Menú

Así presionaron Montoro y Equipo Económico a empresas del juego

La agencia denuncia que compañías extranjeras tuvieron que pagar a Hacienda 150 millones para poder operar en España.

Libre Mercado
3
La agencia denuncia que compañías extranjeras tuvieron que pagar a Hacienda 150 millones para poder operar en España.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro | Archivo

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha convertido en un feroz recaudador, capaz casi de cualquier cosa. Al menos, así se desprende de la información que publica este miércoles la agencia Bloomberg. Pero lo hizo, siempre según la agencia norteamericana, ejerciendo su influencia a través de la consultora "Equipo Económico" que hasta el año pasado estaba en poder de su hermano Ricardo Montoro.

Según esta información, Equipo Económico presionó a los legisladores durante la tramitación de la Ley del Juego, hace unos dos años y medio, cuando el Gobierno aún lo ostentaba José Luis Rídrugez Zapatero. En aquel momento, Ricardo Montoro controlaba el despacho del que fue socio también su hermano Cristóbal.

No es la primera vez que la asesoría "Equipo Económico" aparece en los medios de comunicación. Ya se publicó la influencia que pudo ejercer dicha asesoría sobre el Ministerio de Industria para que beneficiara a la energía termosolar en la nueva fiscalidad energética. Algo que, finalmente, sucedió. Una de las compañías con más potencia termosolar instalada, Abengoa, era también cliente de Equipo Económico.

Bloomberg asegura ahora que el Ministerio de Hacienda logró recaudar de algunas casas de apuestas extranjeras unos 150 millones de euros, gracias a un impuesto que les aplicó cuando solicitaron la licencia para operar en internet. Les dijo a compañías como Betfair o William Hill –ambas con sede en Reino Unido- que podrían perder los permisos si no pagaban los tributos. Fuentes citadas por Bloomberg aseguran que se hizo "sacándose de la manga" una investigación fiscal que podía hacerles perder las licencias para operar en España. Y lo hizo, además, arguyendo una legislación que data de 1966 y 1977 y que, según las fuentes consultadas, no eran aplicables a las operaciones Online.

Así, no sólo las arcas públicas se beneficiaron al recibir 150 millones de euros sino que Codere, unas de las principales empresas de juegos de azar en España y cliente de Equipo Económico, obtuvo una posición ventajosa frente a sus competidores extranjeros. Y es que, este pago dejó tocados los presupuestos de marketing de las empresas rivales de Codere, dejándolos más vulnerables a la red de la compañía española, que cuenta con 1.100 sucursales en España, según Bloomberg. Tanto es así que algunas de estas compañías tuvieron que vender bonos convertibles para poder hacer frente al pago de impuestos.

Los ingresos de la londinense Sportingbet, por ejemplo, cayeron el año pasado más de un 50% después de recortar el gasto publicitario para preservar efectivo. Incluso vendió 15 millones de libras en bonos convertibles para pagar la factura de los impuestos. Su sitio web en España también fue cerrado temporalmente por los tribunales después de que fuera demandado por Codere por competencia desleal. Por su parte, el director de comunicación del departamento de Montoro, Julio Sánchez, dijo en un comunicado que "las empresas de juego" habían "resuelto su situación fiscal sin instrucción directa de la Agencia Tributaria".

Cuando Montoro llegó a Hacienda en diciembre de 2011, suspendió el proceso de licencias e impuso un nuevo director de la oficina de apuestas para determinar quién tendría posibilidades de instalarse en España. Entre enero y febrero del año pasado, el gabinete de Montoro se reunió con Equipo Económico para tratar el tema. En marzo, los operadores online comenzaron a recibir cartas de la Oficina de información de fraude fiscal exigiendo la parte proporcional correspondiente a los ingresos procedentes de los jeugos de azar online de residentes en España desde 2008. Dos meses más tarde, Enrique Alejo, el director de regulación del juego nombrado por Montoro, dijo a los ejecutivos de juego que si no pagaban podrían denegarles las licencias, según estas mismas fuentes.

Un portavoz de Hacienda niega "categóricamente cualquier atisbo de sospecha de posible tráfico de influencias" y se ha negado a divulgar la información de los visitantes del Ministerio durante ese período. Codere y otras compañías se reunieron con frecuencia con los funcionarios sin necesidad de un intermediario, dijo. Por otro lado, el director Adjunto del regulador de Relaciones Institucionales, Lorenzo Jaime Alejo, canceló una entrevista con Bloomberg que ya estaba concertada y dejó de responder a los correos electrónicos.

Las compañías extranjeras interesadas en entrar en el mercado español y que estaban siendo objeto de las amenazas del Fisco acusaron a los funcionarios de permitir que el proceso de concesión de licencias estuviese siendo pilotado por los intereses de una empresa. Sin mencionar a Codere, advirtieron de que se planteaban abandonar el mercado español y denunciaron la ilegalidad de la legislación española en el proceso de concesión de licencias.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation