Menú

La banca británica tiene unas necesidades de capital de 31.500 millones

Deben recabar miles de millones en capital para cubrir los agujeros de sus reservas.

0

Los bancos británicos necesitan cubrir un déficit de capital de 27.000 millones de libras (casi 31.500 millones de euros), según indicó este jueves la Autoridad de Regulación Prudencial (nuevo regulador financiero del Reino Unido). Este organismo consideró que los principales bancos nacionales y las entidades más relevantes de créditos hipotecarios deben recabar miles de millones en capital para cubrir los agujeros de sus reservas.

Al precisar las necesidades de capital de cada una de las instituciones, la PRA apuntó que el Royal Bank Of Scotland es el banco que más le preocupa pues representa un déficit de capital de 13.600 millones de libras (15.848 millones de euros) del total. Por su parte, el parcialmente nacionalizado Lloyds Banking Group acapara 8.600 millones de libras (10.020 millones de euros), el Barclays debe elevar sus reservas en 3.000 millones de libras (3.495 millones de euros ) y Nationawide tiene que tapar un agujero de 400.000 libras (466.217 euros), según esto.

El regulador reveló además que el Co-operative Bank, el mayor banco mutualista del país, ha identificado un déficit de capital valorado en 1.500 millones de libras (casi 1.800 millones de euros). Ese banco anunció el pasado 17 de junio un plan para recaudar esa cantidad de nuevo capital para cubrir pérdidas y fortalecerse ante futuras crisis.

El plan, diseñado para evitar un rescate estatal y que afecta a la rama de inversión, implicará un canje de acciones para sus socios -los propios clientes- que llevará a la entidad a cotizar por primera vez en Bolsa el próximo octubre. En cambio, la PRA no encontró déficit de capital en el HSBC, el Santander UK -rama británica del Santander- y Standard Chartered.

El Comité de Política Financiera del Banco de Inglaterra encargó a ese organismo que revisara el estado de los bancos del país frente a las nuevas normativas internacionales, conocidas como Basilea III, para fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario.

Según el regulador, a finales de 2012, Barclays, Co-op, Lloyds, Nationawide y RBS "se quedaron por debajo de estos estándares", pero desde entonces, las entidades adoptaron medidas destinadas a enderezar sus cuentas. La PRA considera que los bancos que aún no cumplan con los requisitos exigidos deben detallar nuevos planes sobre cómo recabarán el dinero que necesitan para cubrir sus agujeros.

Por su parte, el ministro británico de Finanzas, George Osborne, señaló este miércoles en un discurso pronunciado en la City -centro financiero de Londres- que el Gobierno está preparándose para vender su participación en el Lloyds Banking Group al sector privado. Según el titular de Economía del Reino Unido, ese banco, propiedad en un 39% del Ejecutivo británico, se encuentra en una buena posición y el interés de los inversores va en aumento

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot