Menú

Las diez condiciones que impone el SPD para gobernar con Merkel

La implantación de un salario mínimo es una de las principales exigencias de los socialistas, pero no la única.

0
La implantación de un salario mínimo es una de las principales exigencias de los socialistas, pero no la única.

El Partido Socialista Alemán (SPD) mantuvo una reunión interna el pasado fin de semana cuyos resultados son de vital importancia para el futuro político de la República Federal Alemana. Tras los pasados resultados electorales, la victoriosa Angela Merkel vio cómo su mayoría parlamentaria era insuficiente para gobernar, lo que ha obligado a la cúpula de CDU y CSU al diálogo con Verdes y SPD en las últimas semanas.

Buscan una coalición que permita un Gobierno estable, un socio que substituya al defenestrado FDP. La negativa de los Verdes dejaba paso a los socialistas, que han decidido llevar adelante las conversaciones de pacto de gobierno, pero bajo una lista de condiciones. A continuación, se detallan las 10 grandes demandas de los socialistas para gobernar con Merkel y algunas valoraciones sobre las mismas efectuadas por el blog Desdeelexilio -en cursiva-.

1. "Queremos que el trabajo en Alemania vuelva a dar frutos para todos. Esto incluye, entre otras cosas, la introducción de un salario mínimo nacional de € 8,50 euros por hora, la lucha contra el abuso de subcontrataciones y trabajo temporal y la abolición de los contratos limitados temporalmente que no estén debidamente justificados".

La peor noticia de todas. Se nota que quien ha propuesto esta medida vive en la antigua República Federal Alemana. Hay tres factores a tener en cuenta con esta subida del salario mínimo:

  • Dualidad Este-Oeste. En Alemania no sólo existen salarios mínimos sectoriales (algo infinitamente más sensato que un salario mínimo general). Estos salarios mínimos, luego, son diferentes en función del Estado en el que uno se encuentre. El salario mínimo en el sector de la Gastronomía en un restaurante de Leipzig (antigua RDA) es menor que el del mismo trabajador en el mismo restaurante en Stuttgart (antigua RFA). En la antigua República Democrática Alemana tener sueldos de € 7,00 ó € 7,50 es muy normal en los trabajos no cualificados o de baja cualificación. Y aquí, donde las tasas de paro siguen siendo superiores al 10%, lo último que necesitan es un salario mínimo artificialmente alto.

  • Minijobs. Hasta ahora sólo se podía trabajar con un minijob y cobrar simultáneamente las prestaciones sociales correspondientes (desempleo, jubilación, etc) durante 15 horas y 450 euros semanales en trabajos no cualificados. Al imponer el salario mínimo, también habrá que reformular las cantidades mínimas del minijob.

  • Emigrantes. Sin duda, los más perjudicados por esta medida. Alemania es un país donde la adaptación resulta compleja y donde la mayor barrera es el idioma. Si a una persona que no habla el idioma se le pone esa barrera de entrada, su integración resultará mucho más difícil.

2. "La pobreza en la tercera edad se debe prevenir de forma permanente. Después de una larga vida laboral, debe quedar una buena pensión sin deducciones. Queremos mejorar la seguridad de las personas con discapacidad adquirida. Nos esforzamos por una armonización definitiva de los sistemas de pensiones en Alemania Oriental y Occidental".

Esta armonización es imposible a día de hoy. Es como pretender armonizar los presupuestos del Real Madrid y del Rayo Vallecano. No se puede armonizar la pensión de un alemán de Baviera o de Hamburgo que ha trabajado durante 30 años con alguien que haya vivido bajo el régimen comunista, donde la riqueza creada era irrisoria. La única posibilidad sería creando un agravio comparativo entre los pensionistas de los diferentes Estados alemanes y subiendo los impuestos a los trabajadores de hoy.

3. "La situación de los discapacitados y receptores de cuidados domiciliarios, sus familias y los que trabajan en la atención debe ser mejorada. Queremos lograr estos objetivos mediante un aumento de las cuotas del seguro de atención de enfermería (Pflegeversicherung)".

Otra subida de impuestos. El Pflegeversicherung es una de las cuotas obligatorias que paga todo trabajador.

4. "La igualdad entre mujeres y hombres ha de ser mejorada en todas las áreas. Queremos, entre otras cosas que el principio de igual remuneración por igual trabajo también pueda prevalecer entre mujeres y hombres. También queremos dar normas vinculantes para aumentar el número de mujeres en puestos directivos".

5. Indirectamente, el SPD exige la posibilidad de la doble nacionalidad para todos. Los niños de Alemania deben seguir siendo ciudadanos alemanes, "es por eso que queremos abolir la ley de opción obligatoria y permitir la ciudadanía múltiple".

Los extranjeros residentes en Alemania están obligados a renunciar a su nacionalidad de origen, en sustitución de la alemana, para poder ser ciudadanos alemanes de pleno derecho.

6. "Queremos fortalecer financieramente a los municipios de forma sostenible y aliviar el costo de los servicios sociales, incluidos los de la participación igualitaria de las personas con discapacidad".

Respecto de la sostenibilidad de los municipios, es una cuestión de reparto de la tarta de impuestos.

7. "Sobre las necesidades de inversión en infraestructuras, los socialistas dicen lo siguiente: "Vamos a hacer un esfuerzo extra para mantenerla y expandirla".

8. "El sistema educativo debe fortalecerse y hacerse más equitativo. La escuela y área preescolar deben ser diseñados de manera que se puedan mejorar tanto las ayudas individuales como la conciliación de la vida laboral y familiar".

Lo que tiene que ser el sistema educativo es exigente, no equitativo. Y debe ser exigente en términos de que cada alumno alcance el máximo de su potencial, no en términos de que los malos estudiantes retrasen a los buenos estudiantes. Antes que igualar eso, sería preferible que se financien investigaciones sobre las causas por las que los alumnos se retrasan respecto de otros y sobre métodos de mejora de resultados en problemas como déficits de atención, comprensión lectora, etc.

9. "Queremos regular los mercados financieros de forma más efectiva. Para que los mercados financieros participen en la gestión de la función pública y los costos de la crisis, queremos introducir un impuesto a las transacciones financieras. El fraude fiscal será más controlado y perseguido".

De nuevo la Tasa Tobin, pero en el peor de sus sentidos. En este caso, no se pretende poner un impuesto para limitar los movimientos especulativos más agresivos (los cuales, por cierto, tampoco tienen por qué tasarse). Si lo que se pretende es que colaboren en reparar los costes de la crisis y participar en la función pública, de lo que estamos hablando es de que los mercados presten dinero al Estado a tipos artificialmente bajos. En España conocemos muy bien las consecuencias: credit crunch y crowding out. Hay que ver cómo afectarían estas medidas a la financiación de empresas y proyectos, algo que en Alemania hasta ahora ha funcionado bastante bien. Sobre todo, hay que ver cómo funcionaría de llevarse a cabo en los Estados ex-RDA.

10. "Queremos asegurar y fortalecer el crecimiento y el empleo en Europa. Esto sólo se logrará si todos los países de la UE, y particularmente en la zona del euro, se coordinan en una estrategia de crecimiento sostenible con una política fiscal sostenible. La lucha contra el desempleo juvenil a nivel europeo debe reforzarse".

Esto no deja de ser un mensaje de buenas intenciones. Las competencias más importantes en términos laborales las tienen los Estados miembros de la UE, salvo que se pretenda regular todo desde la Unión Europea.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD