Menú

Aznar alerta de la "destrucción" de la clase media en España

En víspera de la presentación de los PGE, el ex presidente reclama una política de gasto "seria y responsable" y profundizar en las reformas.

48
En víspera de la presentación de los PGE, el ex presidente reclama una política de gasto "seria y responsable" y profundizar en las reformas.
Aznar, con De Guindos -íntimo suyo-, en primer término | Archivo

José María Aznar sigue ofreciendo titulares contundentes en su gira por América Latina. En esta ocasión desde Perú, el exjefe del Gobierno hizo un pródigo diagnóstico económico -con claras advertencias a Mariano Rajoy, en su petición de perseverar en la disciplina y las reformas- y puso el foco de atención en un sector de la población que considera que está en riesgo a pesar de ser el que debe de empujar al país a la recuperación: la clase media.

Envolviendo su análisis en el contexto europeo, pero con la mente puesta en España, el presidente de honor del PP llamó a "frenar la destrucción" de la clase media. Y puso como ejemplo cómo se trata a este sector a uno y otro lado del Atlántico: "Mientras en América Latina están en pleno proceso de expansión, en Europa se están contrayendo a niveles acelerados. Y esto es una tragedia".

En el Campus FAES, ante un auditorio repleto de expertos, el responsable de la fundación ahondó en esta cuestión: "Si lo primero que tiene que hacer América Latina para consolidar su prosperidad es afianzar sus clases medias, lo primero que tiene que hacer Europa para salir de la crisis es frenar la destrucción de las suyas", remachó, para recordar "es la columna vertebral de una sociedad; lo que la sostiene y la cohesiona; lo que le da fortaleza y estabilidad. Por eso cuanto más amplia y pujante sea, más fuerte y más próspero será un país o una región".

Más reformas y control del gasto

No fue el único mensaje lanzado, de forma indirecta, a Mariano Rajoy. En vísperas de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, su antecesor en el cargo le instó a no desviarse de la senda: "Hay que mantener la estabilidad fiscal con una política de gasto público seria y responsable; ahondar en las reformas estructurales para hacer que la economía sea flexible y competitiva; avanzar en la liberalización y la apertura comercial para generar nuevos socios y nuevas oportunidades", enfatizó.

En paralelo, en Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría aseguraba que se iban a tocar todos los palos de la estructura de la administración para recortar en todo aquello que no sea imprescindible. Además, varios ministros consultados por este diario confirmaron que las cuentas públicas que verán la luz el jueves serán "ejemplares" y demostrarán el compromiso de España de cumplir con el objetivo de déficit público, imprescindible para recobrar la confianza de la Unión Europea. Aznar cree que éste es el camino y pide que se mantenga el ritmo, a pesar de las dificultades.

Más austeridad y más libertad, pero también más "globalización" a pesar del machacado cliché de las formaciones de izquierda. "Es un catalizador de oportunidades y un pasaporte a la prosperidad para quienes quieran aprovecharla", proclamó. No se quedó ahí: "La apertura a un mundo globalizado ha sido, y sigue siendo, el gran motor de la generación de riqueza para las naciones y de reducción de pobreza para los ciudadanos", enfatizó.

Aznar, que la semana pasada fue un paso más allá en la defensa de las siglas del PP a la unidad nacional, y proclamó que España no se romperá pese al órdago secesionista catalán o el empuje de Batasuna en el País Vasco, mostró su confianza en el país. Siempre, claro, que la clase media vuelva a tomar el peso que le corresponde: "Saldrá adelante como siempre lo ha hecho: con voluntad y valentía; haciendo reformas y tomando la iniciativa".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios