Menú

Abrir un negocio en España es tan difícil como en la Franja de Gaza

España se desploma seis puestos en el ranking mundial sobre facilidad para hacer negocios, hasta el puesto 52, a la altura de Túnez y México.

25

La economía española se ha desplomado seis puestos en el nuevo informe Doing Business 2014 del Banco Mundial (BM), presentado este martes, un ranking internacional que mide la facilidad para hacer negocio en un total de 189 países. En concreto, España desciende este año hasta el puesto 52 de la clasificación frente al 46 del pasado año, por delante de países como Panamá, Hungria o México, y por detrás de Túnez, Kazajstán y Eslovaquia.

Desde que se publica este índice, en 2006, nunca antes había cosechado un nota tan baja. De hecho, España es el país que ha registrado en el último año un mayor deterioro en su clima empresarial de toda la OCDE, tan sólo superado por República Checa (baja del 68 al 75) y Eslovaquia (del 43 al 49). La razón de este descenso se debe, sobre todo, al retroceso experimentado en materia de impuestos, en donde se hunde 34 puestos en el ranking. Tal y como muestra el siguiente cuadro, España baja en 8 de los 10 indicadores analizados con respecto a la clasificación del pasado año.

De este modo, se sitúa en el puesto 52 del mundo en cuanto a facilidad para hacer negocios. Sin embargo, destaca especialmente por los obstáculos existentes a la hora de abrir un negocio (puesto 142 del mundo), obtener permisos de construcción (98), protección de los inversores (98) y pago de impuestos (67). En concreto, el informe destaca que abrir un negocio en España es casi tan difícil como en Guatemala (145), República Dominicana (144) y la Franja de Gaza (143).

En España, un empresario necesita unos 23 días y cumplimentar hasta 10 procedimientos para poner en marcha su negocio, frente a los 11 días y 5 trámites de media existentes en la OCDE, respectivamente. Pese a todo, el informe valora positivamente que ahora "abrir un negocio en España es más fácil con la eliminación de los requisitos para obtener una licencia municipal" y por la mayor eficiencia del registro comercial.

La mayor caída experimentada en el último año corresponde al pago de impuestos tras las intensas y continuadas subidas fiscales llevadas a cabo por el Gobierno del PP. Retrocede 34 puestos, hasta situarse en el 67 del ranking internacional. La tributación sobre las empresas asciende al 21,2% frente al 16,1% de media que presenta la OCDE, la fiscalidad sobre el trabajo sube al 36,8% frente al 23,1% de la OCDE y la carga impositiva total sobre rentas y beneficios se sitúa en 58,6% frente al 41,3% del resto de países ricos.

En los dos únicos apartados donde mejora España respecto al pasado año es en obtención de electricidad (sube 9 puestos, hasta colocarse en el 62) y comercio transfronterizo (avanza 3, hasta el 32).

El top 10 para hacer negocios

Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, EE.UU. y Dinamarca se mantienen como los países con regulaciones más favorables para realizar negocios, según el informe, seguidos de Malasia, Corea del Sur, Georgia, Noruega y Reino Unido. La lista de los diez primeros, que apenas registra cambios respecto al pasado año.

Por último, el Banco Mundial destaca los progresos realizados en este área por Rusia, Filipinas o Guatemala. En el listado de 188 países, las economías que registraron mayores avances en el último año fueron Ucrania (112), Ruanda (32), Rusia (92), Filipinas (108), Kosovo (86), Djibouti (160), Costa de Marfil (167), Burundi (140), Macedonia (25) y Guatemala (79).

El estudio valora positivamente la "convergencia" hacia una progresiva eliminación de los requisitos burocráticos que, en términos generales, se ha extendido en el mundo en los últimos años. "Las economías con los procesos regulatorios más costosos y complejos, y las instituciones legales más débiles están adoptando gradualmente algunas de las mejores prácticas observadas en los países con mejor desempeño", afirma Augusto López-Claros, director del Departamento de Análisis e Indicadores Globales del BM en rueda de prensa, al destacar la mejora en el aérea del África subsahariana. Tan sólo en el último año se implementaron 238 reformas de regulaciones empresariales en 114 economías; lo que significa un 18 por ciento más que el año anterior.

La media global para abrir un negocio es hoy de 7 procedimientos y 25 días, mientras que apenas una década atrás el tiempo medio era de 50 días. En Nueva Zelanda se necesita medio día para abrir un negocio, en el caso de Venezuela, que ocupa uno de los últimos lugares, se requieren 144 días. Por su parte, España pasó del puesto 44 al 52 en el ránking, en línea con la tendencia descendente de varias economías europeas frente al avance de países emergentes.

Como parte negativa, el organismo internacional apunta que los gobiernos de Oriente Medio y el Norte de África son los continúan enfrentándose a "complejos retos para mejorar su entorno regulatorio empresarial en medio de un clima de inestabilidad política y social".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios