Menú

La corrección de Eurostat confirma que Montoro maquilló el déficit

Hacienda dice que la revisión se debe a un cambio metodológico, pero la UE lo desmiente. El Gobierno intentó engañar a Bruselas.

Libre Mercado
29

La oficina estadística de la UE (Eurostat) ha confirmado este miércoles que Hacienda intentó maquillar el déficit público de 2012 retrasando ciertas devoluciones fiscales. De este modo, el agujero en las cuentas públicas, sin contar ayudas bancarias, ascendió al 6,98% del PIB en 2012 (73.298 millones de euros) frente al 6,74% anunciado inicialmente por el Gobierno.

La decisión

Curiosamente, a pesar de que las cifras oficiales de déficit arrojaron dudas entre los expertos desde el primer momento, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, insistió en reiteradas ocasiones en que Eurostat en ningún caso revisaría la cifra al alza. De hecho, llegó a afirmar que, en caso de corrección, ésta sería a la baja: "Si no se queda en el 6,7% es porque será inferior", indicó. Montoro llegó incluso a abroncar a un periodista que puso en duda sus cálculos. El tiempo da y quita razones, y Bruselas obliga ahora al Gobierno a elevar el déficit por haberlo reducido artificialmente retrasando devoluciones fiscales.

Lo más relevante, sin embargo, radica en la excusa oficial que ha trasladado Hacienda a la opinión pública para explicar esta revisión al alza. Según el Gobierno, se trata de un inesperado cambio metodológico por parte de Eurostat. Algo que, sin embargo, ha desmentido la propia oficina estadística a Libre Mercado.

La explicación del Gobierno

En concreto, el Ejecutivo asegura que no se trata de una corrección como tal sino de "un cambio metodológico instado por Eurostat en la última semana", el cual obliga a cambiar "todas las cuentas de las administraciones públicas desde el año 1995 hasta 2012". Es más. Según fuentes de Hacienda, Eurostat habría exigido esta modificación con el fin de armonizar las estadísticas de todos los Estados miembros, pero en el Ministerio no saben aclarar si a otros países también se les ha instado a revisar dicha metodología para contabilizar el déficit público.

Hasta ahora, las devoluciones de impuestos se registraban en contabilidad nacional en el momento en que se acordaba la devolución. Sin embargo, a partir de este ejercicio, según alega el Gobierno, la oficina estadística de la UE exige que se registren mediante el criterio de devengo, es decir, "en el ejercicio y por el importe solicitado por el contribuyente", con independencia de que hayan concluido o no los controles de fraude fiscal que la Administración prolonga hasta finales de enero y de que el importe a devolver pueda variar. De ahí, que el déficit de 2012 se eleve del 6,74% anunciado hace apenas un mes al 6,98% reportado ahora.

La decisión de Eurostat llega después de que el Hacienda haya retrasado buena parte de las devoluciones hasta finales del mes de enero, achacándolo a un incremento de los controles tributarios. "Si hubiera sido un tirón de orejas, sólo nos hubieran obligado a cambiar las cifras de 2012", alegan desde el Ministerio.

Hace exactamente un mes, el 28 de febrero, Montoro se mostraba visiblemente molesto cuando un periodista extranjero le preguntaba si podía asegurar que las cuentas de 2012 no tenían ninguna triquiñuela contable. "¡Cuando uno tiene buenos datos tiene que peguntarse por qué!", se quejaba Montoro. "Esto es fantástico... Cuando uno se equivoca en los pronósticos, en vez de decir me he equivocado, que sería más sencillo", piensa "algo habrá". Tras la regañina, el ministro insistía en que Eurostat validaría sus datos y que, entonces, veríamos "que todo es acorde con la contabilidad nacional". En este sentido, Montoro recordaba que la oficina de estadística comunitaria nunca había corregido a España y zanjaba su respuesta reiterando que no lo iba a hacer ahora.

Eurostat desmiente cambios contables

Mientras, en Luxemburgo, por el momento, impera el silencio. La oficina estadística europea se guarda sus cartas hasta el próximo 22 de abril, cuando publicará las cifras -ahora sí- definitivas de deuda y déficit después de que el pasado febrero la Comisión Europea vaticinara a España un déficit total del 10,2% del PIB en 2012 (incluyendo ayudas bancarias).

Pero lo que sí confirman fuentes de Eurostat a Libre Mercado es que el Gobierno español no fue informado por sorpresa, como parece desprenderse de la versión oficial, sino que el tema del déficit público reportado este miércoles fue debatido entre Madrid y las autoridades comunitarias.

Durante dichas discusiones, la oficina estadística, según puntualizan desde Luxemburgo, informó a Hacienda de la "necesidad de aplicar a las devoluciones fiscales un método contable acorde con el Manual de Déficit y Deuda", un documento que recoge "los principios contables" que los estados deben aplicar a la hora de cuadrar sus cuentas.

Bruselas, por tanto, no cambió su criterio metodológico, sino que informó al Gobierno de que se atuviera a las normas europeas sobre la materia. Dicho de otro modo, el déficit del 6,7% anunciado inicialmente no se ajustaba a los criterios contables de Eurostat debido al retraso artificial de las devoluciones tributarias.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation