Menú

Toxo: "Confío más en la presión que en otros cauces"

CCOO y UGT convocan movilizaciones para el 19 de febrero, pero no se atreven a plantear una huelga general.

0
Francisco Cabrillo valora la reforma laboral Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han transmitido este lunes a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que su reforma laboral está desequilibrada, porque favorece los intereses empresariales, y que va a ser inútil para generar empleo a corto plazo. Méndez y Toxo han hecho estas declaraciones a los medios tras entrevistarse con Báñez, quien les ha convocado junto a los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de CEPYME, Jesús Terciado, para explicarles la reforma laboral aprobada el viernes por real decreto ley y que entró en vigor ayer.

Según Méndez, también han comunicado a la ministra que con la reforma laboral se abre un camino "erróneo, injusto y muy peligroso para superar la situación de crisis". Los secretarios generales han valorado que la ministra les haya emplazado a mantener reuniones técnicas, que no negociadoras, para profundizar en el contenido de la norma. Al respecto, Toxo y Méndez han advertido que no se pueden generar falsas expectativas sobre esos encuentros, aunque han precisado que los piensan aprovechar para ver si se pueden cambiar los "horrores, que no errores", que contiene la reforma.

Los sindicatos han mantenido la convocatoria de una jornada general de protestas en toda España contra la reforma laboral para el próximo 19 de febrero. Además, tanto Toxo como Méndez han tachado de "inconstitucional" algunos puntos de la reforma. Por ello, celebrarán una jornada de protestas, aunque descartan por el momento la huelga general.

"No a la reforma laboral injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para el empleo" es el lema que los sindicatos CCOO y UGT han acordado para las manifestaciones que se producirán por toda España el próximo 19 de febrero.

En la sede del PSOE

Unas horas después de su reunión con Báñez, Toxo y Méndez acudían a la calle Ferraz de Madrid, donde se entrevistaban con Alfredo Pérez Rubalcaba para hablar sobre el contenido de la reforma laboral. En la rueda de prensa posterior a esta reunión han reiterado su oposición al texto del Gobierno: "Nuestra idea es reunirnos con todos los grupos. Vamos a intentar corregir algo, que a mi juicio, va más allá de una reforma laboral. Hay elementos que alteran nuestro sistema de convivencia, alteran el equilibrio entre las empresa y trabajadores" ha explicado Toxo.

Ambos han reiterado sus dudas sobre "la  posible inconstitucionalidad" de algunas cláusulas de la reforma. El secretario general de CCOO ha dicho que ya han definido una serie de acciones, manifestaciones y diversas movilizaciones para explicar a los trabajadores "la veracidad de la reforma". "Confío más en la presión de la ciudadanía y en la voluntad de cambio de los trabajadores de este país que en otros cauces" ha sentenciado Toxo.

Al ser preguntado por los periodistas si sindicatos y PSOE van a hacer actuaciones conjuntas, el secretario de CCOO ha afirmado que no, porque "cada uno tiene una función. Los sindicatos ya hemos decidido un camino a seguir y el PSOE decidirá cuál es su camino. Aunque dentro del parlamento tendremos la misma postura contra la reforma".

Por cierto, que al hilo de todo esto han llegado las declaraciones más sorprendentes de los líderes sindicales. Toxo ha dicho algo evidente "el PSOE en solitario no puede cambiar el texto de la reforma". Ni en solitario ni con nadie, podría pensar cualquiera, porque el PP tiene mayoría absoluta. Pero el líder de CCOO ha asegurado que su objetivo es convencer "al Grupo Parlamentario Popular de que vote en contra" de la reforma. Moral no le falta al sindicalista.

La respuesta de Báñez

Por la mañana, Báñez respondió a CCOO y UGT que la reforma laboral aprobada es equilibrada y constitucional, y además incorpora los acuerdos que ellos han alcanzado en materia de negociación colectiva. Según la ministra, les ha ofrecido iniciar una serie de negociaciones técnicas, que también se abrirán con los partidos políticos, para ver si es posible mejorar la reforma.

No obstante, ha dejado claro que la reforma es completa y no va contra nadie, al tiempo que da más oportunidades a los 5,3 millones de parados que hay. Por último, Báñez ha justificado su aprobación en que, ante la grave crisis económica y social que se vive, el Gobierno tenía que actuar.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD