Menú

Solbes admite ahora que fue "excesivamente optimista" sobre la crisis durante su etapa con Rodríguez Zapatero

El exministro se arrepiente de haberse presentado a la segunda legislatura y asegura que quería "ir más allá con el superávit, pero tenía poco apoyo".

49

"El documento existe. No es un documento oficial, pero existe. Tenía fecha 8 de enero de 2009 y se le entregó en su día al presidente del Gobierno". Con estas palabras, Pedro Solbes se ha reafirmado en su versión de la parte más polémica de su libro de memorias, Recuerdos, que este martes se ha presentado en Madrid, en una multitudinaria rueda de prensa.

El ex ministro de Economía aseguraba el domingo, en una entrevista en El País, que a comienzos de ese año le entregó a José Luis Rodríguez Zapatero un documento con un conjunto de medidas económicas urgentes, de recorte de gasto y equilibrio presupuestario, que creía que era imprescindible aprobar cuanto antes. Según su relato, recibió una respuesta negativa y ése fue el principio del fin de su vida como ministro.

Sin embargo, parece que su antiguo jefe no comparte esta versión. John Müller aseguraba este lunes en El Mundo que el expresidente del Gobierno no recuerda para nada aquel famoso plan, ni que fuera entregado en Moncloa, ni que se tuviera en cuenta en ningún momento. La semana que viene llega el turno de las memorias de Rodríguez Zapatero. Habrá que esperar a ese momento para ver qué dice oficialmente.

"Excesivamente optimista"

En cualquier caso, este martes era el turno de su ministro de Economía. Y su visión de cómo transcurrieron sus últimos meses en el Gobierno. Admite que no quería presentarse a la segunda legislatura. Que lo hizo por una mezcla de lealtad funcionarial y preocupación ante la que se avecinaba. Que se equivocó en muchas ocasiones y que realizó declaraciones "excesivamente optimistas", incluso cuando ya era evidente que el país estaba en crisis. Eso sí, asegura que él era partidario de un mayor ajuste presupuestario desde el principio y que no encontró el apoyo necesario "en el Gobierno... ni en la calle".

Las siguientes han sido sus respuestas más jugosas a las preguntas de la prensa reunida en la presentación. Casi no ha rehuido ningún tema. Ni siquiera sobre Manuel Pizarro y su polémico debate. "Me gustaría que se hubiera quedado en política", ha dicho.

- Sobre la segunda legislatura: "Me arrepiento de haberme presentado a las elecciones, pero no por un problema personal [con Rodríguez Zapatero]. Mi peor error fue quedarme en la segunda legislatura". Su explicación sobre este tema tiene que ver también con la crisis económica. De acuerdo con su relato, a finales de 2007 comenzó a ver que podía desencadenarse una tormenta en el sector financiero a escala mundial y creyó que "no era correcto" irse en una situación difícil. Además, apunta que pensó que "las complicaciones permitirían acercar posiciones" con el presidente del Gobierno. Algo que al final no ocurrió.

- ¿Por qué aceptó ser ministro?: "No entraba en mis planes venir a Madrid con Rodríguez Zapatero [en el año 2004], pero me sentía en deuda con el PSOE por la colaboración de tantos años y pensé que debía echar una mano. En la primera legislatura se hicieron cosas. En el ámbito económico, a pesar de las tensiones y algunos excesos, hubo una gestión razonable. Pero no conseguimos cortar la dinámica de burbuja o endeudamiento privado".

Eso sí, Solbes en ningún momento rechaza su papel en los gobiernos socialistas. Asegura que se siente "corresponsable" de lo realizado en esos años: "En términos globales estoy bastante satisfecho de lo que he hecho, aunque me arrepiento de algunas cosas y sé que algunas de las decisiones no fueron las correctas". Y por qué no se fue antes: "Siempre tienes la posibilidad de irte cuando estas en un Gobierno, pero es una especie de bomba atómica que puedes sacar una sola vez".

- ¿Hubo plan?: "El documento existe. No es un documento oficial, pero existe. Tenía fecha 8 de enero de 2009 y se le entregó en su día al presidente del Gobierno". La versión del ex ministro es que llevó el 8 de enero un informe a Moncloa y se lo entregó a Rodríguez Zapatero. En las medidas propuestas en el ahora famoso Plan Solbes, estaban algunas que "se pusieron en marcha posteriormente", como la supresión del cheque bebé o varios de los ajustes presupuestarios aprobados en mayo de 2010.

Y a la pregunta de qué hubiera pasado si sus recomendaciones se hubieran puesto en marcha en aquel momento. Solbes dice que "es ciencia-ficción", aunque dibuja un posible escenario: "La contaminación de la deuda soberana se habría producido, pero hubiéramos llegado a ese momento en condiciones diferentes. Hubiéramos ganado un año".

- Las diferencias: Solbes asegura que la principal diferencia entre su planteamiento y el de Zapatero tenía que ver con el déficit. "Yo pensaba que un 40% de deuda pública nos daba margen para un cierto gasto adicional, pero debía haber un cierto equilibrio, con un compromiso claro de vuelta al equilibrio presupuestario a largo plazo". Pero "quien manda", recuerda, "es el presidente".

Además, el ex ministro asegura que era partidario de "ir más lejos en el superávit público" durante los años de vacas gordas, pero tenía "poco apoyo, en el Gobierno... y en la calle".

- El Modelo Palme: una de las revelaciones con más sustancia de la rueda de prensa ha llegado cuando Solbes ha explicado sus falta de sintonía con la forma en la que Rodríguez Zapatero manejaba los asuntos económicos. Para ello, ha tirado del que ha llamado Método Palme, según le explicó en su día Felipe González: "Palme decía que hay que dar la razón siempre al ministro de Economía, salvo en algunas ocasiones, para que se vea quien manda. Los gobiernos son como una coalición: el ministro de Economía por una parte y por otra parte los demás, que quieren gastar. Para que funcione, el presidente debe estar de parte del ministro de Economía; si no, no funciona. Pero Rodríguez Zapatero pensaba que debía hacer de árbitro [entre ambas partes]".

- Optimismo y crisis: quizás ha sido la parte más incómoda de su comparecencia, cuando menos a gusto se le ha visto. Preguntado por algunas de sus declaraciones (como una entrevista en la SER a comienzos de 2009, cuando la crisis ya era evidente), por el famoso debate con Manuel Pizarro antes de las elecciones de 2008 y por la obsesión por evitar la palabra crisis, Solbes ha reconocido que fue "excesivamente optimista" en algunas de sus comparecencias públicas: "Hay una contradicción: la que sucede entre cómo analizan las cosas internamente y cómo se presentan al público, no creando más preocupación de lo necesario". Eso sí, recuerda que en diciembre de 2008 se presentó una previsión de caída del PIB del 1,6%.

"No valoramos bien el impacto de Lehman Brothers en Europa. En julio del 2008, el BCE todavía no ve recesión y sube los tipos. Y el Eurogrupo, despúes de Lehman Brothers, todavía dice que no va a tener impacto sobe Europa" En general, Solbes reconoce que su posición fue "excesivamente optimista. Aquellas declaraciones fueron totalmente incorrectas".

- Pizarro: el tema del famoso debate con Manuel Pizarro no podía faltar. Solbes ha asegurado que siempre tuvo "buenas relaciones" con el empresario y que las intentó "mantener después": "El debate fue en términos de guante blanco. A Pizarro le he visto después en un par de ocasiones [y mantenemos una buena relación]. Fue una pena que no se quedara en política".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ridículo en la recogida de firmas de profesores universitarios por la independencia
    2. Neymar y Cavani casi llegan a las manos por dinero
    3. Ana Rosa Quintana da un toque de atención a Andrea Janeiro
    4. Los separatistas usarán viejos inválidos y niños de pecho como escudos humanos
    5. Las cuatro vías por las que Puigdemont y Junqueras pueden ser destituidos de sus cargos
    0
    comentarios

    Servicios