Menú

El Gobierno afirma que los Presupuestos de 2014 seguirán siendo "austeros"

Sáenz de Santamaría cierra con el núcleo económico del Gobierno los PGE: se congela el salario de los funcionarios y mejoran los datos de empleo.

32
Sáenz de Santamaría cierra con el núcleo económico del Gobierno los PGE: se congela el salario de los funcionarios y mejoran los datos de empleo.
Sáenz de Santamaría, con Guindos y Montoro.

Las cuentas públicas serán las de "un país en crisis que empieza a recuperarse". Esto es, sin los duros ajustes de las partidas anteriores pero aún "muy austeros", en palabras de un ministro implicado en la confección de las mismas. "La austeridad ha traído a España la confianza, y tenemos que perseverar", argumenta. Como prueba, que el salario de los empleados públicos seguirá congelado en 2014, aunque recuperarán la paga extra.

La Comisión Delegada para Asuntos Económicos acabó de perfilar los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. Con Mariano Rajoy ausente -de viaje en Nueva York, para intervenir ante la ONU-, su número dos fue la encargada de reunir al núcleo duro del gabinete y cerrar los capítulos pendientes. Fue un despacho de no más de tres horas en el área de Gobierno reservada en el Congreso, y en el que Soraya Sáenz de Santamaría volvió a ejercer de jefa.

En la práctica, las cuentas están ya cerradas, a la espera de que el Consejo de Ministros dé su aprobación final. Rajoy adelantó mucho trabajo antes de su estancia en Estados Unidos -está previsto que regrese el viernes a primera hora, alrededor de las siete de la mañana- y de ahí que el martes, en el Senado, adelantara que "se van a pedir menos esfuerzos a los ciudadanos". "Tenemos un plan y determinación para cumplirlo", defendió poco antes de coger el avión de regreso a casa.

Mejora de la economía

El cuadro macroeconómico ofrecerá la fotografía de una España que mejora, pero que sigue enferma. La previsión de crecimiento de la economía pasará del 0,5% al 0,7%; haciendo unos cálculos "muy prudentes", recalcan en Moncloa. Esto es, el Gobierno espera poder revisar a mejor las cifras pasados los meses, pero no han querido pillarse los dedos. Además, se formalizará que el déficit del Estado el año pasado fue del 6,8% del PIB frente al 7% estipulado.

Pese a todo, "todavía queda mucho por hacer", en palabras del propio Rajoy. Los Presupuestos mantienen la restricción en prácticamente todas las partidas. El Gobierno ha detectado cierto enfado en las instituciones comunitarias ante el mensaje de que España ya ha hecho los deberes y está saliendo de la crisis, y por ello sobre el papel se quiere demostrar que no se volverá a la política del gasto. Otro ejemplo: se congela la oferta de empleo público, con una excepción del 10% en algunos sectores como sanidad, educación o fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Las CCAA siguen siendo un problema

El Gobierno quiere ofrecer una doble imagen. Por un lado, proclama el fin de los recortes y, por otro, deja claro que se sigue rigiendo por una política de austeridad. La clave ahora, afirman, es insistir en la vía de la reforma de la administración pública, acabando con las duplicidades y haciendo unos entes más eficientes. Y, para ello, se volverá a dar un toque de atención para que sigan eliminando aquellos entes que no sirven para nada. "La UE todavía no se fía de nuestro modelo autonómico, por lo que, por ahí, tenemos mucho trabajo que hacer", reconocen desde el Ejecutivo.

Lo que Rajoy espera es que, poco a poco, la mejora macroeconómica empiece a notarse en la calle. Y, en este sentido, el Ejecutivo avanza una revisión a mejor de sus propias previsiones en materia de empleo. También se aprueban este viernes la reforma de las pensiones -según el presidente, "no se congelarán nunca"- y la ley de la Desindexación de la Economía. Al término del Consejo, comparecerán junto a Sáenz de Santamaría los ministros de Economía y Hacienda.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation