Menú

Cataluña recibe del sistema de financiación 235 euros por habitante más que Madrid

La comunidad catalana obtiene más recursos tanto si se mide por población, por PIB o por recaudación.

0
La comunidad catalana obtiene más recursos tanto si se mide por población, por PIB o por recaudación.
Ignacio González, Cristóbal Montoro y Artur Mas. | Archivo

En 2011, el sistema de financiación autonómica trató peor a Madrid que a Cataluña. Da igual la métrica que se utilice. Tanto si se miden los recursos recibidos en total, como si se ponderan en función de los habitantes, el PIB o la recaudación.

Y no es un caso aislado. El actual modelo nació en 2009 de un pacto bilateral entre el Gobierno, presidido por aquel entonces por José Luis Rodríguez Zapatero, y ERC. Por eso, desde la Comunidad de Madrid se quejaron desde el momento en que entró en vigor. No es tanto una cuestión de "solidaridad sí o solidaridad no". El problema para el equipo de Ignacio González y antes de Esperanza Aguirre es que el sistema en su conjunto está mal diseñado. Este año, sólo por una cuestión estadística que ellos consideran errónea, perderán más de 1.000 millones de euros.

Hace unos días se han conocido los rendimientos definitivos del sistema de financiación autonómica en 2011, último año con la contabilidad cerrada. Y las conclusiones que pueden sacarse difieren mucho de los mensajes que el independentismo catalán lanza de forma constante en los medios: su región es la que más recibe en términos absolutos y la octava (de 17) si se mide por habitante. De hecho, en esta clasificación está por encima de la media nacional.

Los datos

Esta semana, Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha publicado un exhaustivo informe sobre la liquidación definitiva del sistema en 2011. Según puede verse en la siguiente tabla, Cataluña es la región que más dinero recibió en ese año del sistema. Y no sólo porque en su territorio fuese donde más se recaudó.

Lo primero que hay que recordar es que el sistema de recaudación da dinero a las autonomías a través de dos vías:

  • Tributos sujetos a liquidación: el 50% de IRPF, el 50% de IVA y el 58% de los impuestos especiales.
  • Fondos del sistema: para compensar los ingresos entre las diferentes regiones, se crearon cuatro fondos (Garantía, Suficiencia, Cooperación y Competitividad).

A Cataluña le tocaban unos 17.500 millones en impuestos. Además, en las sumas y restas de los fondos, la Generalidad saca 1.500 millones más. En total, esta región obtiene 19.075 millones de euros, la cantidad más elevada de las 17 autonomías. Mientras tanto, Madrid aporta algo más de 17.000 millones en impuestos. Sin embargo, no sólo no gana con los fondos, sino que pierde más de 2.000 millones para un saldo total de 14.894 millones.

De hecho, es cierto que Cataluña recibe algo menos de lo que aporta por habitante. Así, es la tercera autonomía que más recursos por habitante pone en el sistema y la octava en ingresos. Sin embargo, hay muchos matices que hacer en este sentido. Para empezar, Cataluña recibe un porcentaje del sistema común superior al peso de su población (18% frente al 17%). Ni Andalucía, ni Valencia ni Madrid lo consiguen. Esto es lógico y pasa en casi todos los países del mundo. Las regiones más pobladas y con más densidad suelen recibir menos de la caja común en términos de ingresos/población.

En España, en 2011, esta regla se cumple en tres de las cuatro más pobladas, pero no lo hace en Cataluña. Y eso que, dentro de esta región, sí se da esta circunstancia. Si sólo tomamos los presupuestos de la Generalidad, vemos como Lérida, Gerona o Tarragona reciben bastante más que Barcelona.

Pero quizás las cifras más significativas sean las que muestran lo que reciben Cataluña y Madrid. Por número de habitantes y estructura económica son las dos regiones punteras de España. Por lo tanto, la comparación es pertinente.

En primer lugar, puede tomarse los recursos que recibe cada autonomía en función de su número de habitantes. Madrid obtiene 2.295 euros, mientras que Cataluña recibe 2.530 euros, lo que no sólo supone 235 euros más que la comunidad de Ignacio González, sino que también la sitúa por encima de la media nacional.

Quizás podría pensarse que lo que hay que comparar son los recursos en función del PIB. Madrid obtiene del sistema de financiación autonómica el equivalente al 7,83% del PIB regional. Por su parte, Cataluña saca un 9,59%.

Por último, CCC mide la ratio entre la recaudación total de impuestos en cada región y lo que reciben sólo a través del sistema de financiación. En esta cuestión, Madrid apenas llega al 19,59%, mientras que Cataluña se lleva el 59,48%. Por cierto, que esto no quiere decir que el gasto público en esta autonomía sea del 60% de lo que ponen sus ciudadanos en impuestos. Sólo se cuentan los ingresos del sistema de financiación autonómica, pero no lo que el Estado o el gobierno regional de turno se gasten a través de otros instrumentos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia