Menú

Aprende a navegar por internet de forma segura

Para proteger tu wifi el primer paso que deberíamos realizar es cambiar el usuario y la contraseña de administrador del router.

0
Para proteger tu wifi el primer paso que deberíamos realizar es cambiar el usuario y la contraseña de administrador del router.
Cordon Press

La primera trinchera en lo que a seguridad del uso de internet en el hogar se refiere, la ofrecen puertas y ventanas, pero existe otra seguridad básica a la que no mucha gente presta atención: la seguridad de nuestra conexión wifi.

Muchas veces hemos oído eso de "yo le pillo la wifi al vecino y así tengo Internet gratis". Esta práctica, personalmente nada ética, es más común de lo que creemos y podemos ser víctima de ella sin darnos cuenta, degradándose la calidad de nuestra conexión y, peor aún, dejando a la vista nuestros archivos y datos, los cuales pueden ser robados.

¿Qué debo hacer para proteger mi wifi?

No se puede dar un procedimiento concreto de los pasos a seguir para blindar nuestra wifi ya ,que este depende de cada modelo de router. Lo que sí podemos hacer es nombrar las acciones a realizar y explicar el porqué de su importancia. Comencemos.

El primer paso que deberíamos realizar es cambiar el usuario y la contraseña de administrador del router. Estos vienen con un valor por defecto de fábrica y siempre son los mismos, por lo que son conocidos por todos. De hecho hay sitios web donde están recopilados.

Normalmente nuestra wifi viene por defecto protegida con contraseña, la cual suele venir indicada en una pegatina. Esta contraseña está basada en un tipo de encriptación, normalmente WEP o WPA (recomendable usar este último). Cambiar esta clave por defecto es algo básico, ya que, a pesar de que la clave por defecto puede parecer segura, personas ajenas a nuestra wifi la pueden obtener de forma ilegítima. Si no queremos calentarnos la cabeza buscando una contraseña fuerte, podemos utilizar este generador de claves wifi.

Otro parámetro que es recomendable cambiar nuestra SSID, que no es otra cosa que el nombre de nuestra Wifi. De fábrica este nombre suele incluir el nombre de nuestro proveedor de internet (ONO, Jazztel, etc.) y en algunos casos esto sirve de pista para averiguar el proceso con el que han generado la contraseña por defecto de nuestra Wifi. Así que lo mejor que podemos hacer es cambiar nuestro SSID por un texto a nuestra elección como "Wifi de casa", "Familia Díaz" o "Fortaleza inexpugnable".

También es posible ocultar nuestra SSID, con lo que tendremos que escribir su nombre a mano en cada ordenador desde el que queramos conectarnos la primera vez. Algo un poco tedioso pero muy efectivo si no queremos que nuestra wifi esté a la vista de todos.

Por último, la opción más útil a la hora de controlar el acceso a nuestra wifi es el filtrado por MAC. No, no tiene que ver con los ordenadores de Apple. En este caso una MAC es un código único que tiene cada dispositivo con capacidad para conectarse a una red. Se puede ver como una matrícula que identifica inequívocamente a cada uno de ellos, lo cual permite filtrar nuestra wifi para que sólo los equipos que tengan unas MAC determinadas se puedan conectar a nuestra red.

Todos estos pasos deberían realizarse en cada hogar a fin de mejorar la seguridad de nuestras redes inalámbricas, las cuales dejamos expuestas a ojos ajenos sin ningún tipo de preocupación. Debemos considerar nuestra wifi como un bien más de nuestro hogar que merece ser protegido tanto o más que el resto.

Click en la imagen para analizar las ofertas de ADSL del mercado

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD