Menú

Montoro presume de "austeridad" pero sólo explica un tercio del total del gasto

En las cuentas presentadas tras el Consejo de Ministros, se muestran sólo los ingresos tributarios y el gasto ministerial no financiero.

En las cuentas presentadas tras el Consejo de Ministros, se muestran sólo los ingresos tributarios y el gasto ministerial no financiero.

Los presupuestos del año 2014 serán "rigurosos, austeros y comprometidos con la reducción del déficit público". Así lo ha asegurado este viernes por la tarde Cristóbal Montoro, en la tradicional rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. El Gobierno ha presentado un conjunto de tablas que, en su opinión, demuestran su compromiso con la reducción del gasto y la contención de los números rojos. El problema es que sólo un tercio del gasto total de los PGE de 2014 está en los datos de Montoro. El resto no se conocerá hasta el lunes, cuando el ministro lleve las cuentas públicas al Congreso.

Lo que ha presentado el ministro de Hacienda es sólo una pequeña parte de las cuentas del Estado. De hecho, las grandes partidas de gasto no están incluidas. Es algo habitual desde que Montoro llegó al cargo. Se destacan los ahorros en determinadas cuestiones, orillando la cifra general.

Por ejemplo, el año pasado, el Gobierno presumía de que el gasto ministerial caía un 8,9%. Pero este epígrafe sólo recogía partidas por valor de 43.000 millones de euros, cuando el conjunto del PGE-2013 ascendía a más de 382.000 millones. Es decir, el ahorro sólo afectaba a apenas el 11% del total del gasto.

Este año, en las cuentas presentadas tras el Consejo de Ministros, se muestran sólo los ingresos tributarios y el gasto ministerial no financiero. En el primer caso hablamos de 175.000 millones de euros, menos de la mitad del total de los ingresos. En el segundo, de 133.000 millones, apenas un tercio de los 390.000 millones que, aproximadamente, recogerán los PGE de 2014. Por eso, cualquier análisis que se quiera hacer de las cuentas del Estado para el año que viene tendrá que esperar al menos hasta el lunes.

De lo conocido este viernes, destacan tres cifras:

  • 179,750 millones: son los ingresos tributarios previstos por el Gobierno. En teoría, es un 2,4% más de lo que se recaudará en 2013. Teniendo en cuenta que el PIB crecerá un 0,7% y que no se espera una reactivación del consumo, resulta difícil imaginar cómo se conseguirá ese incremento. Montoro ha asegurado que "no habrá subidas de impuestos". De hecho, desde Moncloa incluso se insinúa que podría haber sorpresas en el sentido contrario. Habrá que ver cómo cuadra esto con ese 2,4%.
  • 36.590 millones: es la cifra de intereses. Es un 5,2% menos que en 2013. El Gobierno cree que la relajación de la prima de riesgo será suficiente como para compensar la subida de la deuda. Es decir, el montante total que se debe será mayor, pero el servicio de esa deuda caerá por los menores tipos a los que nos financiaremos.
  • 34.584 millones: el "gasto disponible para los ministerios". Es el dato en el que más énfasis hace el Gobierno. En su opinión, es la prueba palpable de su austeridad. Sin embargo, hay que recordar que en el proyecto de PGE del año pasado este gasto era de apenas 32.000 millones de euros. Es decir, o no se cumplieron aquellas cuentas o las del próximo año no son tan "austeras". En cualquier caso, apenas supone un 9% del gasto total de los PGE, por lo que su impacto en el total de las cuentas es mínimo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador