Menú

El 'suicidio' de Grecia: quiebra, comunismo y campos de concentración

Los partidos que tienen la llave del poder rechazan los acuerdos internacionales contraídos con la UE y el FMI.

Toni Mascaró
0

En las pasadas elecciones, el Parlamento griego ha quedado repartido entre siete partidos, algunos de muy reciente creación y con postulados radicalmente opuestos a respetar los acuerdos que Grecia ha contraído con la Unión Europea y el FMI. Un repaso a los criterios de los partidos con los que podría pactar Syriza o el Pasok, pueden dar una idea de lo que le espera a Grecia.

Syriza: fundada en 2004; 52 escaños (16,78% de los votos). Según algunos sondeos, podría convertirse en la fuerza más votada en los nuevos comicios.

La Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) está formada por diversos movimientos ecologistas y comunistas. Para muestra, un botón: la Coalición de la Izquierda de los Movimientos y la Ecología, Renovación de la Izquierda Ecológica Comunista, la Organización Comunista de Grecia, la Izquierda Internacionalista de los Trabajadores, Rosa, el Movimiento para la Unidad en Acción de la Izquierda, los Ciudadanos Activos, los Ecosocialistas Griegos y el Movimiento Social Democrático, entre otros.

Su líder, Alexis Tsipras ha observado que la mayoría de los escaños en el nuevo Parlamento corresponden a grupos que se oponen a los acuerdos internacionales que Grecia ha contraído para pagar su deuda. Su conclusión es que estos acuerdos han quedado democráticamente invalidados.

Tsipras ha detallado recientemente los cinco puntos de su plan de acción:

  • Cancelación de los acuerdos de rescate financiero, principalmente, las obligaciones contraídas de recortar salarios y pensiones.
  • Derogación de las leyes que perjudican los "derechos de los trabajadores", en especial una que debería entrar en vigor el 15 de mayo contra los convenios laborales colectivos.
  • Aumento de la "justicia social" (más gasto público).
  • Investigaciones en el seno del sistema bancario griego, que recibió fondos públicos que casi alcanzaron los 200.000 millones de euros, y nacionalización de entidades.
  • Creación de un comité internacional para averiguar las causas del déficit público griego y paralizar el pago de la deuda (exige una moratoria temporal, lo cual, técnicamente, implica la quiebra del país).

KKE, nostalgia soviética: fundado en noviembre de 1918; 26 escaños (8,48% de los votos).

Para el Partido Comunista de Grecia (KKE ) Syriza es simple "socialdemocracia". Quiere "más capitalismo humano, donde la gente es lo primero y después vienen los beneficios". La líder del partido, Aleka Papariga, habló con Tsipras por teléfono, pero han dicho que no van a reunirse.

Las políticas a adoptar están muy claras para el KKE, porque ya hubo un admirable país al que las cosas le fueron estupendamente: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), por supuesto.

La Unión Soviética cosechó "muchos logros, y muchos de los derechos que el pueblo soviético tenía en 1975 hoy nos parecen como un sueño", según la doctora Isabella Margara, del KKE. Se refiere, a su entender, a la "completa erradicación del terrible legado del analfabetismo", "la abolición del desempleo", la semana laboral de 41 horas, "sanidad y educación pública gratuita", etcétera. Las docenas de millones de ciudadanos soviéticos que sufrieron y murieron en los campos de concentración de la URSS no merecen ni una triste mención para los soviéticos del KKE.

Su solución a la actual situación consiste en alzar "la clase trabajadora al poder y socializar los métodos básicos de producción, a saber: la energía, las telecomunicaciones, la minería, la industria manufacturera y el transporte". Además, se implementarían sistemas públicos y gratuitos de educación y sanidad. En cuanto al sector turístico, lo tienen clarísimo: "Para nosotros, el turismo y las vacaciones no son un negocio, son un derecho social, tanto para los trabajadores griegos como para los turistas que elijan visitar nuestro país".

Evidentemente, esta república soviética helénica no tendría cabida en las actuales estructuras supranacionales en las que participa Grecia. "No habrá solución alguna si los beneficios capitalistas siguen siendo intocables, si no nos separamos de la UE y de la OTAN, si los capitalistas continúan mandando a expensas de la clase trabajadora".

La Izquierda Democrática: fundada en junio de 2010; 19 escaños (6,11% de los votos).

El partido de la Izquierda Democrática, se escindió de Syriza en 2010 y en marzo de 2012 se le unieron seis parlamentarios procedentes del Pasok. De modo que tampoco ven con especial afecto a Alexis Tsipras.

Reclaman "los grandes logros espirituales y culturales" de la "historia común europea", desde Aristóteles, pasando por "la Ilustración, hasta el marxismo"; defienden una "posición fuerte y activa del país en la Unión Europea", aunque critican las "fuerzas conservadoras dentro de la UE, cuyas elecciones neoliberales extremas socavan la unificación política de Europa"; abogan por "políticas estructurales de largo plazo, protección del medioambiente y promoción del empleo", así como por el federalismo progresista en Europa.

Griegos Independientes: fundado en febrero de 2012; 33 escaños (18,85% de los votos).

Panos Kammenos abandonó Nueva Democracia (ND) para fundar este partido a menos de tres meses de las elecciones. Durante este escaso periodo, el partido contó con 11 parlamentarios procedentes de ND, número que ahora ha conseguido triplicar.

Kammenos considera que Grecia ha sido víctima de una "conspiración internacional diseñada entre la primavera de 2009 y la primavera de 2010". Entre otras medidas, reclama:

  • Creación de un comité de emergencia por encima de los partidos políticos dotado de poderes especiales y con autoridad para solventar la crisis.
  • Eliminación de la inmunidad de los ministros, parlamentarios y funcionarios, dejando abierta la posibilidad a confiscar la propiedad de los que sean hallados culpables.
  • Protección de la soberanía nacional.
  • Asegurar que Alemania pague las reparaciones de guerra "pendientes" de la Segunda Guerra Mundial.
  • Cancelación del "Memorándum ilegal" (acuerdo de rescate internacional).

Durante décadas, los Estados Unidos se opusieron a que Alemania pagase enormes reparaciones de guerra, recordando que las impuestas después de la Primera Guerra Mundial contribuyeron al auge de Hitler. No fue hasta 1990 cuando Grecia se avino a firmar un tratado con Alemania en el que se daba con concluido el asunto, aunque con posterioridad Alemania ha seguido pagando indemnizaciones por casos personalizados de abusos nazis. Sin contar intereses, la deuda por reparaciones de guerra ascendería a 14.000 millones de dólares.

Amanecer Dorado: fundado en noviembre de 1993; 21 escaños (6,97% de los votos).

Cuando Nikolaos Michaloliakos, el líder de Amanecer Dorado iba a dar una rueda de prensa para felicitarse por sus resultados electorales, sus fornidos ayudantes ordenaron a los periodistas a levantarse: "¡En pie, en pie! ¡Muestren respeto!" Los que se negaron fueron invitados a abandonar la sala.

Michaloliakos considera que la prensa le ha ignorado y calumniado sin cesar durante la campaña. Lo medios de comunicación etiquetan a Amanecer Dorado de neonazi y ultraderechista, pero ellos se presentan como un "Movimiento Nacionalista Popular" si bien han adoptado, entre otras costumbres, el saludo romano.

Las posiciones del partido incluyen, entre otras:

  • Rechazo a los acuerdos de rescate, auditoría de la deuda y de todos los préstamos desde 1974 hasta el presente.
  • Creación de equipos especiales de auditoría para investigar a los responsables de dilapidar los fondos públicos. Los acusados se enfrentarían a un tribunal especial, los que resulten culpables a la cárcel y sus propiedades confiscadas.
  • Eliminación de la financiación pública de los partidos, así como eliminación de privilegios para los políticos y restricción de sus sueldos.
  • Nacionalización inmediata de los bancos que han recibido inyecciones de capital bajo garantía del pueblo griego y fusión de bancos privados en un gran banco público. Condonación de la deuda de las familias griegas con los bancos según criterios sociales.
  • Explotación de todos los yacimientos conocidos de gas y petróleo.
  • Invertir las rentas procedentes de la nacionalización de los bancos en el sector energético para garantizar la autosuficiencia energética nacional.
  • Asegurar las fronteras con Fuerzas Especiales del Ejército y minas antipersona.
  • Arresto inmediato y deportación de todos los inmigrantes ilegales. Las condenas no se cumplirán en prisiones sino en centros especializados de detención, donde se realizarán trabajos forzados para el Gobierno.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco