Menú

Sacyr no contempla abandonar las obras del Canal de Panamá

El presidente de la constructora, Manuel Manrique, mantiene la advertencia de paralizar las obras si no recibe liquidez.

4
El presidente de la constructora, Manuel Manrique, mantiene la advertencia de paralizar las obras si no recibe liquidez.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr, este lunes por la tarde en la sede de la compañía en Madrid | EFE

La convocatoria este mismo lunes de una rueda de prensa en la sede de Sacyr a cargo del presidente de la compañía, Manuel Manrique, sobre las obras del Canal de Panamá despertó una gran expectación. Así, en una sala de prensa abarrotada de periodistas, Manrique se ha presentado para aclarar la postura de la constructora en el conflicto que mantiene desde diciembre con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) sobre los pagos de los sobrecostes que se han derivado de una de las obras de ingeniería más importantes del mundo.

"Las obras continuarán"

De este modo, Manrique ha comenzado diciendo que "las obras continuarán" y que su compañía continuará ejecutando esta obra hasta hasta su conclusión porque "sólo contempla el escenario del acuerdo" para solventar lo que ha calificado como un "puntual inconveniente".

Pese a que el montante total de las mútlimples reclamaciones que el consorcio tiene cursadas "según estipula el contrato" supera los 1.600 millones de dólares, el problema fundamental con el que se encuentran Sacyr es de flujo de caja, o "cash flow". Así lo ha explicado Manrique, quien ha señalado que las dificultades se centran en el desfase que existe entre los mecanismos de resolución de las reclamaciones (fundamentalmente en la junta de resolución de conflictos y en arbitraje internacional) y el avance de las obras.

Mantiene el preaviso

Tal y como ha explicado, mientras se demora en el tiempo la resolución de las diferentes reclamaciones, el presupuesto para la continuación de las obras, el pago a proveedores, etc. se va agotando y ese "decalaje", según palabras del propio Manrique, es el que tienen que solucionar antes del día 20. Lo que no ha retirado Sacyr por el momento es su preaviso de paralización de las obras en caso de no conseguir salvar este problema "puntual".

Manrique ha explicado que las soluciones que se han adoptado son "necesarias, imprevisibles e inevitables", aunque está plenamente convencido de que el trabajo que se realiza día a día en consonancia con las administraciones panameña y española así como con la ACP terminará por solucionar los problemas de liquidez que amenazan con paralizar las obras. En este sentido, el presidente de Sacyr ha agradecido la postura de las autoridades españolas y panameñas para facilitar un acuerdo.

En cualquier caso, Manrique ha repetido hasta la extenuación que "Sacyr no va a abandonar el proyecto, las obras van a continuar y van a acabar, porque no contemplamos otro escenario que el del acuerdo". Preguntado en multitud de ocasiones durante la rueda de prensa por el montante necesario para continuar las obras y solucionar ese problema de "decalaje", o sobre lo que sucederá en caso de que ese dinero no llegue, Manrique ha insistido en que no contempla la posibilidad de que ese problema no se resuelva y que se tengan que paralizar las obras.

"La oferta no fue temeraria"

Además, ha defendido a su compañía de las críticas recibidas estos días y ha señalado que la oferta por el contrato de ampliación del Canal de Panamá no fue "temeraria". Al mismo tiempo dice que "nuestras reclamaciones son justas, razonables y plenamente justificadas", además de haberlas "reclamado según estipula el contrato". Por otro lado, Manrique ha querido aprovechar la ocasión para dejar claro que "la compañía es solvente y sólida. Nuestra solvencia financiera no se va a ver comprometida", por la obra del Canal.

Entre los problemas que han provocado los sobrecostes se citan nuevas fallas geológicas, diferentes características del terreno que no estaban contempladas en los estudios facilitados por la autoridad del canal, alteraciones en la disponibilidad del basalto necesario, demoras en la mezcla de cemento acorde o mayor dotación de materiales. De entre estos motivos, Manrique ha señalado que uno de los problemas fundamentales es el de la disponibilidad de Basalto que ha ocasionado unos sobrecostes de 500 millones de dólares.

Además, Manrique ha asegurado que ni Sacyr ni GUPC han "amenazado con nada" y que el consorcio ya ha acordado con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) que las resoluciones se lleven a cabo mediante los mecanismos previstos en el contrato de forma que se pueda avanzar en los escenarios que ayuden a minimizar los tiempos de resolución del conflicto y mejorar los flujos de caja de la compañía.

La Autoridad del Canal se mostró el martes pasado dispuesta a sacar un nuevo adelanto de 100 millones de dólares, otorgar dos meses de moratoria al pago de un anticipo de 83 millones, y que el GUPC aporte otros 100 millones para evitar la paralización y garantizar los trabajos por los próximos "dos a cuatro meses". De momento, los socios han invertido 280 millones de dólares adicionales para cubrir los sobrecostes originados por el proyecto, que GUPC se adjudicó en 2009 por 3.118 millones de dólares.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco