Menú

Bruselas: el Fondo de Garantía no debe perder dinero con las preferentes

La Comisión Europea argumenta que la compra de acciones de cajas nacionalizadas por parte del Fondo es para evitar fuga de depósitos.

Bruselas: el Fondo de Garantía no debe perder dinero con las preferentes

El Banco Central Europeo (BCE) lanzó la semana pasada sus reservas sobre el uso del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para comprar acciones no cotizadas de las cajas nacionalizadas (Novagalicia y CatalunyaBanc) y, de este modo, dotar de liquidez a sus titulares de preferentes. El Gobierno decretó un derrama extraordinaria de hasta 2.000 millones de euros sobre la banca sana para este fin. Entre otras cuestiones, el BCE desaconsejaba la compra de dichas acciones por parte del FGD y ponía en duda la "conveniencia" de usar los recursos limitados del Fondo "en beneficio de los inversores minoristas" en lugar de destinarlos a otros fines, como la garantía de los depósitos.

Pese a tales advertencias, al tratarse de un dictamen meramente consultivo, el Gobierno indicó el martes que aplicaría en sus actuales términos la ya conocida derrama De Guindos. Sin embargo, Bruselas recomienda al Ministerio de Economía adoptar ciertas cautelas a fin de blindar el Fondo de Garantía de Depósitos.

Así, aunque la Comisión Europea no se opone a la derrama del Gobierno, advierte de que el FGD "no debe perder capacidad" para cumplir su principal función: garantizar los depósitos en caso de quiebra bancaria, según las fuentes consultadas por Libre Mercado. En concreto, exige que impulse medidas para evitar que el Fondo acabe perdiendo dinero con la compra de acciones de las cajas nacionalizadas.

Por un lado, las autoridades comunitarias justifican que la aprobación de la derrama se debe a "la ausencia actual de un mercado operativo y líquido para las acciones de algunos bancos nacionalizados, lo que hace prácticamente imposible que los accionistas puedan venderlas", con lo que "los inversores minoristas podrían sufrir una segunda ronda de pérdidas, que iría más allá de las quitas ya impuestas al atribuirles las acciones". Además, recuerdan que solo los inversores minoristas podrán vender sus acciones al FGD, una vez que se complete el canje de participaciones preferentes de Novagalicia y CatalunyaBanc.

Asimismo, Bruselas argumenta que, en última instancia, la derrama De Guindos tiene por objeto "evitar riesgos para la estabilidad financiera, como una fuga de depósitos, dado que los tenedores de estos instrumentos (acciones no cotizadas) también son depositantes" de las cajas.

Por ello, si bien Bruselas apoya esta medida, advierte de la importancia de "proteger los depósitos y la confianza de los mercados", alertando de que la derrama De Guindos "debe ir acompañada de medidas para evitar que el FGD sufra pérdidas" vinculadas a la compra de estas acciones. La Comisión sugiere extremar la cautela a la hora de valorar de forma "prudente" el precio al que el Fondo compra dichas acciones, así como la aplicación de descuentos igualmente "prudentes".

Temas

En Libre Mercado