Menú

Banco Santander evitó el desahucio de 21.000 clientes hasta 2012

Santander se convirtió en marzo de 2012 en la primera de las grandes entidades españolas en adherirse al Código de Buenas Prácticas.

0

La moratoria hipotecaria lanzada en 2011 por el Banco Santander para ayudar a sus clientes hipotecados con problemas para hacer frente a sus deudas y evitar su desahucio benefició a 21.000 clientes hasta finales de 2012, explicó hoy el presidente del Grupo, Emilio Botín.

Botín hizo este anuncio en la presentación de los resultados obtenidos por la entidad en 2012, cuando ganó 2.205 millones de euros, el 59% menos que en 2011, debido al gran esfuerzo realizado en dotación a provisiones para sanear su exposición al ladrillo en España.

"En el Santander lo tenemos muy claro, dijo Botín, el desahucio es la última y peor opción para todos: para nuestros clientes y también para el banco". En síntesis, la moratoria hipotecaria estaba dirigida a aquellos titulares de hipotecas que vieron reducidos sus ingresos o en las que uno de sus miembros estuviera en paro, para que pudieran aplazar el pago del capital durante tres años sin variar las condiciones financieras.

Además de esta iniciativa particular, el Santander se convirtió en marzo de 2012 en la primera de las grandes entidades españolas en adherirse al Código de Buenas Prácticas que aprobó entonces el Gobierno para frenar los desahucios en familias con riesgo de exclusión social.

El citado Código, que forma parte del Real Decreto-ley de Medidas Urgentes de Protección de Deudores Hipotecarios sin recursos, establecía un plazo de dos años para comunicar la adhesión voluntaria al mismo, algo que hicieron ya la mayoría de las entidades españolas.

Según este código, las familias que se encuentren en situación extrema, es decir con todos sus miembros en paro y con escasos ingresos que se dedican al menos en un 60% a la cuota hipotecaria, podrán refinanciar el préstamo con el que adquirieron su única vivienda, que no podrá valer más de 200.000 euros en las grandes ciudades ni más de 120.000 en los núcleos más pequeños.

Con la refinanciación, las familias obtendrán cuatro años en los que sólo pagarán intereses, podrán alargar el plazo de su hipoteca hasta un máximo de 40 años y pagarán un interés de euríbor más 0,25 puntos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD