Menú

¿Cuánto influye el mercado laboral en la falta de conocimientos básicos de los españoles?

Sin estabilidad ni formación, los trabajadores acaban perdiendo parte de las habilidades que adquirieron en su etapa educativa.

19
Sin estabilidad ni formación, los trabajadores acaban perdiendo parte de las habilidades que adquirieron en su etapa educativa.
Un camarero, trabajando en Sevilla | Cordon Press

La educación española no ayuda al mercado laboral; y el mercado laboral no ayuda a la preparación de la población española. Con estas dos premisas, los resultados del Informe PIAAC (el PISA para adultos) que se conocieron este lunes quizás puedan comprenderse mejor. De esta manera, los españoles adultos, que antes fueron estudiantes, se encuentran dentro de un círculo vicioso de difícil salida. Ni llegan especialmente bien formados a su puesto de trabajo ni, una vez que han obtenido un empleo, mantienen las habilidades que adquirieron durante su etapa formativa.

Es habitual establecer una relación entre las deficiencias del sistema educativo y la calidad del mercado laboral. Como nuestra escuela y nuestra universidad sacan tan malas notas, parece lógico que luego los trabajadores no sean productivos. Sin embargo, es posible que haya también una relación inversa. Es decir, que las malas notas que los adultos españoles han sacado en PIAAC no tengan su origen sólo en las aulas, sino también en lo que ocurre una vez que se incorporan al mercado de trabajo.

Junto al cuerpo del informe, el Ministerio publicaba este lunes un Análisis Secundario, que incluía un estudio específico para España. Está dividido en ocho capítulos, realizados por profesores universitarios, que analizan los resultados de PIAAC en relación con diversos aspectos de la sociedad.

En lo que respecta al mercado laboral, destacan los capítulos 1 y 8. En el primero, los profesores Antonio Cabrales, Juan J. Dolado y Ricardo Mora, de la Universidad Carlos III de Madrid, estudian el impacto de la "dualidad laboral" en el "déficit ocupacional" de los españoles. En su opinión, "la evidencia empírica apoya la hipótesis sobre la relación negativa entre precariedad laboral y formación dentro de la empresa, así como la relación positiva entre las actividades de formación y las capacidades cognitivas de los trabajadores".

Es decir, que las empresas no gastan en formar a sus empleados temporales, lo que se traduce en una pérdida de productividad de estos. Tiene lógica. Lo que ocurre es que al final esto acaba afectando negativamente a la propia compañía. Pero nadie es capaz de romper este círculo vicioso. No se forma porque es temporal; al no estar formado es más complicado conseguir un empleo fijo; como no se es productivo se sigue siendo temporal y finalmente se sigue sin conseguir formación.

Esta dinámica no sólo tiene un reflejo en lo que tiene que ver con el empleo. La estructura dual del mercado laboral español también afecta a las habilidades más básicas de los trabajadores. Antonio Villar, de la Universidad Pablo de Olavide, lo denuncia en el octavo capítulo del informe.

Según sus conclusiones, hay una "depreciación cognitiva" por efecto de la edad. Vamos, que cuanto más mayores somos más vamos olvidando las habilidades que adquirimos en la etapa educativa. Esto puede parecer más o menos lógico y, de hecho, se repite en otros países que se han examinado en PIAAC. Pero lo que destaca en España es que "este ritmo de depreciación se ve afectado por la situación laboral de los individuos". De esta manera, "el desempleo prolongado o la inestabilidad laboral no sólo afectan a la renta y el bienestar de las familias, sino que descapitalizan a los individuos, de modo que una parte de la inversión realizada en educación se pierde rápidamente debido a esta circunstancia".

¿Y qué hacer? Pues ésa es la pregunta que todo el mundo se hace. El mercado laboral español es uno de los más duales del mundo y de los que más castiga a los temporales: hacen ocupaciones que deberían estar reservadas para fijos, son los primeros en salir en cuanto llegan mal dadas, pasan más tiempo en esta situación, no consiguen estabilizar una carrera laboral convencional,... Los estudios coinciden en que la última reforma laboral no está logrando resultados en este aspecto. Expertos de diversa procedencia han abogado por la reducción del número de modalidades contractuales (se ha hablado mucho del contrato único, pero hay muchas alternativas). El Gobierno ya ha dejado claro que no habrá novedades de fondo en esta cuestión. Dentro de unos años, cuando llegue la segunda edición de PIAAC, habrá que comprobar si sigue pesando en las notas de los españoles.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation