Menú

La luz subirá un 3,2% en las próximas semanas

La TUR cambia de nombre, se agiliza el proceso de cambio de compañía y se mantiene el bono social.

Libre Mercado
43
La TUR cambia de nombre, se agiliza el proceso de cambio de compañía y se mantiene el bono social.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una reforma energética con el objetivo de acabar con el déficit de tarifa. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha asegurado que la nueva fórmula no cargara "sobre el consumidor" todo el peso de las medidas.

Para atajar el déficit de 4.500 millones este año, Soria ha avanzado que 2.700 millones serán asumidos por las compañías eléctricas, 900 millones por los contribuyentes vía Presupuestos Generales del Estado y el resto, otros 900 millones, por los usuarios en la factura de la luz.

Por lo tanto, el ministro de Ïndustria, José Manuel Soria, ha explicado que la reforma se reparte entre el consumidor, los agentes del sector y los presupuestos. En lo que respecta al consumidor, el proceso conllevará "una subida del precio final de la luz del 3,2%, como consecuencia de que los peajes eléctricos subirán un 6,5%", ha dicho.

Más cambios para el consumidor

El ministro ha anunciado también que la actual Tarifa de Último Recurso (TUR) cambiará de nombre y pasará a llamarse Precio Voluntario al Pequeño Consumidor "porque no es una tarifa".

"Tendremos un recibo de la luz más claro, para que todo el mundo lo pueda entender", ha asegurado Soria. Por su parte, la actual Tarifa de Último Recurso (TUR) pasará a llamarse Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. La tarifa seguirá acogiendo a consumidores con menos de 10 kilovatios (kW) de potencia mientras que, la revisión de costes incluirá un mecanismo de revisión de peajes en los que los aumentos de costes provoquen incrementos "automáticos" en la parte de los ingresos. Los consumidores "más vulnerables" podrán seguir acogiéndose al bono social, permitirán la entrada a nuevas comercializadoras y agilizarán el proceso de cambio de compañía.

También el Gobierno modifica el sistema de peajes "para favorecer al consumidor medio penalizando las segundas viviendas y viviendas vacías", ha dicho Soria. Además, las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno incluyen refuerzos en la lucha contra el fraude en la actividad de comercialización de electricidad y mantienen el descuento del bono social.

Con este incremento, la subida acumulada desde 2012 será del 8%. Entre 2003 y 2011, la luz se ha encarecido un 63%, ocho años en los que la factura eléctrica media de los hogares ha pasado de 360 a 588,5 euros. A la vista de estos datos, el ministro de Industria calificó de "grave" la situación del sistema eléctrico español.

El titular de industria ha centrado todos sus esfuerzos en justificar estas medidas ha centrado toda su defensa de la necesidad de la reforma en que, sin las medidas, "la subida de la tarifa tendría que ser del 42%".

Soria ha afirmado que con esta nueva legislación "perseguimos el interés general. La reforma no se casa con nadie". España, explicó el ministro, es para los consumidores domésticos el país de Europa con la electricidad más cara, por detrás de los sistemas insulares de Chipre y Malta, mientras que en el caso de los consumidores industriales la luz también se sitúa "más que entre la mayoría de los competidores".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios