Menú

Fitch trata a YPF como una participada de Repsol

La agencia ha decidido desconsolidar los resultados de YPF a la hora de contabilizar los flujos de caja y deuda de Repsol.

La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado de "BBB+" (nota alta de la calidad aceptable) a "BBB" (nota media de la calidad aceptable) el rating de Repsol después de que su filial argentina YPF decidiese no repartir el dividendo en efectivo y dedicarlo a recapitalizar la empresa.

Fitch ya había advertido hace unos días de que una "reducción significativa" del dividendo de YPF pondría "presión" sobre las calificaciones de Repsol.

Dados "los recientes sucesos en Argentina y la presión sobre YPF para reinvertir los flujos de capital en operaciones domésticas a medio plazo", la agencia ha decidido ahora desconsolidar los resultados de YPF a la hora de contabilizar los flujos de caja y deuda de Repsol.

El resultado de esta decisión, que ya tomó Fitch en su momento al desligar Repsol de Gas Natural Fenosa, es un deterioro del perfil financiero de la petrolera. YPF tiene un peso cercano al 35% sobre el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Repsol y sus dividendos le procuraban unos 600 millones de euros al año.

Esta desconsolidación también eleva el peso del área de downstream sobre la actividad de Repsol, que para Fitch pasa ahora del 30% al 45% del Ebitda. Esta circunstancia supone un riesgo añadido para el perfil crediticio de la petrolera, afirma.

Pese a mantener en estable la perspectiva de Repsol y calificar de "adecuada" su liquidez, la agencia añade que el rating podría volver a verse sometido a presión en caso de que el scrip dividend anunciado por la petrolera no cumpla las previsiones de rentabilidad o de que el grupo sea incapaz de vender el 5% en autocartera este año y conseguir con ello más flujo de caja.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro