Menú

Grecia reta a la 'troika' y pide dos años más para cumplir con el ajuste

Samaras se encontrará la próxima semana con Merkel y Hollande y les pedirá que amplíen el plazo hasta 2016.

0

El Gobierno griego está dispuesto a echar un nuevo pulso a la troika. Según informa Financial Times, Atenas quiere alargar el plazo de cumplimiento del programa de austeridad que firmó con la UE, el FMI y el BCE. De esta manera, la implementación de los apartados del plan podría retrasarse de 2014 a 2016.

En total, las medidas pactadas con el Ejecutivo heleno implicarían un ajuste presupuestario de 11.500 millones de euros (el 5% del PIB del país) entre los ejercicios de 2013 y 2014. Ahora, la intención es que ese 5% se divida en 4 plazos para "no dañar al crecimiento", según las fuentes oficiales griegas. De hecho, todo apunta a que Antonis Samaras, primer ministro griego, llevará su nueva propuesta bajo el brazo cuando acuda a ver a Francois Hollande y Angela Merkel la semana que viene.

No será fácil para Samaras convencer a sus colegas. En realidad, desde Bruselas, Berlín y Fráncfort (sede del BCE) se teme que ésta sea sólo una nueva excusa del Gobierno heleno para no cumplir con las exigencias. La excusa es la falta de crecimiento y la caída del PIB del 7% que se espera para este año. En este sentido, Iannis Mourmouras, principal asesor económico del primer ministro griego, asegura que "una sobredosis de austeridad es contraproducente".

Incumplimientos

El problema es que esta petición se une a una larguísima sucesión de incumplimientos por parte del Gobierno de Grecia. Y la paciencia de la troika podría estar cerca de agotarse. Parece como si Atenas quisiera retar en un pulso eterno a sus prestamistas. Pero la cuerda podría estar cada vez más cerca de romperse.

Las negociaciones entre Grecia y la troika son como un deja vu constante. Cuando llega el momento de pedir más dinero, Atenas (los diferentes gobiernos que se han ido sucediendo en los últimos tres años) dice que sí a todo lo que le exigen. Con su aceptación de las condiciones, consigue que el FMI o el Gobierno germano se ablanden y suelten el dinero. Luego, dos o tres meses después, comienzan a llegar las quejas de que las exigencias son muy estrictas o de que el país no puede soportarlo. Y mientras, las noticias de incumplimientos reaparecen en la prensa de toda Europa. Hace unos días se supo que Atenas había engañado y que había cubierto la mayoría de las vacantes de sus funcionarios fichando a 70.000 empleados públicos más entre 2010 y 2011.

Hasta ahora, ha conseguido convencer a sus prestamistas. Pero nadie exige que vaya a lograrlo en un futuro. De hecho, el FMI ya ha avisado de que no soltará ni un euro más si no hay pruebas de la buena voluntad helena. Alemania lleva semanas insinuando que la ruptura del euro ya no es una pesadilla. Por lo visto esta semana, parece que Samaras piensa que todavía hay margen para tensar un poquito más la cuerda.

Rechazo

De hecho, hasta ahora los intentos del Gobierno griego de lograr un aplazamiento del reembolso de esa deuda o un adelanto de un nuevo tramo de 31.000 millones del segundo paquete de rescate han sido rechazados por sus socios europeos.

El FT también indica que la paciencia de los prestamistas de la zona euro se está agotando y alerta de que otra hipotética confrontación entre Atenas y Berlín podría desestabilizar aún más los mercados financieros. Algunos funcionarios alemanes han descartado ya la concesión de más préstamos a Grecia y un creciente número de políticos germanos contempla ahora abiertamente la posibilidad de una salida de Grecia de la eurozona, añade el rotativo.

En este contexto, el Gobierno griego colocó el martes 4.063 millones de euros en Letras del Tesoro con un vencimiento a tres meses a un interés del 4,43%, ligeramente superior al 4,28% ofrecido en julio. Esa emisión extraordinaria está destinada a financiar el 20 de agosto un vencimiento de deuda de 3.200 millones en manos del Banco Central Europeo (BCE).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot