Menú

La desconfianza hacia España alcanza un nuevo récord

La prima de riesgo cierra en 511 puntos, nuevo récord, y la probabilidad de impago de España supera el 38%. El Ibex pierde más de un 2%.

libre mercado
0

La comparecencia pública del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy para tratar de calmar a los mercados ofreciendo un mensaje de confianza y credibilidad no ha tenido un efecto inmediato. Las dudas sobre el estado del sistema financiero español, dos días después de conocerse la ayuda real que va a necesitar BFA-Bankia y la inestabilidad que siguen provocando los rumores sobre un posible rescate europeo, han vuelto a marcar la jornada de este lunes. La incertidumbre de los inversores hacia España se ha materializado en tres indicadores muy concretos: prima de riesgo, seguros de impago y bolsa.

La prima de riesgo cierra en 511 puntos

La prima de riesgo española, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán, ha repuntado hasta los 511 puntos básicos, su nivel de cierre más alto desde la implantación del euro. Este alza es consecuencia del aumento de la rentabilidad del bono español a diez años, que se ha incrementado hasta el 6,47%, desde el 6,32% de la apertura, y a la caída de la de su homólogo alemán -considerado el más seguro- hasta el 1,364%, desde el 1,40% del inicio de la jornada.

Pese a comenzar la sesión a la baja, en 493 puntos básicos, la prima de riesgo repuntaba dos horas después hasta superar los 509,9 puntos básicos. Una cota que volvía a pasar horas antes del cierre, cuando se situaba en máximos diarios, 513 puntos básicos. La prima de riesgo española ya cerró el pasado viernes en máximos desde la creación del euro, 494 puntos básicos, después de que el presidente del Gobierno de Cataluña, Artur Mas, pusiera en duda la capacidad de su región para financiarse.

Rajoy achacaba este aumento a las "importantes dudas" que existen sobre la zona euro y la posibilidad de que Grecia abandone el euro, descartando así que se debiera a la situación del grupo BFA-Bankia. Lo que sí ha reconocido el presidente es que con la prima de riesgo en el entorno de los 500 puntos básico resulta muy difícil encontrar liquidez con la que refinanciar la "monumental deuda externa" acumulada en los últimos años por España. Pese a ello, descartaba la necesidad de un rescate internacional, ni al Estado español ni a la banca.

En cuanto al resto de países periféricos, la prima de riesgo de Grecia ha pasado de los 2.880 de la apertura hasta los 2.795 del cierre, en tanto que la de Portugal cerraba en 1.081 puntos básicos desde los 1.083 de esta mañana. La prima de riesgo de Italia, cuyo Tesoro colocó este lunes 4.250 millones de euros que ofrecía en bonos a 2, 5 y 10 años con un mayor interés, ha cerrado en 437 puntos básicos.

Probabilidad de quiebra próxima al 40%

Asimismo, los seguros de impago (credit default swap o CDS) sobre el bono español han registrado un nuevo récord histórico, tras rozar los 560 puntos básicos, lo cual significa que un inversor tendría que desembolsar 560.000 dólares para garantizar una inversión de 10 millones en deuda pública a cinco años.

Según la firma CMA Vision, este indicador refleja una probabilidad de quiebra superior ya al 38% -nuevo máximo histórico-, noveno país con mayor riesgo de impago si se excluye al estado de Illinois en EEUU si bien se sitúa por detrás de los países de la zona euro rescatados (Grecia, Irlanda y Portugal).

El Ibex cae más de un 2%

Por último, la Bolsa española ha registrado un retroceso del 2,17%, hasta rozar los 6.400 puntos, nuevo mínimo anual y un nivel desconocido desde hace nueve años. Las pérdidas acumuladas este año se elevan al 25,27%. La bajada del Ibex ha superado al resto de plazas europeas: Milán perdió un 0,74%; el índice Euro Stoxx 50 un 0,65%; y París un 0,16%. Por el contrario, subieron Fráncfort (0,84%) y Londres (0,09%).

La bolsa española empezaba la jornada con ganancias del 1% que le permitían superar el nivel de 6.600 puntos, a pesar de que Wall Street -cerrado por festivo- había caído un 0,6% el viernes. Las encuestas que indicaban el aumento de la intención de voto para la derecha griega (Nueva Democracia, partidaria de seguir en el euro) y el alza de las plazas europeas sostenían el avance del mercado nacional.

Sin embargo, Bankia, que llegó a caer casi un 30% durante las primeras horas de la sesión -aunque finalmente perdió un 13,38%- cambiaba la marcha de la bolsa y del mercado de deuda. El sector más afectado fue el financiero: tras Bankia, el segundo puesto correspondió a Banco Popular, que bajó el 7,5%, seguida por Sacyr, que cayó el 7,27%, y de Gamesa, con un descenso del 5,85%. A continuación se situaron Banco Sabadell, que retrocedió el 5,34%; Caixabank, el 5,09%, y Bankinter, el 4,26%.

Entre otros grandes valores destacó la caída del 3,92% de Iberdrola, seguida de BBVA, que cedió el 3,39%; Banco Santander, el 3,23%; Telefónica, el 1,77%, y Repsol, el 0,36%. Por el contrario, seis compañías del Ibex concluyeron con ganancias, que lideró Indra con un alza del 3,1%, después de anunciar la obtención de un contrato, mientras que Mediaset subió el 2,89%, y Técnicas Reunidas, el 1,32%.

Al final de la sesión, con el euro en 1,254 dólares y el petróleo Brent cerca de los 108 dólares, el mercado nacional, arrastrado por el sector financiero y el cambio de tendencia de algunas plazas europeas, registraba mínimos anuales y precios desconocidos desde hacía nueve años.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation