Menú

Montoro sube los impuestos del tabaco, alcohol y grandes empresas

Anuncia un nuevo impuesto medioambiental sobre determinados gases fluorados (aerosoles y aires acondicionados).

Libre Mercado
39
Anuncia un nuevo impuesto medioambiental sobre determinados gases fluorados (aerosoles y aires acondicionados).
Montoro, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros | EFE

Montoro cumple con lo previsto. A partir del próximo lunes, el tabaco y el alcohol serán todavía más caros. El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha anunciado este viernes una nueva subida de Impuestos Especiales que gravan estos productos, así como la eliminación de ciertas deducciones en el Impuesto de Sociedades y la creación de un nuevo gravamen medioambiental

El ministro ha insistido en justificar esta nueva subida fiscal diciendo que se realiza en los consumos que tienen "externalidades negativas para la sociedad". El pasado 26 de abril "ya avanzamos esta revisión y era deducible que serían estos productos", ha dicho

En concreto, Montoro ha anunciado una subida del Impuesto Especial a las bebidas alcohólicas del 10%. "No estarán incluidas en esta modificación el vino y la cerveza", ha aclarado. Actualmente, las bebidas espirituosas están gravadas con 8,30€ por litro de alcohol puro y pasarán a gravarse a 9,13 € . En este grupo están incluidas todas los bebidas de más de 15 grados de alcohol. (80 céntimos). Los productos intermedios (vermut, vinos generosos...), que sí están incluidos en la subida de impuestos anunciada, están gravados con 3,08€ por litro de alcohol puro y pasarán a los 3,38€.

Tabaco y alcohol

Respecto al Impuesto Especial sobre las Labores de Tabaco, el ministro de Hacienda ha explicado que realizará "una recomposición de la fiscalidad del tabaco". Su intención es otorgarle más peso al Impuesto Específico (sobre la producción) en detrimento del Ad valoren (sobre la producción).

El tipo Ad Valorem es un porcentaje que se paga sobre el precio de venta al público. El Específico, sin embargo, es un impuesto fijo que paga el fabricante por cada millar de cigarrillos. En el caso de las cajetillas, se eleva el tipo específico de 19,1 a 24,1 euros por cada 1.000 cigarrillos y se reduce el tipo "ad valorem" del 53,1% al 51%. El impuesto mínimo pasa de 123,97 a 128,65 euros/1000 cigarrillos.

En el caso de la picadura de liar, también se rebalancea la estructura fiscal. El tipo "ad valorem" queda inalterado y el específico pasa de 8 a 22 euros por kilo. La fiscalidad mínima de la picadura pasa del 68,5% al 75%, con lo que se reduce la brecha fiscal entre cigarrillo y picadura. Respecto a cigarros y cigarritos y las demás labores del tabaco, se produce el rebalanceo a través del tipo mínimo.

Subida fiscal a las empresas

Por otro lado, ha anunciado la aprobación de un proyecto de ley que endurecerá la fiscalidad de las grandes empresas mediante la eliminación de algunas deducciones de las que ahora se benefician. Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Montoro indicó que para estas empresas se eliminará la deducibilidad por las pérdidas por deterioro de la cartera de valores y por las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de establecimientos permanentes.

Con este cambio, que el ministro no cuantificó, el Gobierno acerca la definición del Impuesto de Sociedades a lo que es "rango común" en la mayor parte de los países de Europa donde, según apuntó Montoro, no existen este tipo de deducciones y "no se pueden justificar".

Nueva tasa verde

En materia medioambiental, el Gobierno ha creado un nuevo impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero (aerosoles y aires acondicionados) para recaudar 340 millones de euros en una año. "Se crea siguiendo las recomendaciones de la UE para avanzar en imposición medioambiental", justifica.

Los afectados por nuevo impuesto mediambiental son "los fabricantes, los importadores, los compradores, los distribuidores, entre otros" ha explicado Santamaría.

Impacto de 4.700 millones

El Gobierno espera recaudar al menos 4.690 millones de euros en términos anuales con las modificaciones fiscales aprobadas este viernes en el Consejo de Ministros, la mayor parte procedentes de la eliminación de deducciones en el Impuesto sobre Sociedades.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que la eliminación a las grandes empresas de la deducción por pérdidas por deterioro de la cartera de valores tendrá un impacto anual de 3.650 millones de euros.

Por su parte, la creación del nuevo impuesto sobre gases fluorados de efecto invernadero permitirá recaudar 340 millones de euros al año, mientras que las subidas en los impuestos especiales de tabaco y alcohol procurarán a las arcas públicas unos 700 millones de euros anuales, de los que 366 millones de euros corresponderán al tabaco.

Montoro ha subrayado que la recaudación prevista en 2013 por estos cambios tributarios, que hacen al sistema tributario "más equitativo" alcanzará unos 1.000 millones de euros.

Por último, el ministro volvió a reiterar que en 2014 se mantendrá el gravamen complementario del IRPF y que no será hasta 2015 cuando se aborde la reforma fiscal integral, después de que en las próximas semanas Hacienda nombre al grupo de expertos que harán sus recomendaciones sobre dicha reforma tributaria. En concreto, dijo que es intención del Gobierno modificar el IRPF "a corto plazo" porque el impuesto "merece" una reforma para hacerlo equiparable a los países del entorno y para modificar aquellos elementos que introdujo la reforma de 2007 "que no fueron correctos".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco