Menú

El Gobierno central recauda 6.800 millones más en impuestos en 2012

Los ingresos fiscales del Estado ascienden a 168.567 millones en 2012 tras las diversas subidas tributarias aprobadas durante el ejercicio.

Libre Mercado
2
Los ingresos fiscales del Estado ascienden a 168.567 millones en 2012 tras las diversas subidas tributarias aprobadas durante el ejercicio.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (derecha).

La recaudación fiscal del Estado (Gobierno central) ascendió a 168.567 millones de euros en 2012, lo que supone un 4,2% más que el año anterior, un aumento próximo a los 6.800 millones de euros, según los datos presentados este martes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. De este modo, la recaudación fiscal ha evolucionado en sintonía con la previsión de ingresos impositivos prevista en los Presupuestos generales del Estado para 2012.

Según ha explicado, este incremento en la recaudación ha sido posible gracias a las subidas de impuestos aprobadas durante el pasado año, cuyo impacto recaudatorio ha estimado en 11.237 millones. De hecho, Montoro ha asegurado que en ausencia de estas subidas fiscales, los ingresos netos no solo no habrían aumentado, sino que habrían sufrido una caída del 2,7% en sintonía con la caída de la demanda interna.

En concreto, el gravamen complementario, aplicado en el IRPF, Sociedades y en el Impuesto a la Renta de No Residentes, generó 3.931 millones adicionales en 2012, mientras que el aumento del pago fraccionado en Sociedades aportó 5.925 millones, más de la mitad de la cantidad extra ingresada por el aumento de impuestos. Por su parte, la subida de IVA generó 2.441 millones y los cambios en Impuestos Especiales, 301 millones de euros (236 millones por la variación de los tipos del tabaco y 65 millones por la supresión de la devolución del gasóleo). A esta cantidad hay que restar 1.360 millones por la aprobación de otras medidas que han supuesto una merma de los ingresos para obtener la cifra de 11.237 millones recaudada por las iniciativas fiscales.

Por figuras tributarias, la recaudación global de IRPF creció un 1,2%, hasta sumar 70.619 millones. El crecimiento de este impuesto se ha producido exclusivamente por las medidas de consolidación fiscal, sobre todo por el gravamen complementario del impuesto. Con esta recaudación, Montoro ha asegurado que el IRPF retorna a los niveles marcados al inicio de la crisis respetando la progresividad del impuesto, ya que el 80% del coste del gravamen complementario lo han asumido el 20% de los contribuyentes con rentas superiores a los 30.000 euros anuales.

Los ingresos del Impuesto de Sociedades crecieron en 4.824 millones, hasta sumar 21.435 millones, un 29% más. Montoro ha explicado que las medidas adoptadas han permitido romper la tendencia decreciente de la recaudación de este impuesto y ampliar las bases pidiendo un esfuerzo adicional a las grandes empresas. En este sentido, los pagos fraccionados de las grandes empresas y grupos consolidados aumentaron un 52,6%, mientras que los pagos fraccionados de las pymes cayeron un 6,1%. Entre las medidas que afectan a este impuesto, destacan la limitación de gastos no financieros y del fondo de comercio y la eliminación de la libertad de amortización, además de los cambios en el pago fraccionado.

Por su parte, los ingresos por IVA crecieron un 2,4% en 2012, hasta sumar 50.464 millones de euros por la subida de tipos que entró en vigor en septiembre (2.441 millones) y la disminución de las devoluciones. Finalmente, los Impuestos Especiales aportaron un 4,1% menos, hasta 18.209 millones, un porcentaje similar al de 2011. La mayor pérdida se registró en el Impuesto sobre los Hidrocarburos, con una caída del 7,5%.  

Por último, el conjunto de ingresos no financieros se elevaron a 215.517 millones, frente a los 211.089 presupuestados.

No presenta la evolución de gastos

El ministro ha resaltado la importancia de que se hayan cumplido los niveles de recaudación gracias a unas subidas fiscales "equitativas" que han hecho que paguen más las grandes empresas y las rentas más altas. "Es una subida más justa que lo que desde otros planteamientos se había producido", ha dicho.

Montoro no ha presentado la evolución de los gastos porque, según ha explicado, no es el momento de presentar la evolución de los gastos en 2012, por lo que tampoco ha querido dar detalles de la cifra de déficit público prevista para el cierre del ejercicio. Sólo ha dicho que la desviación de la Seguridad Social ha sido más o menos la prevista, y ha recordado que este año presentarán las cuentas consolidadas de todas las administraciones públicas cada trimestre, lo que permitirá hacer un buen seguimiento de las mismas.

¿Nueva prórroga para el déficit?

En cuanto a si espera que Bruselas relaje los objetivos de déficit para este año y los posteriores, Montoro sólo ha dicho que, de momento, la cifra no ha cambiado, por lo que aseguró que es preciso ajustarse al objetivo que existe hoy y que se pactó con Bruselas. "Si cambia, ya veremos", ha añadido.

Montoro ha afirmado que el debate dentro y fuera de España se centra ahora en "cuánta restricción presupuestaria hay que hacer" para financiar la recuperación económica. La respuesta a esa pregunta la marcará la senda de corrección a partir de 2013, ha dicho el ministro. En cualquier caso, ha recordado que España ha hecho ya una parte del ajuste "muy importante" y superior a la de otros países europeos en términos de déficit estructural, por lo que el esfuerzo no tendrá que ser "tan intenso" en 2013 y en los años siguientes porque las reformas están devolviendo al país parte de su potencial de crecimiento.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation