Menú

Los empresarios españoles ponen la primera piedra para salir de la crisis

La diferencia entre exportaciones e importaciones marca un mínimo histórico desde que se realizan estas estadísticas.

0

El sector privado ha ofrecido este viernes una de las pocas buenas noticias que tendrá este año la economía española. El déficit de la balanza comercial ha alcanzado un récord histórico. Según los datos del Ministerio, las importaciones entre enero y octubre suman 213.616 millones, mientras que las exportaciones han alcanzado los 185.106 millones. Esto quiere decir que la tasa de cobertura es del 86,8%, la cifra más elevada desde que se recogen estadísticas, en 1972.

Las buenas noticias no acaban ahí. De los datos contenidos en las tablas oficiales pueden extraerse otras muchas conclusiones, casi todas positivas. En realidad, toda esta ensalada de cifras sobre ventas al extranjero, sectores más dinámicos, nuevos mercados o mejoras de la competitividad pueden resumirse en una sola frase: los empresarios españoles, viendo el colapso de la demanda interna, se han lanzado al extranjero, en busca de clientes que les permitan salvar los muebles y no cerrar su negocio. Y poco a poco, lo están consiguiendo. Con seis millones de parados, no es como para tirar cohetes, pero sí es un comienzo: los exportadores españoles están poniendo la primera piedra en el camino de salida de la crisis.

  • Crisis y balanza comercial: en el total del año 2008, cuando la crisis daba sus primeros coletazos, las exportaciones sumaban 189.000 millones y las importaciones 283.000. El saldo deficitario rondaba el 10% del PIB y la tasa de cobertura apenas alcanzaba el 66%. En este año 2012, si se mantiene la tendencia, las cifras serán aproximadamente de 221.000 millones en ventas y 257.000 en compras al extranjero: una diferencia equivalente al 2% del PIB con una tasa de cobertura del 87%.
  • Cada mes, mejor: en el Ministerio destacan que lo mejor de los datos presentados este viernes es la evolución mensual. Si los datos acumulados son buenos, los de octubre son excepcionales. Las exportaciones suman 21.087 millones (un 8,7% más que en el mismo mes de 2011) y las importaciones 22.570 millones (-2,0%). El déficit ha caído casi un ¡60%! respecto al de 2011 y la tasa de cobertura alcanza el 93%. Si se mantiene esta tendencia, no es una locura pensar que a mediados del próximo año la balanza comercial española podría entrar en cifras positivas por primera vez en su historia.
  • Sin energía: la gran losa de la industria española sigue estando en el lado de la energía. Entre enero y octubre, hemos tenido que importar 52.379 millones en productos energéticos (un 15% más que en 2011, sigue siendo la partida que más crece). Las importaciones en este sector suman 13.545 millones. El descuadre es de casi 40.000 millones. Sin este capítulo, el superávit de la balanza comercial alcanzaría los 10.777 millones, lo que habla muy bien del comportamiento de las empresas del resto de los sectores.
  • Competitivos como el que más: Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio, ha apuntado en la presentación de los datos que la caída en las importaciones no sólo se debe a que hayan caído las compras debido a la crisis económica, sino también a que los consumidores españoles están sustituyendo a algunos de sus proveedores habituales extranjeros por nacionales. Las empresas españolas son cada vez más competitivas y eso se nota no sólo en que ganan cuota en el extranjero sino también en su el mercado interior.
  • Vuelta a los orígenes: en estos años de crisis, los medios de comunicación hemos conseguido que la prima de riesgo, el IPC, el déficit público o el fondo de rescate sean conceptos casi habituales en las conversaciones. Sin embargo, a veces se nos olvida que lo que hace que una economía crezca es ni más ni menos que su capacidad de producir bienes y servicios que los demás quieran comprar. No se puede vivir siempre a crédito, aunque en los años de la burbuja a veces pareciera que sí. Los empresarios españoles lo han entendido a la perfección. Y se han dado cuenta de que si quieren salvar su negocio tendrán que salir al extranjero a vender lo que han perdido en España.
  • Con la maleta a cuestas: quizás los datos más positivos de todos los que este viernes ha presentado García-Legaz son los que muestran la mayor diversificación geográfica de las exportaciones españolas. Los empresarios han hecho las maletas y ya no tienen miedos a entrar en reductos que hasta ese momento eran inaccesibles: las ventas a América del Norte han crecido un 13%, a América Latina un 18%, a Asia un 15%, a Oriente Medio el 11,5%, a África un 31% y a Oceanía un 41%.
  • Ya somos europeos: con buena parte de sus vecinos en la UE España ha tenido tradicionalmente un saldo negativo en la balanza comercial. Ya fueran bien o mal las cosas, había mercados en los que las importaciones superaban, año tras año, a las exportaciones. Y eso también está empezando a cambiar: por ejemplo, con Austria o Italia se registra entre enero y octubre un saldo positivo, algo inédito en la historia. Y con Alemania, posiblemente el país más competitivo de la eurozona, se está en el mismo camino. Todavía queda trabajo por delante, pero en lo que llevamos de 2012 se ha reducido el déficit en un 56%, gracias a un incremento del 7,5% en las exportaciones y a una caída del 11,8% de las importaciones.
  • Las bondades del ahorro: el gran desequilibrio acumulado por la economía española en los años de la burbuja fue su dependencia del ahorro exterior. Tanto el sector privado como el público (en este caso especialmente desde que empezó la crisis) fueron acumulando deudas con sus acreedores internacionales, unos créditos que ahora hay que pagar. Desde que llegó la recesión, el sector privado ha comenzado un proceso de ajuste inevitable y saludable que finalmente ha conseguido que el saldo exterior (que incluye el comercial, de servicios y de capital) sea positivo desde agosto. España no sólo no necesita prestar dinero sino que lleva unos meses siendo ahorradora neta.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD