Menú

El lujo no entiende de crisis

"En China el lujo es asumido como una aspiración vital; en cambio, el consumidor europeo de bienes de alta gama no tiende a la ostentación".

0

Es difícil encontrar un sector que no se haya visto afectado por la crisis económica. Uno de ellos es el mercado del lujo. A nivel mundial, a pesar la caída generalizada del consumo, esta actividad ha conseguido crecer en los últimos ocho años a un ritmo medio del 5% anual. El motivo del éxito en España se debe, principalmente, al consumo del turismo. De hecho, si en España este mercado mueve entre los 4.800 y los 5.000 millones de euros, el 30% de esta cuantía se debe a la aportación de los visitantes extranjeros.

A pesar de la incertidumbre en la economía mundial, en 2012 se prevé un repunte de la entrada de turistas extranjeros a España junto con un aumento del número de los consumidores procedentes de los países asiáticos. Estos buenos pronósticos, unidos a la probable devaluación del euro frente al yen japonés, el yuan chino o el dólar americano, apuntan a que este año el mercado del lujo en España continuará cosechando generosos resultados.

Pero, a pesar de la participación de los extranjeros en la expansión del sector, en España existe un mercado potencial para los productos de lujo estimado en el 20% de las unidades familiares. Dicho de otra forma, cerca de 3,5 millones de familias españolas forman parte de esta selecta clientela, según el primer informe sobre el mercado del lujo que ha realizado el Observatorio del Mercado Premium y de Productos de Prestigio de IE y MasterCard.

Dentro del mercado doméstico nacional se pueden clasificar a los consumidores en dos grandes perfiles:

  • Unidades familiares de mayores ingresos: compuesto por dos grandes grupos. Por un lado, por las familias con ingresos superiores a los 100.000 euros al año (que representan el 35% del total) y por otro, por las poseedoras de activos financieros, sin contar vivienda, de más de 750.000 euros (que suponen el 50% del mercado). El primer segmento, está formado por 390.000 familias que efectúan un gasto medio de entre 2.000 y 2.500 euros al año en productos de alta gama. La moda y los accesorios concentran el 60% de este consumo de lujo. El gasto medio del segundo grupo se sitúa entre los 10.000 y los 12.000 euros al año. Las joyas y los relojes son artículos que concentran una buena parte del gasto de este segmento, en concreto, un 35%.

La evolución del consumo este año estará condicionada, principalmente, por la rentabilidad de las inversiones financieras. Como en 2012 se prevé una mejoría en su comportamiento, también se espera que aumente el consumo de los bienes de lujo en este segmento.

  • Unidades familiares 'aspiracionales': este grupo consume productos de lujo de manera esporádica. Lo componen las familias con ingresos de entre 45.000 y 100.000 euros anuales. A pesar de que el gasto medio por unidad familiar es pequeño, menos de 500 euros al año, su gran tamaño hace que "acaparen" el 30% de las ventas. Los artículos de cosmética y accesorios son los preferidos de esta clasificación.

La contracción de la economía española y el aumento de los impuestos serán razones por la que esta categoría reducirá su consumo en 2012.

2012 creará empleo en el sector

"España tiene un buen horizonte de expansión en productos de alta gama. En 2012 se prevé que el sector se refuerce y aumente su crecimiento para lograr crear puestos de trabajo tanto este año como en los próximos.", asegura la presidenta ejecutiva de la Asociación Española del Lujo (Luxury Spain), Cristina Martín.

La Asociación Española del Lujo es una agrupación sin ánimo de lucro que pretende potenciar las marcas españolas exclusivas y de calidad. En la mayoría de los casos, los productos de lujo se asocian a las marcas extranjeras y por eso la misión de Luxury Spain ha sido desde su creación, en mayo del pasado año, dar a conocer los productos nacionales dentro y fuera de nuestras fronteras.

"En otros países, como Italia y Francia, se han sabido vender y promocionar sus marcas de manera más competente que en España. Aquí vamos con veinte años de retraso en ese sentido", añade.

La diseñadora Elena Benarroch, el aceite de oliva Castillo de Canena (catalogado como el mejor aceite del mundo según la prestigiosa guía Flos Olei), Gin Mare, la primera ginebra premium española, la casa de automóviles a medida Hurtan o la firma cosmética Mesoestetic son algunas de las marcas más populares del sector.

En cuanto al consumidor extranjero, Cristina Martín explica que "son los rusos y los chinos los que más gastan. De hecho, se estima que en 2015 China podría alcanzar los 100 millones de consumidores de alta gama. Aún así, se muestran pequeñas diferencias culturales según el país. Por ejemplo, en China el lujo es asumido como una aspiración vital, en cambio el consumidor europeo de bienes de alta gama no tiende a la ostentación", concluye.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios