Menú

El SUP equipara los desahucios a un pelotón de fusilamiento

El sindicato policial SUP profundiza en sus llamativas declaraciones sobre el papel de los agentes de la Ley en los desahucios.

LD/Agencias
40

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, ha afirmado este lunes que el policía que rechaza practicar un desahucio es como "el soldado que, en el pelotón, se niega a disparar aún sabiendo que va a ocupar el lugar del fusilado".

"No somos robots, somos seres humanos y esto es como el soldado que, en el pelotón, se niega a disparar aún sabiendo que va a ocupar el lugar del fusilado", ha manifestado Fornet en declaraciones recogidas por Europa Press, que respondía así a las muchas críticas que sostienen que la Policía está para cumplir órdenes.

Así, después de que el SUP anunciara que apoyará a cualquier compañero que considere que vaya a tener problemas de conciencia por participar en un desahucio, Fornet ha explicado que le parece "bien que haya compañeros que tengan esas debilidades entre comillas" y que puedan "ayudarles" desde el sindicato.

"A nadie le gusta hacer un desahucio. Eso no significa que los que lo hagan tengan una condición peor que los que se niegan. Simplemente tiene una fortaleza mental distinta y pueden soportar esa tarea tan ingrata", ha argumentado.

En relación con los problemas a los que se enfrentaría un agente que se negara a practicar un desalojo, ha destacado que "uno de los problemas" es que la objeción de conciencia "no está regulada" por lo que "no cumplir una orden judicial" puede implicar "un delito de desacato". "Seguro que conlleva un expediente y no sé si incluso una sanción superior que pueda suponer acabar en la cárcel", ha reflexionado.

"Una de las cosas más desagradables"

En este sentido, ha insistido en que su deseo es poder "ayudar a los que no lo hacen y ser una asociación más de las que empuje al Gobierno a tomar medidas para que no haya más desalojos en las condiciones en las que los está habiendo".

Además, ha insistido en que "participar en un desahucio es una de las cosas más desagradables que hace un policía" y que, aunque "ahora está de moda" como consecuencia "de que ha habido suicidios", esto "se ha hecho siempre". "En más de una ocasión nos ha planteado problemas de exigencia para hacerlo y le hemos explicado lo que es la profesión, que eres un instrumento del Estado, que no tienen que entenderlo como una cuestión personal y le hemos alentado a que siguieran haciendo", ha subrayado.

"Ahora, en estas circunstancias, hemos considerado que podíamos aportar nuestro granito de arena para decirle al Gobierno que estamos en una situación excepcional, de emergencia y que él tiene que actuar con la mayor urgencia posible", ha remachado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios