Menú

Los sindicatos amenazan con una huelga general si no hay referéndum

"Centenares de miles de personas marcharán a Madrid" en septiembre, avisan sindicatos y otros grupos, para exigir un referéndum sobre los ajustes.

ld/agencias
0

Sindicatos y organizaciones sociales reunidas en la denominada Cumbre Social convocada por CCOO y UGT para estudiar medidas de protesta, mantendrán las movilizaciones contra los ajustes durante el mes de agosto y septiembre y planean la convocatoria de una consulta ciudadana en la segunda mitad del mes octubre, ante la que si no hay respuesta del Gobierno, se podría convocar una huelga general ciudadana.

Fuentes sindicales explicaron que la última huelga de estas características tuvo lugar el 14 de diciembre de 1988 y que, avisan, es "algo más que una huelga general". Este tipo de huelgas no suponen sólo la paralización de los centros de producción y trabajo sino otras acciones como la suspensión de eventos deportivos.

A la cumbre convocada por los sindicatos se han adherido unas 150 organizaciones y asociaciones. En una declaración que han consensuado, se señala que además de las movilizaciones de agosto, coincidiendo con los Consejos de Ministros que se celebren ese mes, el 15 de septiembre se intensificarán los actos de protesta con "centenares de miles de ciudadanos que marcharán a Madrid desde todos los rincones de la geografía española" para hacer frente a los ajustes del Gobierno.

Además, se señala que "de inmediato" se emplazará al Gobierno a que convoque un referéndum y se añade que "si no lo hiciera, serán las organizaciones de la Cumbre Social las que lleven a cabo la convocatoria de una consulta popular. Si el Gobierno desoyera entonces a la ciudadanía, entonces podría convocarse esa huelga general ciudadana.

CCOO: "Estado de excepción"

En rueda de prensa tras la reunión, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado que la Cumbre Social tiene "vocación de perdurar en el tiempo mientras se mantenga la situación de excepción" que vive España.

Dicho esto, reiteró que los ajustes del Gobierno son "inútiles y un suicidio" porque llevarán al país a una recesión más prolongada que la prevista por el Ejecutivo, e insistió en que "el paso del verano no va a poner límites a las movilizaciones".

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha recalcado "el paso" que la constitución de la Cumbre Social supone y ha recordado que la pluralidad de esta suma de fuerzas es "simétrica" a los colectivos que se están viendo afectados por los recortes, "la práctica totalidad".

La cumbre, que se volverá a convocar el 6 de septiembre, ha contado con la participación de unas 150 de organizaciones y asociaciones sociales y ha acordado la creación de una mesa de dirección de ocho miembros integrada, además de por los secretarios generales de CCOO y UGT, por miembros de la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos y el Estado del Bienestar, los técnicos de Hacienda (Gestha), Jueces para la Democracia, Ecologistas en Acción, Unión Progresista de Fiscales y del Sindicato de Arquitectos.

Además, entre las organizaciones que han participado en la cumbre se encuentran colectivos de muy diversos, desde los sindicatos UPTA, CSI-F o USO, hasta la Asociación de Futbolistas de España, pasando por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), el Sindicato de Periodistas, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) o la Unión de Actores.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios