Menú

Merkel plantea que la UE devuelva competencias a los gobiernos

La canciller alemana estudia recuperar algunas competencias cedidas a Bruselas y aumentar la coordinación entre los gobiernos para reforzar la UE.

0
La canciller alemana estudia recuperar algunas competencias cedidas a Bruselas y aumentar la coordinación entre los gobiernos para reforzar la UE.

La canciller alemana, Angela Merkel, inmersa en plena campaña electoral, acaba de lanzar un guiño a todos los votantes que recelan del creciente poder que acumulan las autoridades comunitarias, en detrimento de los gobiernos nacionales.

En una entrevista emitida en la noche del martes, Merkel señaló que, tras las elecciones generales de septiembre, se podría estudiar la petición de Reino Unido de repatriar a los estados miembros ciertas competencias cedidas a la UE. Es decir, que Bruselas devuelva algunas de sus actuales funciones a los distintos gobiernos, lo cual contradice en parte el proceso de centralización comunitaria iniciado durante la crisis del euro con el fin de avanzar hacia una auténtica unión bancaria, económica y, en última instancia, también política.

En pleno debate sobre cómo avanzar hacia una mayor integración europea, Merkel, que siempre se ha mostrado algo reacia al respecto, afirmó que cuando se trata de ceder más funciones a la UE cabe preguntarse qué recibirán a cambio los gobiernos. En este sentido, destacó que el objetivo final de "más Europa" podría alcanzarse mediante una mayor coordinación y cooperación entre los estados miembros, mejor incluso que reforzando las instituciones comunitarias.

De hecho, se refirió a Holanda, donde se debate la posibilidad de celebrar un referendum obligatorio siempre que se plantee ceder nuevas competencias a la UE, de forma similar a lo que acontece en Reino Unido. El Gobierno holandés se ha mostrado muy crítico con la concentración de poder que está acumulando Bruselas al calor de la crisis, pidiendo que los estados miembros cuenten con un mayor poder de decisión en determinados ámbitos.

Esta postura es similar a la defendida últimamente por Reino Unido, cuyo primer ministro, David Cameron, se ha enfrentado directamente a la UE, rechazando algunas de sus medidas económicas como, por ejemplo, la implantación de una nueva tasa sobre las transacciones financieras. El líder conservador reclama revisar en detalle el ámbito competencial de la UE y rechaza la excesiva burocratización de Bruselas debido, en parte, al auge electoral del UK Independence Party, una formación que rechaza frontalmente la creación de un superestado europeo.

Cabe recordar que el pasado abril nació oficialmente Alternativa para Alemania (AfD), el primer partido abiertamente contrario al euro en el país germano. Su gran apuesta es la "disolución ordenada de la zona euro" y la reintroducción del marco; también exige la devolución a los gobiernos nacionales de ciertas competencias normativas transferidas a la Comisión Europea, con el objetivo de "racionalizar" la actual estructura administrativa de la UE; el AfD defiende el mercado común, pero rechaza el euro, el rescate de otros estados miembros con dinero de todos los contribuyentes europeos y la creación de un superestado europeo centralizado, es decir, los planes de plena integración económica, fiscal y bancaria iniciados tras el estallido de la crisis.

Parte de sus miembros y de su potencial electorado proceden, precisamente, de la CDU, el partido que lidera Angela Merkel. Así pues, todo apunta a que la irrupción de esta fuerza anti-euro está obligando a la canciller a posicionarse de una forma mucho más clara respecto a la creciente integración europea que reclama Francia, con el apoyo de España e Italia.

Arranca la campaña electoral en Alemania

Merkel aseguró el martes que su propósito es reeditar su actual coalición de centro-derecha con el Partido Liberal (FDP) por considerar que es "la mejor constelación" posible y también "el mejor gobierno que ha tenido Alemania desde la reunificación" en 1990.

La canciller defendió el rumbo marcado por su Ejecutivo, a escala de Alemania y también para el conjunto de Europa, porque ha demostrado que "la defensa de la competitividad no está reñida con los estímulos al crecimiento". Alemania "es solidaria y seguirá siéndolo", dijo, para matizar que tal solidaridad pasa por mantener el ritmo de reformas emprendido en toda la UE, ya que sólo así "Europa saldrá reforzada de la crisis".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia