE, el acuerdo sienta las bases de un futuro "Gobierno de la zona del euro", con un nuevo "Presidente".

"Se reforzará la estructura de gobierno de la zona del euro, preservando al mismo tiempo la integridad de la Unión Europea en su conjunto". ¿Cómo? El documento no detalla las características de esta futura entidad, pero insta a comenzar esta tarea, con el objetivo de reforzar "la convergencia económica en la zona del euro". De hecho, avanza 10 medidas a implementar en este ámbito. Destacan las siguientes:

  • El Presidente de la Cumbre del Euro será designado por los Jefes de Estado o de Gobierno de la zona del euro cuando el Consejo Europeo elija a su Presidente y por el mismo mandato.
  • Cuando concluya el mandato del Presidente actual del Eurogrupo se decidirá si el Presidente de la Cumbre del Euro debe elegirse entre los miembros del Eurogrupo o si debe ser un presidente permanente con destino en Bruselas.
  • Habrá reuniones periódicas de la Cumbre del Euro, que reunirán a los Jefes de Estado o de Gobierno de la zona del euro y al Presidente de la Comisión. Estas reuniones se celebrarán como mínimo dos veces al año
  • En las Cumbres del Euro se definirán directrices estratégicas para la ejecución de las políticas económicas y para lograr una mayor competitividad y convergencia en la zona del euro.
  • El Presidente de la Cumbre del Euro, el Presidente de la Comisión y el Presidente del Eurogrupo se reunirán periódicamente, al menos una vez al mes.
  • El "Eurogrupo" tendrá un presidente permanente con destino en Bruselas; se reforzarán las estructuras administrativas existentes para facilitar el apoyo adecuado al Presidente de la Cumbre del Euro y al Presidente del Eurogrupo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot