Menú

Nueva cuenta atrás: Grecia se quedará sin dinero en 20 días

Bruselas no ejecutará el siguiente tramo del rescate hasta que todas las fuerzas políticas griegas se comprometan a cumplir los ajustes.

Nueva cuenta atrás. Aunque el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se mostró este martes "optimista" sobre el rápido desembolso del sexto tramo de ayuda a Grecia (8.000 millones de euros), la UE no lo ejecutará hasta que reciba garantías de todas las fuerzas políticas griegas de que cumplirán las medidas de ajuste pactadas.

En una rueda de prensa en Luxemburgo con el primer ministro griego, Lukás Papademos, Juncker restó importancia a que los partidos políticos griegos no hayan enviado aún el compromiso escrito a sus socios comunitarios. "No estaba previsto de que el primer ministro Papademos tuviera hoy la carta. Estoy seguro de que la tendremos antes de la próxima reunión del Eurogrupo", prevista para el 29 de noviembre, declaró el primer ministro luxemburgués.

En esta reunión, los países de la zona del euro podrían aprobar el desembolso del sexto tramo del primer rescate griego, siempre que el Ejecutivo heleno haya presentado las garantías escritas de que cumplirá con lo pactado con sus socios. El presidente del Eurogrupo aseguró que tiene "confianza" en que las fuerzas políticas griegas llegarán a un acuerdo para poner sobre el papel su compromiso con la consolidación fiscal.

Sin embargo, por el momento, no hay dinero, ya que la principal fuerza de la oposición helena, Nueva Democracia, liderada por el conservador Antonis Samaras, ha reiterado su intención de rechazar tales ajustes. Mientras, el tiempo se agota, ya que el Gobierno de Atenas se quedará sin dinero para sufragar pensiones o sueldos públicos en apenas 20 días, según las fuentes consultadas por Dow Jones.

No es la primera vez que Grecia se encuentra en esta situación. Atenas ya advirtió de que se quedaría sin liquidez a mediados de octubre si no recibía el citado tramo del rescate, pero tras la negativa europea al desembolso, sorprendentemente, el Ejecutivo heleno se sacó de la manga unos 1.500 millones de euros para, en principio, poder aguantar hasta el presente mes de noviembre. Tal y como está la situación, parece claro que la UE tampoco entregará el dinero este mes, con lo que, por lo pronto, Atenas tendrá que esperar hasta diciembre. Ahora, parece que su Gobierno tan sólo podrá aguantar hasta poco antes de Navidad para evitar la suspensión de pagos. Por si acaso, Berlín ya se ha preparado para una eventual salida de Grecia del euro.

Mientras, los préstamos de emergencia proporcionados por el Estado a la banca griega se han duplicado, desde los 30.000 hasta los 60.000 millones de euros a través de las líneas extraordinarias del Banco Central de Grecia (ELA, por sus siglas en inglés). Y ello, con el fin de garantizar la liquidez bancaria y los depósitos, según señaló el lunes el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos. En los últimos meses, la fuga de depósitos en Grecia se ha disparado hasta niveles récord ante el temor de quiebra soberana y posible la salida del euro.

Presupuesto para 2012

El desembolso está supeditado, tanto al citado compromiso por escrito de los políticos griegos como a la aprobación de los Presupuestos para 2012, que tendrá lugar en diciembre. El Comité de Asuntos Financieros del Parlamento heleno acaba de iniciar la revisión del proyecto de cuentas públicas para 2012, que incluye impuestos adicionales por 3.600 millones de euros. El citado comité, en el que participan 51 diputados de los cinco partidos parlamentarios, estudiará en los próximos días el documento para hacer observaciones, antes de que sea debatido en la sesión plenaria a partir del 3 de diciembre.

Los tres partidos que integran el nuevo gobierno de Papadimos- el socialista Pasok, el conservador Nueva Democracia y el ultraderechista Laos- cuentan con una amplia mayoría, de 252 de los 300 escaños de la Cámara, por lo que se da por hecho que el presupuesto será aprobado. Su ratificación se espera para la medianoche del 7 de diciembre.

Los asalariados del sector público, jubilados, campesinos, profesionales autónomos y dueños de propiedad, calculados en unas 8.500.000 personas, tendrán que aportar aun más de lo que ya han hecho en los últimos 21 meses de austeridad debido a la entrada en vigor de nuevos impuestos. Se calcula que los ingresos el Estado aumenten en un 7,1% en 2012, de los 49.702 millones de euros de este año a los 53.3001 millones. Los impuestos directos incrementarán en un 17,4% equivalentes a 24.213 millones de euros, según los cálculos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador