Menú

Última oportunidad socialista

En el inicio de esta crisis los socialistas se las prometían muy felices viendo una oportunidad de aniquilar el capitalismo. Pero primero perdieron a los ciudadanos y ahora están radicalizando peligrosamente el mensaje.

GEES
0

No hay dinero público. Solo el que el Estado recauda o pide prestado. La justificación para su gasto recae en el poder público, no en el contribuyente o el inversor, que están legitimados para reclamar continencia. Imagínese un país cuyos ciudadanos votaron abrumadoramente para gastar menos y cuyos acreedores reclaman lo mismo: España. Pues, por arte de birlibirloque propagandístico, el bloque político mediático socialista ha salido en tromba azuzando el pánico por un presupuesto cumplidor. Como no puede ser anti-patriotismo, ¿qué es?

Primero los datos. A menor déficit mayor empleo. Así, Alemania 4,3% del primero, 7,4% de paro. Holanda 5,1% y 6%. Austria 4,4% y 3,7%. En cambio, Francia, que exhibe un desequilibrio del 7,1%, sufre un 9,8% de desempleo.

Pero la clave es el peso del Estado sobre la economía. Los economistas Furceri y Afonso en un estudio para el BCE de 2008 afirman, tras examinar este y el impacto de los impuestos para miembros de la OCDE y de la UE entre 1970 y 2004, que tanto un estado mayor como la volatilidad impositiva reducen la tasa per cápita de crecimiento. Concretamente un punto porcentual de incremento de gasto estatal hace disminuir esta en un 0,12 y 0,13 por ciento respectivamente para países de la OCDE y de la UE.

Por su parte, el artículo 135.2 de la Constitución española dice: "El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros". El pacto de estabilidad y crecimiento fija el límite global en el 3% y, de acuerdo con el procedimiento de corrección encargado a la Comisión europea, España debe alcanzarlo en 2013. Por último se lee en el artículo 3.1 a) del nuevo Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza firmado por España y otros veinticuatro países europeos, aún no ratificado: "la situación presupuestaria de las administraciones públicas de cada Parte Contratante será de equilibrio o de superávit".

¿Contra qué exactamente van los socialistas de todos los partidos: la evidencia empírica, la racionalidad económica, el derecho o todas estas cosas juntas?

En el inicio de esta crisis los socialistas se las prometían muy felices viendo una oportunidad de aniquilar el capitalismo. Pero primero perdieron a los ciudadanos y ahora están radicalizando peligrosamente el mensaje. Advierten con temor que esta debacle puede ser equiparable para la socialdemocracia a la sufrida por el socialismo real con la caída del Muro. No es poco irónico que sea Berlín desde donde se insiste en la solución ortodoxa. De cumplirse las obligaciones jurídicas, la razón o la experiencia, el socialismo puede tomarse unas largas vacaciones de poder. Su pánico es explicable ¿Es mucho pedir que cese de intentar transmitirlo a los demás poniendo en riesgo la recuperación que acabará de hundirlo? Obvio es que sí.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios