Menú

Dos años sabáticos para Elena Salgado y la bancarrota de las cajas fuertes

La reunión entre Merkel y Sarkozy se lleva todas las portadas. Pero hoy Cinco Días nos cuenta qué harán los ministros de Zapatero.

0

Sin novedad. Se esperaba que hoy Merkel y Sarkozy, o más bien la reunión apodada como "Merkozy" se llevara todas las portadas. Y así ha sido. Europa entera estaba pendiente de la reunión entre los dos mandatarios y así se refleja en la prensa de este martes. Dice Expansión que "Merkel y Sarkozy reajustan Europa" y nos cuenta que ambos líderes "proponen reformar el Tratado aunque no estén todos los socios", que dicen "no al eurobono" pero sí "a sanciones automáticas antidéficit excesivo". Por último señala que Rajoy se sumará el miércoles en Marsella al pacto Berlín París.

También en la portada, recoge las "seis reglas de la nueva Europa", a saber: "Las decisiones se adoptarán con una mayoría del 85%; sanciones automáticas para el país que vulnere el déficit del 3%; los presupuestos serán ratificados por cada tribunal constitucional; el mecanismo de estabilidad se adelanta de 2013 a 2012; el consejo de líderes será el gobierno económico del euro; Rechazo a la emisión conjunta de los eurobonos". En su editorial se limita a hablar de "un primer paso hacia una Unión Económica", aunque deja entrever un moderado optimismo ante el panorama que se abre y que aún no se ha concretado del todo.

En el Economista cuentan que "Merkel y Sarkozy irán de la mano para cerrar pronto la crisis del euro". Añade que "Quieren un nuevo tratado que sea aprobado en marzo sólo por los socios de la eurozona".

En su editorial señala que "al fin el dúo franco alemán cede en pro de la estabilidad del euro en una semana clave para el destino de la UE". Tampoco lanza las campanas al vuelo y dice que ambos líderes asumen la "vía rápida" para salvar el euro.

En Cinco Días titulan "Merkozy reajusta Europa" y se muestran prudentes ante el acuerdo. Aunque no se expresa en términos excesivamente optimistas, dice que, "la nueva eurozona en la que es necesario estar".

Pero no sólo de "merkozy" vive la presna económica. La huelga de pilotos de Iberia presionando al sector turístico también tiene su espacio en las portadas, aunque las noticias más curiosas las encontramos en el Economista y en Cinco Días.

Dice el único periódico económico que no lleva sus páginas en color salmón que "Ordóñez exige que la banca detalle sus activos tóxicos". Después de cuatro años de crisis económica, alguno podría pensar que ya era hora de que lo pidiera. Claro que, si tenemos en cuenta la actuación de MAFO en el caso de la CAM –ocultando el verdadero agujero de la entidad para colocarla a una SIP-, no puede extrañarnos.

Por otro lado, también el Economista nos cuenta que "El FGD cubrirá las pérdidas por la venta de la CAM al Banco Sabadell". Da la impresión de que el Ejecutivo va a emplear el Fondo de Garantía de Depósitos (conformado para garantizar precisamente los depósitos de los clientes de las entidades financieras ante posibles quiebras) para casi todo. Ya dijo que lo utilizaría para apoyar a comunidades autónomas con problemas de déficit. También para ayudar a la reestructuración del sistema financiero. Ahora, pretende el Banco de España que sea la barita mágica que logre convertir en princesa a la cenicienta de la CAM.

Y pasamos a Cinco Días de nuevo que nos cuenta hoy en portada uno de los sectores que más acusa la crisis recientemente: el de las cajas fuertes. Dice este diario que el sector ha acusado el duro golpe de la práctica desaparición del sector inmobiliario y de las agudas dificultades del sector financiero. Pero más que eso, la competencia de los fabricantes asiáticos de las cajas de seguridad, ha pasado factura a los fabricantes españoles de cajas fuertes.

Para terminar, un plato fuerte: El futuro de los ministros de Zapatero. Y es que este diario nos cuenta qué harán los ministros que dejan el cargo este mes de diciembre a partir de ahora. Llama la atención el caso de Elena Salgado, que cogerá dos años sabáticos. Dice el periódico, que por la ley de incompatibilidades. Sí, esa ley que impide a un cargo público como el de Salgado, asumir en la empresa privada responsabilidades que tengan que ver con su desempeño en la función pública.

Dicho esto, a continuación cuenta Cinco Días que Cristina Garmendia, pronto ex ministra de Ciencia e Innovación, volverá a la empresa privada –de la que proviene-. Y es que Garmendia fue presidenta de compañías de biotecnología. O el caso de Ángeles González Sinde, pronto ex ministra de cultura, que quiere volver a hacer películas. ¿A ellas no se les aplicará la ley de incompatibilidades? El resto, la mayoría, hará oposición desde el Congreso y con su acta de diputado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios