Menú

Moody's pone en duda la triple A de Alemania, Holanda y Luxemburgo

La agencia pone bajo vigilancia la hasta ahora intocable triple A de los tres países. Finlandia se salva, de momento.

lm/agencias
0

La agencia de calificación crediticia Moody's ha puesto bajo vigilancia con perspectiva negativa la deuda soberana de Alemania, Holanda y Luxemburgo, tres de los seis países que todavía conservan la máxima calificación, la triple A. Según Moody’s, ha tomado esta decisión por la "incertidumbre creciente" sobre la crisis de deuda.

La agencia cita entre los problemas "la probabilidad cada vez más fuerte de una salida de Grecia del euro", además del "impacto" que tendría en los Estados miembros de la zona del euro, en particular en España e Italia.

Añade que incluso en el caso de que Grecia continúe en el euro, crece la sensación de que será necesario un apoyo financiero para otros países miembro, "lo más probable, España e Italia". El coste de todo ello recaerá, advierte, en los países más ricos de la zona euro.

En el caso de Alemania, la agencia de calificación destaca en concreto la "vulnerabilidad" del sistema bancario del motor de la economía europea a un "empeoramiento" de la crisis de deuda en los países de la zona euro. "La considerable exposición de los bancos alemanes a países del euro, particularmente Italia y España, junto a su limitada capacidad de absorber deuda y sus débiles ganancias estructurales, los hacen más vulnerables ante una profundización de la crisis", indicó.

Moody's mantiene la calificación de Alemania al considerar que su solvencia crediticia está sustentada en una economía "avanzada y diversificada" y en su tradicional apoyo a política macroeconómicas orientadas a la estabilidad. "La alta productividad y la fuerte demanda de productos alemanes en el mundo han permitido al país establecer una amplia base económica con gran flexibilidad, generando altos niveles de ingresos", añadió.

Moody's anunció el pasado 6 de junio que rebajaba a "A3" ("notable bajo") la nota del Commerzbank, así como de otros siete bancos alemanes, por los riesgos que provienen de los países envueltos en la crisis de la deuda y de los bancos de esos países.

En el caso de Finlandia, mantiene la nota y la perspectiva del país nórdico por la posición acreedora del Gobierno, sus políticas presupuestarias conservadoras, el "relativamente saludable" sistema bancario y la diversificación de sus mercados de exportación.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation