Menú

Correos reducirá su plantilla en 2.000 personas este año

La actividad de la compañía caerá un 5% en el presente ejercicio, que cerrará con 164,4 millones de pérdidas.

0

El presidente de Correos, Javier Cuesta, ha informado este jueves a la Comisión de Presupuestos del Congreso de que la actividad de la compañía caerá un 5% en el presente ejercicio, que cerrará con 164,4 millones de pérdidas antes de impuestos.

Durante su comparecencia, Cuesta ha precisado que los datos globales de todo el grupo Correos para 2012 contemplan 1.933,4 millones de euros de ingresos de explotación, un 11,2% menos que en 2011, y 1.903 millones de euros de cifra de negocio (-8,9%).

Por su lado, los gastos de explotación se reducirán un 3,5%, hasta 2.107,7 millones, y los resultados financieros caerán un 15,4%, hasta 9,9 millones. Con todo ello, el resultado antes de impuestos quedará en un saldo negativo de 164,4 millones.

Empresa matriz

Si se tiene en cuenta sólo la empresa matriz (excluyendo las tres filiales de Correos), los ingresos de explotación se elevarán a 1.788,9 millones (un 12% menos como consecuencia del descenso de ingresos por el menor número de procesos electorales y por la vuelta a la tarificación bimensual de las compañías eléctricas), a los que habrá que sumar la subvención que finalmente se apruebe en los presupuestos generales del Estado, cifrada actualmente en medio millón de euros.

Frente a esos ingresos, los gastos de explotación de Correos caerán un 3,6% hasta los 1.961,8 millones de euros, con un descenso especialmente acusado en el capítulo de personal, que supone el 73,1% del total de gastos y que retrocederá un 5,3% (1.434,2 millones) por la suspensión de las aportaciones al plan de pensiones y por la minoración en casi 2.000 efectivos mediante bajas incentivadas y traspaso de funcionarios a la Administración General para adecuar a los nuevos niveles de actividad la actual plantilla, que tiene 58.000 empleados (22.000 de ellos funcionarios).

Así, el resultado neto de explotación de la matriz será de 173 millones de pérdidas, con 6,5 millones de beneficios en los resultados financieros, por lo que el balance final (sin contar impuestos) será de 166,5 millones de euros de pérdidas.

Con respecto a las inversiones, Cuesta ha precisado que se mantendrán en un nivel "moderado" de 74,3 millones de euros destinados, fundamentalmente, a infraestructuras, mecanización, transporte y sistemas informáticos para lograr más ahorros y potenciar nuevas áreas de actividad.

Liquidación 2011

El presidente de Correos ha aprovechado su comparecencia para avanzar también los datos de liquidación del pasado ejercicio, que elevan a 1.946 millones el importe neto de actividad, a 1.515 millones los gastos de personal y a 384 millones el servicio exterior. Así, el año se cerró con un saldo positivo de 3 millones de euros, antes de impuestos.

También ha precisado que las subvenciones consignadas en el pasado presupuesto para el servicio postal universal se fijaron en 43 millones de euros, si bien al cierre del ejercicio el coste real se elevó a 200 millones de euros, por lo que "habrá un déficit de 160 millones" que el Estado deberá validar y compensar.

En este sentido, ha recordado que aún están pendiente de pago por parte del Estado 318 millones de los 562,7 millones de euros devengados por las liquidaciones de 2008, 2009 y 2010.

Si esta cantidad se suma a la que se deberá cuando se apruebe la liquidación del pasado ejercicio, la cifra de la que Correos será acreedor ante el Estado será de 476,1 millones de euros, junto a los 205 millones de Tesorería que están consignados ante la Dirección General del Tesoro por orden gubernamental y a los que puede acceder en cualquier momento que lo necesite, cosa que ocurrirá previsiblemente este año.

Fuerte competencia

Según el presidente de la entidad, estas cifras son resultado, entre otros condicionantes, de la situación económica general pero también de la liberalización del mercado, que ha elevado la competencia, especialmente en los segmentos "más rentables" del mercado, aprovechándose de las inversiones ya realizadas por Correos y aplicando políticas de bajo coste. "Falta el desarrollo normativo de la liberalización para garantizar la sostenibilidad financiera del servicio postal universal", ha reclamado. Además, desde 2007 los envíos han caído un 24,8%, sólo en 2011 el descenso fue del 7,9%, mientras que los costes del servicio postal universal se mantienen como consecuencia de la alta dispersión y baja densidad poblacional del país.

También ha tenido impacto, según Cuesta, la pérdida de actividad como consecuencia de la generalización de la comunicación electrónica, así como por las políticas de recortes en las empresas y el desarrollo de la administración telemática.

Nuevos nichos de negocio

Por todo ello, el presidente del grupo ha expresado su firme apuesta por "explotar nuevos mercados" como el del marketing multicanal, la paquetería o los servicios financieros, así como de fomentar una mayor eficiencia operativa y económica, ofreciendo más calidad y soluciones que demandan los clientes tales como mejoras en el uso de tecnologías o la tecnificación de la gestión.

En concreto, Cuesta ha hecho referencia al convenio entre Correos y Deutsche Bank para la prestación de servicios financieros, un acuerdo "mejorable" y con el que no está "contento". Además, también ha apostado por aprovechar al máximo la "red capital de oficinas y recursos humanos" para construir nuevos negocios.

Estas iniciativas se concretarán en el nuevo Plan Empresa 2011-14, en el que la dirección de Correos ya está trabajando y que servirá para trasladar las ideas contenidas en el plan anterior a medidas "de acción rápidas y concretas". La integración del grupo en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) favorecerá también a estos objetivos.

Primera empresa del país

El portavoz socialista en la materia, Román Ruiz, ha recordado que Correos es "la primera empresa pública del país", con 4.500 millones de envíos al año y 19 millones de clientes particulares y dos millones de empresas. Por eso, ha instado al presidente a usar los instrumentos con los que cuenta para "adecuarse a la nueva situación de más competitividad", ofreciendo además la colaboración del PSOE en este objetivo.

Su homólogo en el PP, Carlos Muñoz Obón, ha aprovechado para desear "mucha suerte" a Cuesta en la nueva tarea que acomete, que ha reconocido es "difícil por la coyuntura de austeridad y por el cambio regulatorio" en el sector.

En Libre Mercado

    Servicios