Menú

El empleo sufre el peor inicio de año desde el aciago 2009

Enero suma 177.470 parados y destruye 283.684 empleos respecto a diciembre. Se trata del peor inicio de año desde la fuerte crisis de 2009.

El empleo en España está registrando su peor evolución desde 2009. En concreto, los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de enero han sufrido el mayor deterioro desde el aciago 2009, cuando el PIB cayó más de un 3% en el conjunto del año.

El número oficial de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) ascendió a 4.599.829 personas el pasado enero, el nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El volumen de parados crece en 177.470 personas respecto a diciembre, un aumento del 4% intermensual. A nivel interanual sube en 368.826 personas, un 8,7% más. Así pues, se trata del segundo repunte más elevado registrado en un mes de enero de toda la serie histórica tras el sufrido en 2009, con 198.838 desempleados (un aumento intermensual del 6,35%).

El desempleo sube en todas las comunidades autónomas -encabezadas por Andalucía (39.050) y Madrid (22.756)- y en todos los sectores económicos: en Agricultura se incrementa en 6.282 (4,3%); en Industria sube en 15.105 (2,96%); en Construcción en 16.347 (2,11%); en Servicios en 132.581 (5,07%); y en el colectivo Sin Empleo Anterior aumenta en 7.155 personas (1,89%).

Además, no se trata de un mero incremento coyuntural. Así, enero suele ser un mes en el que el desempleo crece como resultado del fin de la campaña navideña, en la que se registra un repunte de la contratación temporal de trabajadores. Sin embargo, en términos desestacionalizados (eliminando ese efecto calendario), el desempleo sube en 45.581 parados respecto a diciembre, hasta un total de 4.472.367 personas.

Hasta aquí los datos oficiales. Sin embargo, a estas cifras es preciso sumar la bolsa de desempleados que quedan fuera del registro del Inem como consecuencia del maquillaje estadístico que introdujo el anterior Gobierno socialista en 2008. Desde entonces, el Ministerio descuenta de la cifra oficial a los parados que acuden a cursillos de formación, catalogados bajo el epígrafe de "demandantes de empleo no ocupados" (DENOS). En enero su cifra asciende a 348.303 personas, contabilizadas estadísticamente como parados "ocupados".

Además, el informe tampoco contabiliza a los 261.167 desempleados agrupados bajo el título de demandantes de empleo con "disponibilidad limitada" o "demanda de empleo específica". Estas personas, según afirma el antiguo Inem, "son aquellos demandantes, sin empleo, que indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo". Es decir, que son también parados.

De este modo, el número real de parados -sumando ambos epígrafes- asciende a un total de 5.209.299 el pasado enero, ocultándose así 609.470 parados en las listas oficiales.

En la actual crisis, el desempleo se ha incrementado en una media de 152.901 parados en los meses de enero (enero 2008-enero 2012), mientras que en la anterior crisis del 92-94 el desempleo aumentaba una media de 44.136 parados en los meses de enero.

Se acentúa la destrucción laboral

En cuanto a los datos de afiliación a la Seguridad Social, enero arrojó una destrucción de 283.684 puestos de trabajo respecto a diciembre, lo cual supone un descenso del 1,65%, siendo también el mayor deterioro intermensual desde enero de 2009 (-349.569 empleos, una caída del 1,89%).

El número de afiliados cae en 415.601 con respecto a enero de 2011, un descenso interanual del 2,39%. El volumen total de ocupados desciende del umbral de los 17 millones (16.946.237) por primera vez desde 2004.

En este caso, la destrucción de empleo en enero tampoco responde a factores coyunturales. La afiliación desestacionalizada (eliminando el efecto calendario) muestra un descenso de 74.205 ocupados respecto a diciembre (hasta un total de 17.153.492), el mayor desplome desde enero de 2009 (125.116 ocupados menos).

Por sectores, en el Régimen General, la afiliación media cayó en términos mensuales en prácticamente todos los sectores con especial incidencia en: Comercio (-47.875), Construcción (-29.526), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (-28.520) y Hostelería (-28.170). En cuanto a la variación interanual, se registran las caídas más importantes en Construcción (-190.143), Industria manufacturera (-71.501), y Comercio (-41.230), entre otros. El principal aumento de ocupados se contabiliza en las áreas de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (27.303), Educación (25.882) y Hostelería (4.986).

Balance muy negativo

Según la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), "tras cuatro años de crisis, no sólo se sigue destruyendo empleo sino, lo que es peor, la intensidad de esta destrucción aumenta". Todo ello, "no permite albergar expectativas de recuperación a corto plazo de nuestro mercado laboral".

Por su parte, según la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), los datos de enero reflejan que "seguimos por el mal camino" en materia laboral. "Asistimos nuevamente a un dramático escenario que, desgraciadamente, no nos es desconocido porque llevamos cuatro años asistiendo a nuevos récords negativos. La situación de la economía global continúa ahogando nuestras perspectivas, a la vez que nuestro propio mercado de trabajo aprieta todavía más el poco oxígeno que nos queda".

Temas

En Libre Mercado