Menú

Portugal emplea fondos de pensiones privados para reducir déficit

El Estado luso ingresará 6.000 millones después de que la banca acordara transferirle sus fondos de pensiones.

La transferencia de fondos de pensiones de la banca portuguesa (de sus empleados) al Estado luso reportará unos ingresos de cerca de 6.000 millones de euros, cantidad que contribuirá a que Portugal cumpla con la meta de reducción del déficit público este año. Así lo informó el pasado viernes el Gobierno luso a través del secretario de Estado de la Administración Pública, Hélder Rosalino, quien compareció ante los medios después de que el Consejo de Ministros aprobara el acuerdo alcanzado el pasado miércoles con las entidades financieras.

Con esta operación, el Ejecutivo confía en rebajar el déficit público del 9,8% del PIB en 2010 hasta el 5,9% en 2011, tal y como piden la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de que el país siga recibiendo un préstamo de 78.000 millones de euros.

Según Rosalino, un total de 15 instituciones de crédito portuguesas participarán en esta transferencia al Estado, que asumirá la responsabilidad de las pensiones de 27.000 personas, informa Efe. Este pacto beneficiará en parte también a las entidades financieras, ya que el Ejecutivo conservador luso destinará la mitad de la cantidad recibida, en torno a 3.000 millones de euros, al pago de las deudas que mantienen las Administraciones Públicas con la banca.

Analistas lusos consideraron que esta transferencia puede contribuir a facilitar liquidez a los bancos y conseguir que éstos, a su vez, incrementen la concesión de créditos para favorecer el crecimiento de la economía local, que está sumida en la peor crisis de las últimas décadas.

Sin embargo, la medida podrá perjudicar los resultados de estas entidades financieras en términos de rentabilidad y solvencia, tal y como expuso ante el Parlamento esta misma semana el presidente de la Asociación Portuguesa de Bancos (APB), António de Sousa.

Por ello, se especula con que varios bancos lusos acaben por recurrir a fondos públicos para lograr así cumplir con los requisitos de las autoridades europeas, que les obliga a presentar un rátio "Core Tier 1" en el 9 % antes de que acabe el año. Los responsables del Banco Comercial Portugués (BCP) y el Banco Portugués de Inversiones (BPI) ya admitieron esta opción el pasado mes de octubre, mientras que el Banco Espirito Santo (BES) se reafirmó hoy mismo en su intención de no utilizar capital público.

El rescate financiero concedido por UE y el FMI a Portugal este año reserva 12.000 de los 78.000 millones de euros prestados a las posibles necesidades de recapitalización de la banca lusa.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador