Menú

España registra en 2012 el segundo mayor agujero fiscal de su historia

El déficit sube un 11,2% por el rescate de las cajas; la deuda crece un 20%, hasta el 84,2% del PIB; y el gasto aumenta en 13.000 millones.

27
El déficit sube un 11,2% por el rescate de las cajas; la deuda crece un 20%, hasta el 84,2% del PIB; y el gasto aumenta en 13.000 millones.
Mariano Rajoy, tras la sesión de control el pasado miércoles.

La oficina estadística de Bruselas (Eurostat) publicó este lunes los datos de déficit y deuda de los estados de la UE y la zona euro, dos variables clave en el actual contexto de crisis de deuda pública que sufre el Viejo Continente. España cerró 2012 con un déficit del 10,6% del PIB (111.641 millones de euros) frente al 9,4% de 2011, mientras que la deuda pública se situó en el 84,2% del PIB (883.873 millones) frente al 69,3% del año previo.

Así pues, el déficit, lejos de reducirse, aumentó en 11.239 millones (un 11,2%) durante el primer año de Rajoy en el poder, mientras que el volumen de deuda se disparó en 147.405 millones, un 20% más que en 2011.

Parte de este descuadre -concentrado en el Gobierno central- se debe al impacto del rescate bancario en el déficit y la deuda. El auxilio de las cajas de ahorros con dinero público ha agravado la situación de las finanzas estatales, a pesar de que el Gobierno negó durante meses que el crédito financiero concedido por Europa afectaría al déficit. Según Eurostat, el impacto neto de estas ayudas sumó 37.566 millones de euros al déficit de 2012 (3,6% del PIB), de modo que el agujero se situó en 7,1% del PIB, una vez excluidas.

Tres revisiones al alza

Este último dato supone una nueva sorpresa, ya que se trata de la tercera revisión al alza del déficit español en poco más de un mes. Efectivamente, la primera cifra oficial que ofreció el Gobierno fue 6,74% del PIB, que, una vez sumadas las ayudas bancarias (3,25%), elevaban el agujero total hasta el 9,99%. Sin embargo, Eurostat corrigió posteriormente a Hacienda por maquillar el déficit retrasando determinadas devoluciones fiscales. El Ministerio anunció entonces un déficit del 6,98% sin ayudas bancarias (primera revisión al alza).

Pocos días después, el Gobierno avanzó que el déficit total en 2012 ascendería al 10,6% del PIB, tras elevar el impacto del rescate bancario del 3,25% reportado inicialmente al 3,6% (segunda revisión al alza). Ahora, sin embargo, Eurostat vuelve a corregir a Hacienda tras situar el déficit sin ayudas bancarias en el 7,1% (tercera revisión al alza), si bien confirma que el agujero total fue del 10,6%.

Incumple el objetivo del 6,3%

De este modo, España registró el mayor déficit público de toda la UE en 2012, por delante de Grecia (10%), Irlanda (7,6%), Portugal (6,4%), Chipre y Reino Unido (6,3% cada uno), y se mantuvo alejado del 3,7% de media de la zona euro. Además, aun excluyendo el rescate bancario -que no se tiene en cuenta en el procedimiento sancionador por déficit excesivo-, España se desvía ocho décimas del límite máximo del 6,3% del PIB fijado por Bruselas para 2012. Es decir, Rajoy ha incumplido su compromiso presupuestario con la UE.

Por otro lado, el nivel de deuda pública pasó del 69,3% en 2011 al 84,2% en 2012, casi 15 puntos del PIB en tan sólo un año. Se trata del mayor incremento de deuda que ha registrado España durante la presente crisis y el segundo más elevado de toda la UE en 2012 tras Portugal, cuya deuda pasó del 108,3% al 123,6% (15,3 puntos extra).

Pese a ello, la deuda española aún se mantiene ligeramente por debajo de la media de la zona euro (90,6%) y de la UE (85,3%). Los países europeos con más deuda son Grecia (156,9%), Italia (127%), Portugal (123,6%), Irlanda (117,6%), Bélgica (99,6%) y Francia (90,2%). A finales de 2012, los niveles más bajos de deuda se registraron en Estonia (10,1%), Bulgaria (18,5%), Luxemburgo (20,8%), Rumanía (37,8%) y Suecia (38,2%).

El mayor deterioro fiscal tras Irlanda

El déficit de 2012 se queda a apenas 5.500 millones de euros del agujero histórico del 11,2% en 2009. Es decir, Rajoy acaba de registrar el segundo mayor descuadre presupuestario de la historia reciente de España. El sector público nacional acumula ya cuatro años consecutivos con un déficit superior a los 100.000 millones de euros.

De hecho, España ha sufrido el mayor deterioro fiscal de la UE desde que estalló la crisis financiera internacional a mediados de 2007. No en vano, pasó de un superávit del 1,9% en 2007 a un déficit del 10,6% en 2012, lo que equivale a un desvío de 12,5 puntos del PIB en el último lustro, superando incluso a Chipre (9,8 puntos).

El único país europeo que supera esta marca es Irlanda, ya que su déficit se disparó hasta el 30,8% del PIB en 2010 tras el rescate público de su banca, frente al superávit del 0,1% que registraba en 2007.

El gasto crece en 13.550 millones

Otro dato relevante es el correspondiente a la evolución de gastos e ingresos. Según Eurostat, el conjunto del sector público gastó 493.660 millones de euros en 2012, un 2,8% más que en 2011 y casi 81.000 más que en 2007 (un 19,5% más). Mientras, el volumen de ingresos públicos se situó en 382.044 millones, apenas un 0,6% más que en 2011 (2.373 millones de euros), pero 51.000 millones menos que en 2007 (un 11,8% menos).

Dicho de otro modo, las administraciones públicas gastaron en 2012 un 29,2% más de lo que ingresaron. Además, siguen gastando un 19,5% más que en el 2007, en pleno auge inmobiliario, a pesar de que ingresan un 11,8% menos.

La deuda crece en 500.000 millones

Por último, la acumulación de abultados déficit y el coste añadido del rescate bancario han disparado la deuda pública hasta el 84,2% del PIB, casi 500.000 millones más que en 2007, cuando apenas se situaba en el 36,3% del PIB.

La deuda pública ha crecido un 131% en el último lustro, tras aumentar en 48 puntos porcentuales del PIB. Se trata del mayor incremento de deuda pública de la UE tras Irlanda (92,5 puntos), Portugal (55,2) y Grecia (49,5).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation