Menú

Nazis y comunistas apoyan a los 'indignados' de Wall Street

Las dos ideologías colectivistas coinciden en culpar al capitalismo de la crisis y recomiendan las mismas soluciones anti-liberales para superarla.

El Partido Nazi de Estados Unidos ha hecho público su apoyo a Occupy Wall Street, la protesta anticapitalista de similares características a la de los indignados españoles, que se ha instalado en las inmediaciones de la bolsa de Nueva York y en otras ciudades del país. En un comunicado emitido al cumplirse un mes de estas protestas, el American Nazi Party (ANP) anima sus seguidores a "apoyar y sumarse al movimiento Occupy", ya que éste se dirige contra "los banqueros capitalistas judíos que oprimen a la clase trabajadora blanca".

Según el ANP, las protestas populares crecen "porque Estados Unidos ha difundido el evangelio del capitalismo alrededor del mundo. Un evangelio falso, con promesas falsas". Además, "el hecho de que quienes lideran estas protestas sean de izquierdas", asegura el texto, "simplemente demuestra hasta qué punto se encuentran ellos en sintonía con los trabajadores blancos".

El comunicado está firmado por el presidente del ANP, Rocky Suhayda, quien expresa su deseo de que los supremacistas blancos "muestren algún día el mismo valor y la misma entrega que esta gente luchadora", en referencia a los indignados americanos: "Mi corazón está con ellos".

Aunque no hay manifestantes nazis en Occupy Wall Street, sí han tenido lugar expresiones de antisemitismo ocasionales, de las que la prensa estadounidense se ha hecho eco. Una profesora de una escuela pública de Los Ángeles que participaba en las protestas fue despedida tras declarar a Reason TV que "los judíos sionistas que dirigen los grandes bancos y la Reserva Federal deberían ser expulsados del país".

Algunos medios critican la diferencia con que se informa sobre este tipo de incidentes según se trate del Occupy Wall Street o del Tea Party, organización a la que en numerosas ocasiones se ha acusado de racismo. "Imagínense el escándalo si esto hubiera ocurrido en un acto del Tea Party", afirma Noel Sheppard, subdirector de News Busters, una página que critica los errores de los medios izquierdistas.

El Comité de Emergencia por Israel, un lobby judío republicano, ha emitido un vídeo en el que se observan varias manifestaciones hostiles hacia Israel y los judíos. Sin embargo, se trata de episodios más bien anecdóticos, protagonizados por individuos de escasa relevancia, que en absoluto convierten Occupy Wall Street en un movimiento antisemita. De hecho, muchos de sus participantes son judíos, y varios centenares de ellos celebraron el Yom Kippur en Wall Street .

En un segundo manifiesto emitido pocos días después del anterior, el líder nazi Suhayda reitera su admiración por estas protestas y añade una serie de ideas típicas de la ideología nacionalsocialista, difícilmente distinguibles de los planteamientos habituales de la izquierda y de las propias reivindicaciones de los indignados: "El actual sistema capitalista es depredador; recortar las prestaciones sociales es una ofensa, rebajar los impuestos a los ricos es absurdo", y hay que "resistir" contra la "avaricia de los banqueros de Wall Street".

Entonces, ¿cómo se arregla la economía, según el Partido Nazi? "Nuestros dirigentes no entienden que se necesita consumir y para eso la gente necesita trabajos". Sin embargo, "los ricos no necesitan gastar, pueden vivir de las rentas, ¿para qué van a crear empleos?". El Gobierno tiene que crear puestos de trabajo, ésa es la solución, según los nazis.

Los comunistas también se suman a las protestas

La otra gran ideología anti-liberal, el comunismo, también apoya las protestas. El Partido Comunista de EEUU (CPUSA) se ha sumado con entusiasmo a este movimiento y varios de sus dirigentes han participado en las concentraciones. Un portavoz de CPUSA, John Batchell, fue ovacionado varias veces durante su discurso en la concentración de Chicago, donde animó a los manifestantes a "seguir luchando hasta que consigamos lo que necesitamos". Batchell no especificó qué necesitan o quiénes son.

Entre los símbolos comunistas que se ven en Occupy Wall Street están las imágenes de Ernesto Guevara. Es razonable pensar que quienes las exhiben ignoran que, en 1962, este militar propuso atacar Nueva York con misiles nucleares. El CPUSA propone "cobrar impuestos a los ricos", "sustituir el capitalismo por un sistema que ponga a las personas antes que a los beneficios", y terminar con la "avaricia" de las compañías médicas y financieras.

¿Cómo se arregla la economía, según el Partido Comunista?: "El país no puede confiar en el sector privado, ni en el consumo. Necesitamos que el Gobierno cree puestos de trabajo". Las coincidencias entre nazis y comunistas no son casuales. Ambas son ideologías colectivistas que propugnan la restricción de la libertad económica, el control del Estado sobre la vida de los ciudadanos y la sumisión del individuo al grupo. Como explica Hayek en Camino de Servidumbre, el nacionalsocialismo fue la evolución natural del socialismo en la Alemania de los años 30. Los nazis, simplemente, fueron socialistas coherentes, que llevaron dicha ideología hasta sus últimas consecuencias.

Hitler: "Somos socialistas"

Sin consultar a Google, adivine de quién es la siguiente cita: "Somos socialistas, enemigos del actual sistema capitalista que explota a los débiles con sus salarios injustos, con su valoración inmoral del ser humano por su dinero y no por sus logros, y estamos decididos a destruir este sistema a toda costa". Sí, es del más renombrado socialista de todos los tiempos, Adolf Hitler. Si viviera, es probable que compartiera la admiración del Partido Nazi Americano por estos jóvenes anticapitalistas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador