Menú

¿El Ibex 35 da miedo? Llega la hora de ser alcista

El gran potencial no está operando a la baja sino al alza. España está en recesión, y ¿cuándo es más ventajoso invertir?: en recesión.

Hugo Ferrer / Ferrer Invest
0

El IBEX 35 está donde se merece. Y admito que puede caer algo más y hasta hacer una falsa rotura del doble suelo forjado entre septiembre y noviembre del pasado año. Vamos al grano. ¿Por qué soy alcista y lo digo frescamente cuando las palabras "desastre", "miedo" o "pánico" están en boca de todos? Primero porque confío en mi visión de los mercados y sé que a veces me voy a equivocar, pero como digo, confío y tengo razones para confiar.

Y solo confío en mí y no confío en nada que nadie me pueda decir, especialmente cuando el consenso sobre España es tan brutalmente bajista (ver: las 3 razones por las que casi nadie bate al mercado). Ya puede venir George Soros, Paul Tudor Jones o Ray Dalio y decirme que España será tragada por un agujero negro que no voy a hacerles ningún caso. Hay que seguir el instinto, el olfato de cada uno y dejar de lado lo demás. Estamos solos y somos los únicos que podemos decidir por nosotros mismos. Y si te equivocas, la lectura positiva es que no tendrás excusas para no responsabilizarte de tus errores. Qué maravilla es el pensamiento radicalmente individual y asumir las responsabilidad de tus actos y pensamientos.

He aquí el consenso:

El verano pasado también era alcista antes de las caídas de los índices, pero supe cambiar de opinión antes de lo peor de las caídas. Lo volveré a hacer si es necesario, pero no veo nada que justifique ser pesimista con respecto al IBEX en estos momentos.

La renta variable global es alcista:

La renta variable regional europea es alcista:

La renta variable subregional española (1,5% capitalización bursátil mundial) es alcista desde marzo de 2009, momento en que la renta variable global hizo suelo y está en lateral desde el pasado verano, en el que todos los índices cayeron por una psicosis, en mi opinión, poco justificada:

El conjunto de la bolsa mundial acompaña. De hecho, es lo que ha permitido que durante los últimos meses el IBEX no caiga como una piedra a pesar de los problemas de España. Lo que estamos viendo estos días es un recorte en la renta variable global y que se siente más en España, además la volatilidad ha aumentado por la incertidumbre que generan los nuevos Presupuestos y medidas del Gobierno.

Lo importante no es tanto que uno sea alcista o bajista. Eso puede cambiar de una semana para otra o un stop te puede decir "te estás equivocado". Lo importante es entender que, actualmente, el gran potencial no está operando a la baja sino al alza. España está en recesión, y ¿cuándo es más ventajoso invertir?: en recesión, por supuesto. Cuando la economía da asco, el ánimo inversor es pésimo y todos te insultan y menosprecian si dices que eres alcista. Es ahí cuando hay que tener la visión de que el mercado tiene el mayor potencial hacia arriba, no hacia abajo.

Por enésima vez traigo aquí las palabras de Kostolany: "Resulta extremadamente difícil, sobre todo para un especulador relativamente inexperto, actuar y comprar en contra del consenso general cuando los colegas, los amigos, los medios de masas y los expertos aconsejan vender".

Incluso aquéllos que conocen esta teoría y desean seguirla cambian su opinión en el último momento bajo la presión de la psicosis de la masa y dicen: "Teóricamente debería entrar ahora, pero esta vez la situación es diferente". Más tarde se confirma que también esta vez hubiera sido mejor actuar "anticíclicamente".

Hay que entrenar mucho, ser frío e incluso cínico para eludir la histeria de la masa. Ésta es la conditio sine qua non para el éxito. Por este motivo solo una minoría especula con éxito en la bolsa. Por lo tanto, el especulador debe ser valiente, comprometido y sabio. Incluso debería ser arrogante. Debería decirse a sí mismo: "Yo lo sé y todos los demás no".

Pero no basta con saber esto, tiene que haber un catalizador. Puede haber caídas a corto plazo, pero el potencial a la baja es reducido, más cuando todo el mundo opina lo mismo. Pero ¿cuándo subirá y formará una nueva tendencia alcista de largo plazo? La respuesta es sencilla: cuando la recesión técnica (en palabras de Mario Draghi) empiece a mostrar desaceleración o brotes verdes.

El asunto es que esos primero brotes verdes ya están apareciendo poco a poco, pero el mercado se encuentra asustado porque sospecha que los objetivos de déficit del Gobierno no se cumplirán y que la recesión no será "tan técnica" y ya es una recesión en toda regla. En mi opinión, tienen buena parte de razón, pero si los brotes verdes se confirman, la economía lo hará mejor y a final de año se podrá cumplir con el objetivo de déficit o se estará cerca.

¿De qué brotes verdes estoy hablando? Por supuesto no me refiero al empleo, que es un indicador retrasado, ni a lo que ves en la calle, que es, lamentablemente, muy triste. Me refiero a los indicadores líderes y a las encuestas a los sectores manufactureros y servicios.

A pesar de los malos datos manufactureros del lunes, el PMI composite de la eurozona, que también incluye al sector servicios, el cual no está tan mal como el manufacturero, parece desacelerar la caída. Si, finalmente, frena la última caída en las próximas semanas y empieza a girar al alza puede ser un signo de cambio de tendencia. La lectura de este mes fue 49.1 vs 49.3 de febrero. Un cambio de tendencia y subida por encima de 50 podría significar la salida de recesión europea y un brutal primer tramo de mercado alcista para el IBEX. Es lo que suele acontecer en las primeras fases de un nuevo mercado alcista tras una recesión, que las acciones/índices más repudiados luego son los que más suben (ver: cuando nace un mercado alcista, las mejores acciones son las que fueron repudiadas)

Evidentemente, estos datos de mejoría no solo deberían ser para el conjunto de la eurozona sino también para España. El sector servicios hispano sigue contrayéndose, pero la contracción se está desacelerando (46.3 en marzo vs 41.9 en febrero). En realidad, es un brote verde y tendríamos la confirmación cuando el PMI servicios España suba de 50:

El sector manufacturero es el que da menos alegrías, con una lectura en marzo de 44.5, bajando desde los 45 de febrero y con no buenas perspectivas para los siguientes meses.

Así, si la eurozona consigue remontar el vuelo y girar al alza, y el sector servicios español sigue desacelerándose en la caída y en algún momento empieza a expandirse (por encima 50), junto con otras variables que podemos observar y que sean adelantandas o coincidentes, podremos decir que el país estará saliendo de la recesión. Y es ahí cuando el mercado ibérico volará al alza.

Entre esos indicadores líderes tenemos el de la OECD que lleva meses girando al alza para el caso español, y en enero el índicador líder de la eurozona también ha empezado a girar al alza.

Estos días, sin embargo, es posible que la corrección de la renta variable global vaya a más y, por supuesto, el IBEX estará débil. Lo ideal sería romper los 7600, asustar a todo el personal y que vuelva sobre ese nivel antes de una gran subida. Entonces se harán ciertas de nuevo las viejas palabras de Rothschild: "Compra cuando haya sangre en las calles".

En resumen, por todo esto soy alcista para el IBEX 35:

1. El mejor momento para tener una mentalidad alcista es en medio de una recesión. La gente no lo entiende y piensa que el mejor momento es cuando todos nos damos golpes en la espalda de lo bien que van las cosas.

2. Ya hay indicios de brotes verdes para la eurozona y para España. En las últimas semanas ha habido un enfriamiento de los datos macro, pero si en las próximas semanas vuelven a acelerarse y se pasa a zona de expansión, la renta variable europea puede seguir su camino al alza y el IBEX, por fin, despegar. Los índices o acciones más rechazados son los que más suben con un cambio de tendencia macro.

3. El sentimiento negativo es extremo. No hay nadie que piense que el IBEX puede subir un 30%. El mercado gusta de engañar a la mayor parte de la gente la mayor parte del tiempo.

4. España ya ha cubierto la mitad de sus necesidades de financiación para 2012. La subida de los intereses en los últimos días sube ligeramente el coste del servicio de la deuda. No es un drama.

5. El pasado 5 de septiembre vimos portadas contrarians. Las portadas contrarians nunca salen en el suelo mismo del mercado sino unos meses o semanas antes. Aquí se estaría cumpliendo el patrón: caídas, portada contrarian, meses de estabilización (a veces con trampa bajista) y subida.

Solo el hecho del brutal consenso bajista debería ser suficiente para que le diera repelús el ser bajista. Seguro que muchos dirán aquéllo de "mira lo que dice el pobrecito". Y me puedo equivocar, como todos, pero en los momentos clave, cuando todos opinan lo mismo, suelo acertar más que casi todos los analistas e inversores. Siempre en estas situaciones hay que recordar las palabras de Kostolany que mencionábamos antes, entender donde está el verdadero potencial aún admitiendo movimientos a la contra en el corto plazo y, sobre todas las cosas, ver el vídeo El Juego de la Muerte. Una obra maestra basada en el experimento de Milgram para entender cómo la opinión de las masas constantemente ahoga nuestra propia opinión y condiciona hasta límites insospechados nuestra moral y juicio. Nunca crea a las masas en lo que a la bolsa se refiere.

Conclusión: salvajemente alcistas para España, admitiendo movimiento de corto plazo a la contra. Gran potencial al alza.

Un hombre debe de creer en sí mismo y en su juicio si piensa ganarse la vida en este juego.

Jesse Livermore

Los mercados alcistas nacen en el pesimismo, crecen en el escepticismo, maduran en el optimismo y mueren en la euforia.

John Templeton

 

Hugo Ferrer, Global Macro & Contrarian Trader. Fundador Ferrer Invest. Si estás interesado en los mercados financieros, puedes consultar todos los artículos del autor en su blog Contrarian Investing. Puedes suscribirte aquí para no perderte futuros artículos. También puedes seguirle en twitter.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios