Menú

Caprabo intenta 'robar' clientes a Mercadona

La cadena de supermercados ha lanzado El Comparador, una iniciativa que compara los precios de sus productos con los de Mercadona.

99
Caprabo compara diariamente los precios en los productos de la web de Mercadona | Folleto informativo

La cadena catalana de supermercados Caprabo, perteneciente al grupo Eroski, ha estrenado estrategia de cara al 'nuevo curso'. Caprabo, con 359 tiendas repartidas en Cataluña, Madrid y Navarra, lanzó la semana pasada El Comparador. Se trata de un programa con el que la compañía "se compromete a asegurar el ahorro a sus clientes comparando precios con su principal competidor y devolviendo la diferencia en el caso de ser más caro", asegura en el folleto informativo de la iniciativa.

Mediante El Comparador, Caprabo compara de manera automática todos los productos equivalentes con Mercadona en el momento de la compra del cliente. Si la compra de estos productos es más cara en Caprabo de lo que sería en Mercadona, la cadena catalana emite automáticamente un cupón por ese importe para cambiarlo en la siguiente compra.

Mientras que esta campaña puede verse como una estrategia contra Mercadona, ya que no se compara con ningún otro supermercado, Caprabo defiende que es un servicio para dar "comodidad" al cliente y "facilitar" la compra con "la tranquilidad de que estás acertando siempre con el precio".

Compara más de 2.000 productos

Caprabo ha decidido empapelar con carteles con El Comparador todos sus supermercados con el fin de atraer la atención del cliente. La enseña, perteneciente al Grupo Eroski, compara unas 2.500 referencias de todas las que hay en los lineales del supermercado, lo que no supone una muestra demasiado significativa. De esos 2.500 productos, un 47% son marcas de fabricante, un 35% son productos de marca propia (marca blanca), y, un 18% son referencias de productos frescos. Sin embargo, no se especifica en todos los productos el precio de los mismos, por lo que el consumidor no sabe hasta que pasa por caja cual es el descuento real. Caprabo revisa diariamente los precios disponibles en la página web de Mercadona y compara los productos que coinciden en cada compra.

Para poder cotejar los precios, y beneficiarse del descuento, el consumidor deberá tener la tarjeta de fidelización de la compañía, una manera de 'atar' al cliente de cara a su próxima compra. Además, después de pagar los productos, la cajera entregará el ticket con el cupón descuento correspondiente al consumidor, una manera de asegurarse una nueva compra por parte de ese individuo en el futuro. La enseña catalana ha lanzado además una aplicación para el móvil para que los clientes puedan contrastar los precios.

Intenta competir en precios

Desde hace unos meses, Caprabo está intentando hacer un 'lavado de cara' a su imagen de supermercado caro. El pasado mes de abril, la cadena de supermercados bajó el precio a más de 2.000 productos de manera permanente haciendo una inversión superior a 20 millones de euros.

La enseña aplicó estos descuentos en el precio en los productos más habituales dentro de la cesta de la compra: productos de alimentación (a más de 1.000 productos de primeras marcas de fabricantes), 600 productos de marca blanca Eroski, y en más de 300 productos frescos. Según la compañía, han decidido compararse con Mercadona porque es "el supermercado con el que más nos comparan nuestros clientes".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation