Menú

Rajoy se pone en el peor escenario pero cree que podrá revertir las cifras de paro

"La recuperación va a llegar, está ahí", proclama el Gobierno, en relación a 2014. El cuadro macroeconómico es "extremadamente conservador". 

"La recuperación va a llegar, está ahí", proclama el Gobierno, en relación a 2014. El cuadro macroeconómico es "extremadamente conservador". 

El discurso entonado por el Gobierno en muy poco se parece a sus propias previsiones económicas. Mientras se asegura que la recuperación llegará en 2014 y existen ya pruebas de mejoría, sus cuadros macro ponen encima de la mesa un titular terrorífico; que el paro no bajará durante toda la legislatura. Y fue ésta la principal baza de Mariano Rajoy para ganar con mayoría absoluta en las últimas elecciones generales.

Desde el Ejecutivo justifican esta distorsión en la prudencia que han tenido a la hora de elaborar las previsiones que serán remitidas a Bruselas. Son "hipótesis extremadamente conservadoras y prudentes", en voz de Luis de Guindos. Esto es, sitúan a España en el peor escenario posible, con la tasa de paro más alta. Pero, según el propio ministro de Economía, en los "próximos trimestres" se notará una mejoría que tendrá repercusión en el empleo.

Moncloa trabaja con la idea de revisar las cifras de paro a mejor a medio plazo, pero el mensaje -de momento- se transmite únicamente en privado. Al Gobierno se le preguntó cuándo los españoles empezarán a notar el alivio, pero ni Guindos ni tampoco Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, presentes en la comparecencia, se aventuraron a quemarse con un anuncio claro.

"Los datos que conocen los españoles no son buenos, ha habido un deterioro", reconoció sin medias tintas Guindos. La cifra de la EPA y las perspectivas económicas no ofrecían posibilidad de otra fotografía de la realidad. "La sociedad española ha sufrido mucho", llegó a decir. Si bien, enfatizó, los indicadores adelantados apuntan a un cambio de tendencia.

Si se mira hacia atrás se comprueba mejor la evolución, sostiene el Gobierno. "En julio del año pasado la prima de riesgo estaba en los 600 puntos y se nos definía en una situación límite", refrescó el titular económico. Ahora, España se financia sin problemas y no hay sustos en los mercados. "Y esto se tiene que extender" a las empresas que son, argumentó, las que al fin y a la postre deben de reactivar el mercado laboral.

Así, por varias veces y pese a mantener la "cautela y prudencia", el Gobierno en boca de su vicepresidenta y ministros aseguró que "tendremos recuperación" en 2014. "Todos los indicadores adelantados, todos, apuntan a que la recuperación económica va a llegar y está ahí", dijo Guindos, que admitió el "tamaño formidable" de la crisis.

Compromiso de seguir con las reformas

Para conseguir esta meta, Rajoy se compromete a perseverar: "Es el momento para no cejar en el empeño y la determinación de hacer reformas en contra de los desequilibrios de la economía", dijo su número dos. Más aún: "No se darán alteraciones" del plan de acción diseñado. "La política económica no se improvisa. Tiene que ser medida y estudiada", se comprometió Sáenz de Santamaría. Lo que, en la práctica, significa que se mantiene la senda de reducir el déficit público, aunque con un plazo mayor. Bruselas tardó pocos minutos en avalar 3% para 2016.

El Gobierno también puso gran empeño en asegurar que no subirá ni el IVA ni el IRPF. Sin embargo este último no bajará el año próximo, tal y como avanzó Rajoy. Dicen que la situación no es tan halagüeña, si bien defienden que los esfuerzos ya realizados permiten no pedir a los españoles nuevos sacrificios. Sin especificar quedaron las partidas de gasto público que, según el presidente el martes, iban a ser recortadas.

Desgaste electoral y enfado

En privado, miembros del gabinete reconocen el desgaste que supone dos años largos de malas noticias. También el enfado por la lentitud en determinadas reformas, como la de la administración pública. Sáenz de Santamaría insistió en que estará lista en breve. Los ministros consultados aseguran que no hay fisuras en el seno del gabinete, a pesar de los palos recibidos, y que el poder interno de Rajoy sigue siendo total.

No hubo sorpresas ni grandes titular al entrar al detalle de la Estrategia Española de Política Económica. Todo suena ya: ley de apoyo al emprendedor y su internacionalización, ley de desindexación de la economía, ley de garantía de la unidad de mercado, plan de racionalización normativa... Traducido, muchos más números -negativos- que reformas para paliarlos.

Rajoy comparecerá en el Congreso

Rajoy comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar todos los detalles. Será a primeros del mes de mayo, si bien este mismo domingo comparecerá en rueda de prensa en Granada, tras despachar con el primer ministro de Irlanda y presidente de turno de la UE, Enda Kenny. La vicepresidenta destacó que España ya ha superado una crisis financiera y otra de deuda, y también superará la de empleo. Las previsiones son "un acicate", afirmó. Se trabaja en políticas de estímulo, pero tampoco se detallaron.

"¿Es esto suficiente? Indudablemente no, hay que trabajar más en términos económicos. Indudablemente hay que profundizar más -en las reformas-", resumió Sáenz de Santamaría, que recetó "mucha constancia y tarea" en una rueda de prensa que generó gran expectación, de nuevo se vieron muchos medios de comunicación extranjeros, y dejó sabor agridulce. 

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro