Menú

El sector privado empieza a crear empleo

Industria, construcción y servicios logran crear 31.000 empleos en lo que va de año, excluyendo sector público y agricultura.

0

Tras largos años de intensa y constante destrucción de empleo, el sector privado comienza a mostrar ciertos signos de estabilidad e incluso de mejora -si se excluye al sector agrícola-, algo inédito desde el estallido de la crisis. En su último Cuadernos de Información Económica, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) desvela que ya se está produciendo un "ligero" crecimiento del empleo en el sector privado no agrícola.

En un artículo elaborado por los economistas Ángel Laborda y María Jesús Fernández, en el que analizan la evolución del PIB español en el tercer trimestre, se constata la salida de la recesión, tras crecer un 0,1%, y la relativa estabilización que vive la economía nacional desde principios de 2013. En concreto, este leve repunte de la actividad se sustenta, básicamente, en el sector servicios y el turismo, así como en una tímida recuperación de la industria.

El dato más relevante, sin embargo, tiene que ver con la evolución del empleo, puesto que el análisis de la Encuesta de Población Activa (EPA) relativa al tercer trimestre del año refleja que ya se está produciendo un "ligero crecimiento del empleo privado no agrícola".

El número de ocupados se situó en un total de 16.823.200 al finalizar septiembre, tras crecer por segundo trimestre consecutivo, lo cual no sucedía desde 2010. Sin embargo, una vez eliminado el efecto calendario -excluyendo las oscilaciones propias de las diferentes épocas del año-, la ocupación bajó un 1,1% respecto al segundo trimestre. A este respecto, Funcas aclara que este resultado está "algo sesgado por el comportamiento fuertemente irregular del empleo agrícola, pese a que apenas representa el 4% del empleo total. Si excluimos dicho sector para obtener una señal más representativa de la tendencia real, el resultado es una caída del empleo de tan solo unas 8.500 personas […] Si, además, excluimos el empleo del sector público, que se encuentra inmerso en su propio proceso de ajuste, el resultado final es un ligero crecimiento del empleo privado no agrícola".

Es decir, el sector privado ha comenzado a crear puestos de trabajo, aunque aún de forma muy tímida. Esta tendencia se comprueba, igualmente, al observar la evolución del empleo público y privado a lo largo del año. Así, aunque la recesión ha destruido un total de 134.000 puestos de trabajo en los primeros nueve meses del año, el menor incremento desde 2010 (-99.100), lo relevante es la distinta evolución que registra el sector privado (-47.300 empleos) y el público (casi 87.000 menos). Es decir, el 35% de la destrucción laboral se concentra en el sector privado, y el 65% restante en el público; en 2010, por el contrario, toda la destrucción laboral se concentraba en el sector privado, ya que el número de empleados públicos aumentaba. Al cierre de septiembre, el sector privado ocupaba a un total de 13.992.600 personas y el público a 2.830.600.

Sin embargo, una vez eliminado el sector agrícola, se observa que el empleo privado no agrario acumulado hasta septiembre también aumenta por primera vez desde el estallido de la crisis. En concreto, ha crecido en casi 31.000 puestos de trabajo desde el cierre de 2012 hasta el tercer trimestre, al pasar de 13.265.900 a 13.296.800, respectivamente, según los datos de la EPA.

Recuperación lenta

Pese a este punto de inflexión, los expertos de Funcas alertan de que, si bien España salió técnicamente de la recesión en el tercer trimestre, "esto no significa que la crisis haya sido superada". El problema es que "el proceso de ajuste aún no ha finalizado, como pone de manifiesto la reducida tasa de inflación, la continuación de la caída de los precios de los activos inmobiliarios y de los salarios, la restricción crediticia, o la aceleración de los procesos de generación de excedentes financieros por parte de hogares y empresas, destinados a la reducción de su endeudamiento". Además, el informe indica que el sector público "aún tiene que completar un importante ajuste presupuestario".

Por ello, ambos economistas concluyen que "se puede decir que el proceso de ajuste y corrección de los desequilibrios ha avanzado lo suficiente como para hacer posible una estabilización de la demanda interna y la salida de la recesión, pero no lo suficiente como para que pueda darse por finalizada la crisis y la economía se encuentre en condiciones de iniciar un nuevo ciclo expansivo sólido y capaz de generar empleo".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD