Menú

El BCE no actuará si los gobiernos no piden un rescate

El presidente del Banco Central Europeo ha instado a los políticos a aplicar las reformas con "determinación" y anuncia medidas "no estándar".

0

"El euro es irreversible". Con estas palabras ha resumido este jueves Mario Draghi la postura del Banco Central Europeo (BCE) ante la crisis de deuda pública que arrasa Europa. Sin embargo, y a pesar de esta contundente declaración, la rueda de prensa más esperada desde que se hizo con la presidencia del organismo ha decepcionado a los mercados al condicionar la posible intervención de su organismo en apoyo de un país a la petición de ayuda de éste a los fondos de rescate europeo. 

De este modo, podríamos decir que Draghi ha dado una de cal y una de arena a los inversores que esperaban ansiosos sus palabras. Por un lado, ha admitido que su institución está dispuesta a tomar medidas "no estándar" en las próximas semanas. Esto era lo esperado después de que la semana pasada en Londres el italiano asegurase que haría "todo lo posible" para salvar el euro. Lo que no estaba previsto es que asociase cualquier movimiento del BCE a la petición por parte de los gobiernos de la intervención de los fondos.

En este sentido, Draghi ha puesto una hoja de ruta muy clara para aquellos países que quieran la ayuda extraordinaria del BCE y de los fondos de rescate: primero deben pedir la ayuda del fondo de rescate; luego deben aceptar la condicionalidad "estricta y eficiente" que le impongan desde Bruselas; y entonces el BCE estaría dispuesto a actuar en el mercado de deuda de forma conjunta con los fondos europeos. En realidad, lo que está dibujando el italiano es un rescate puro y duro, con algunos matices respecto al pedido por Grecia, Irlanda y Portugal, pero rescate al fin y al cabo.

A partir de ahí, el italiano ha admitido que su institución "puede realizar operaciones en el mercado abierto" algo que hará teniendo en cuenta "las preocupaciones de los inversores privados sobre la senioridad [el orden de prelación en el cobro de la deuda]".

La rueda de prensa de Draghi ha tenido lugar poco después de que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés de la zona euro en su mínimo histórico del 0,75%, donde los situó en la reunión de julio, según informó la institución presidida por Mario Draghi, cuya rueda de prensa centrará toda la atención la atención de los mercados a la espera de ver qué medidas o anuncios concretos lleva a cabo para cumplir su promesa de salvar el euro.

Las palabras del italiano:

¿Qué hará el BCE?: "Se diseñará en las próximas semanas la modalidad de esas medias no convencionales. Dentro de su mandato de mantener la estabilidad de precios a medio plazo y en el respeto de su independencia para determinar la política monetaria, el BCE podría realizar operaciones en el mercado secundario de un tamaño adecuado para alcanzar su objetivo".

¿Cuándo actuará?: "La respuesta es sencilla, cuando los Gobiernos cumplan con la condición de desplegar el fondo de rescate".

Los Gobiernos deben mover ficha: "Los gobiernos deben estar preparados" para activar los fondos de rescate temporal y permanente (FEEF y MEDE) cuando existan "circunstancias excepcionales para los mercados financieros y riesgos para la estabilidad de precios con estricta condicionalidad". En ese caso, también el BCE estaría dispuesto a tomar nuevas medidas de apoyo. Pero es "condición necesaria que el fondo de rescate actúe antes con las opciones a su disposición. Ningún país ha pedido todavía al fondo de rescate que use sus nuevas posibilidades. Aunque nosotros estemos listos para actuar, no habría base para hacerlo".

Requisitos: Draghi ha dejado claro que el acceso a estas ayudas está sujeto, como siempre lo ha estado, a una "estricta y eficiente condicionalidad". De hecho, ha recordado que a Alemania no le hace mucha gracia la posibilidad de comprar bonos, por lo que será necesario que haya importantes condiciones: "Es claro y conocido que el Bundesbank tiene reservas acerca del programa de compra de bonos".

Sobre España: "Creo que España, como otros países, ha conseguido un progreso importante en una serie de ámbitos, incluyendo la consolidación fiscal".

Tensiones en la Eurozona: "Nuestra mayor preocupación es la fragmentación del mercado financiero en la zona euro. Las primas de riesgo vinculadas a los miedos sobre la irreversibilidad del euro son inaceptables y deben ser afrontadas".

Sobre los tipos de interés: "El consejo de gobierno de la entidad discutió hoy una posible bajada de los tipos de interés pero decidió que no es el momento adecuado".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD