Menú

La hoja de ruta de Rajoy en materia de impuestos

El mensaje oficial es que no se tocará el IVA y se bajará el IRPF; los mensajes desde Bruselas apuntan a cambios al alza en ambos tributos.

33

Los contribuyentes españoles vivirán unos meses de infarto desde ahora a finales de 2014. El Gobierno asegura que no habrá más subidas de impuestos a nivel general, pero se intuyen movimientos al alza en varios tributos (deducciones de IRPF, cambio de categorías en el IVA, nuevas tasas verdes,…). La presión de Bruselas es constante. La Comisión ha marcado una hoja de ruta que será difícil incumplir. Por cada "recomendación" ignorada, habrá que dar algo a cambio.

En compensación, desde Moncloa se asegura la idea de que habrá alguna bajada. La más esperada es la que deshaga la subida del Impuesto sobre la Renta decretada en el primer Consejo de Ministros. La fecha límite es mayo de 2014, antes de las Elecciones Europeas. Todo apunta a comienzos de la primavera del próximo año, con tiempo para poder apuntarse el tanto en las urnas. En ese momento, Mariano Rajoy quiere dar un golpe de mano para volver a lo que asegura que es el "ADN del PP": las bajadas de impuestos.

Con todo esto encima de la mesa, ¿qué se puede esperar en los próximos meses? Esta semana, el propio Mariano Rajoy ha afirmado que "no tiene ninguna intención" de subir el IVA y Cristóbal Montoro ha asegurado que la próxima reforma fiscal irá dirigida a bajar los impuestos a las rentas medias y bajas. Lo cierto, es que todo apunta a que habrá un poco de todo hasta finales de 2014. Varias subidas encubiertas, alguna bajada ya anunciada y nuevos tributos desconocidos hasta el momento.

Subidas y bajadas

- IRPF: es la promesa electoral que más daño le ha hecho a Mariano Rajoy. La subida decretada en el primer Consejo de Ministros de diciembre de 2011 planea sobre toda la legislatura. En aquel momento, se anunció que era una medida "extraordinaria", que duraría sólo dos años. Pero ya se ha alargado su vigencia al menos hasta 2015 (un año más).

Ahora, el objetivo número 1 del Gobierno es vender que todo ha cambiado. La idea inicial era retrotraer el IRPF a su nivel de 2011 antes de las siguientes elecciones generales. Pero los buenos datos económicos de las últimas semanas han sentado muy bien en Moncloa. Economía maneja buenas cifras de paro, el indicador sintético de actividad (que adelanta el PIB) va por buen camino y lo mismo puede decirse en industria, turismo y los servicios. Algunos servicios de estudios hablan de crecimiento positivo ya para el tercer trimestre de este año. Si todo eso se cumple, la intención de Rajoy es hacer algún anuncio impactante sobre el IRPF antes de las Elecciones Europeas de mayo de 2014.

El problema es que es complicado que esto se quedé aquí. En el documento de la Comisión se habla de un excesivo "gasto fiscal" en los impuestos directos. ¿Qué quiere decir esta expresión? Hace referencia a las deducciones. Bruselas tiene en su punto de mira las de los planes de pensiones (unos 1.200 millones al año) y las de las hipotecas (unos 6.000 millones). La primera está casi condenada; con respecto a la segunda, hay más dudas. El Gobierno quiere mantenerla. De hecho, una de sus primeras medidas fue recuperarla. Pero en la UE creen que distorsiona la recaudación sin lograr sus objetivos. Pero cargarse una deducción como la de la vivienda, aún más si se hace con efectos retroactivos, implicaría una subida para muchos contribuyentes y la bajada comentada antes se evaporaría.

- IVA: mientras estaba en la oposición, Rajoy realizó una recogida de firmas contra la subida del IVA de Zapatero. En el Gobierno, lo retrasó al máximo, incluso aunque muchos expertos pedían subir este tributo antes que IRPF (si era necesario subir alguno). Por eso, cualquier cosa que tenga que ver con este impuesto hace mucho daño en Moncloa.

Desde hace unos días, hay mensajes contradictorios. Primero se abría la puerta a una subida. Luego se dieron unos cuantos pasos atrás. ¿Qué pasará? Pues que habrá una subida, pero maquillada. No se tocarán los tipos (21% general, 10% reducido y 4% hiperreducido), pero sí los productos de cada categoría. Están en cartera bienes y servicios como los "libros de texto, las prótesis, las VPO o los servicios de ayuda a domicilio", que pagan el 4% ahora mismo. Eso sí, parece que se salvarán los recogidos en el IVA reducido, en el que se integran casi todos los servicios turísticos.

- Sociedades: en este tributo no hay novedades, más allá de que se consolida la senda iniciada el año pasado. Lo más probable es que se eliminen unas cuantas deducciones, pero sin bajar los tipos generales. Vamos, otra subida de impuestos por la puerta de atrás.

- Impuestos especiales: se da por hecho que habrá una nueva subida y podría ser inminente, al menos los más importantes. Si no hay sorpresas, fumadores y bebedores pagarán más este mismo verano.

- Tasas verdes: es una obsesión de Bruselas. En la UE están convencidos de que los españoles pagan pocos impuestos medioambientales. No está claro si será a través de nuevos tributos o con subidas de los ya existentes. Pero parece claro que habrá algo en ese sentido.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation