Menú

La Tasa Tobin, un nuevo impuesto para la clase media

Este nuevo impuesto, lanzado por los políticos para combatir la "especulación", restará riqueza a la clase media que invierte en bolsa.

0

Leía esta semana que el volumen de la bolsa francesa había caído un 15% con respecto a las bolsas europeas por culpa de la llamada Tasa Tobin a las transacciones financieras. O, lo que es lo mismo, a causa de que el Gobierno galo ha empezado a gravar un 0,2% las operaciones bursátiles en el mercado secundario, las operaciones bursátiles han caído. Son muchos, no hace falta una encuesta para saberlo, que se alegran de este hecho. Esos muchos creen que los "especuladores" son malos y que son la causa de todos los problemas. En palabras del presidente de la ONG francesa OXfam, Nicolas Hulot:

Simple gota del agua en el presupuesto del Estado, pero la impronta simbólica de esta medida es muy importante en esta época de problemas presupuestarios.

Lo que no se explica es que este impuesto puede ser muy simbólico para que un político se regodee un rato en el discurso típicamente demagógico que le define. Es directo y sencillo: "Le robamos a los ricos para dárselo al pueblo".

Excepto que es mentira. Ya expliqué una vez, en mi artículo Las ovejas van juntas al matadero, que la ley de la paradoja es la mejor que existe para observar el mundo y entender de verdad cómo funciona. La elite, la clase dirigente, siempre tendrá herramientas para hacer las cosas como le conviene. Y siempre será la plebe la que pagará la factura, no sin celebrarlo con pleno gozo pensando que han conquistado algo cuando, en realidad, le han vuelto a robar la cartera. No se dan cuenta, pero por eso son la plebe y no salen de ella.

No tengo mucha idea de los detalles de la Tasa Tobin francesa, pero por lo que se desprende del borrador de proyecto de ley del Gobierno español, la Tasa Tobin de ese otro Robin Hood de nombre Mariano, pretende hacer esto: 

Es decir, cobrar un ¿0,2%? (dos veces, una a la compra y otra la venta) a cualquiera -español o extranjero- que compre una acción de "nacionalidad" española, ya cotice en España o en el extranjero. (Esto de acción española que cotice en el extranjero ya veremos cuando se apruebe la ley).

Este impuesto no es un castigo a los más ricos. Es un pequeño contratiempo para ellos que, con toda la lógica del mundo, compran acciones europeas, americanas, emergentes y de todos los lugares del mundo (yo mismo no compro casi nada español). Un rico y con una buena cartera de inversión, normalmente, no solo compra matildes y santanderes. Al revés, tendrá en cuenta que España sólo representa una porción minúscula de la bolsa mundial (0,9%) y tenderá a sobreponderar acciones de otras regiones, especialmente regiones más dinámicas y donde no se trate tan mal el dinero como en España. Y ahora, además, tendrá más incentivo para hacerlo. 

Lo que va a ocurrir es que cuando los herederos de doña María Juana Pérez González vayan a liquidar las matildes que su señora madre compró hace 20 años, no podrán hacerlo al mejor precio posible porque la liquidez se habrá drenado. Y donde antes la horquilla de una acción era un 0,01% ahora será de, por ejemplo, 0,5%. 

Así, si antes el bid-adk de Telefónica era de 12,00-12,02, ahora, tal vez, gracias a la Tasa Tobin "para ricos", se convierta en una horquilla de 11,85-12,05, con lo cual los herederos de doña María Juana perderán 0,15 por acción por la falta de liquidez. Ya no podrán vender las acciones a 12 sino a 11,85 porque el Gobierno ha decidido drenar la liquidez del mercado que tan importante es (ver: la función social del especulador).

Recuerden que en este país hay algo así como 3 ó 4 millones de españoles que invierten en fondos; recuerden que hay aún todavía más gente que tiene acciones españolas compradas; tal vez hay en total unos 10 millones de personas con acciones españolas. ¿Es esto "robar a los ricos"? Pura demagogia. Es un robo más de la elite hacia las clases populares, a lo que se llamó un día el capitalismo popular.

La consecuencia última es menos dinero en el bolsillo de todos, y muchas ONGs que se alegran de esta "medida simbólica" verán cómo sus ingresos disminuyen porque las mismas personas que les hacían donativos ahora tienen menos dinero que donar.

Hugo Ferrer, Global Macro & Contrarian Trader. Fundador Ferrer Invest. Si estás interesado en los mercados financieros, puedes consultar todos los artículos del autor en su blog Contrarian Investing. Puedes suscribirte aquí para no perderte futuros artículos. También puedes seguirle en twitter.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia