Menú

Las subidas fiscales al tabaco provocan una caída en la recaudación

El consumo de Tabaco ha sufrido el efecto de la curva de Laffer. De cada cajetilla, más del 80% se va en impuestos.

0

El tabaco ha sufrido tres aumentos fiscales en los últimos dos años, de nuevo ha subido en fechas recientes con un encarecimiento de 15 céntimos la cajetilla. Pero donde más se ha notado es en la picadura de liar, que pasa de 8 a 22 euros por cada kilo, con una fiscalidad mínima que se traslada del 68,75% al 75%.

La Asociación Empresarial del Tabaco Adelta ha constatado que 2013 ha sido un año "muy difícil"para la industria del tabaco, tras registrarse una caída de las ventas de cigarrillos del 11% y sumar cinco años de retrocesos, marcados por la crisis económica, las fuertes subidas fiscales, la presión regulatoria y el contrabando. La recaudación a través de impuestos del tabaco cae un 2,8% en 2013 y un 7,65% desde 2010 por el retroceso de las ventas. Fuentes consultadas atribuyen esta caída de ventas a la situación económica vivida durante estos últimos cuatro años unida a los constantes incrementos de precios del tabaco.

En 2013, el mercado de cigarrilos, que supone el 86,2% del total de las ventas en valor, registró un descenso del 5,4% en relación con el año anterior, hasta 10.217 millones de euros. Coincidiendo con los años de crisis, entre 2008 y 2013, las ventas en volumen de cigarrillos descendieron un 47%, al pasar de 4.514 millones de cajetillas a 2.375 millones. Las ventas de cigarrillos se han visto negativamente afectadas, fundamentalmente, por el comercio ilícito, que se sitúa en niveles récords superiores a los dos dígitos.

El tabaco de liar, equivalente al 9,2% del valor total del mercado, y los cigarros y cigarritos, el 4,3% del total, frenaron en 2013 el crecimiento de años anteriores y registraron un alza moderada de sus ventas en volumen del 6,3% y 4,8%, respectivamente.

Contrabando y fiscalidad

Con este punto de partida, la asociación que dirige Juan Páramo ha subrayado que en estos momentos la clave para optimizar la recaudación fiscal es reforzar la lucha contra el comercio ilícito de tabaco, lo que permitirá un incremento de los ingresos (el 80% del precio de venta al público de una cajetilla de cigarrillos son impuestos) sin necesidad de elevar la presión impositiva al tabaco, que es una de las más altas de la Unión Europea.

En este sentido, la asociación ha confiado en que se mantenga un marco fiscal estable, pues lo ocurrido desde 2010 hasta la fecha pone de manifiesto que en el sector del tabaco no siempre un aumento de impuestos se traduce en un incremento de la recaudación. En paralelo, es necesario que se sigan reforzando los esfuerzos policiales de represión del contrabando.

En 2013, la recaudación a través de impuestos procedentes de la totalidad de las labores del tabaco (impuestos especiales, IVA y recargo de equivalencia) ha bajado un 2,8%, hasta 9.118,8 millones en relación al año anterior, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos. Desde 2010, como consecuencia de la caída de ventas, la contribución del tabaco a las arcas públicas ha retrocedido un 7,65%.

Más impuestos que la media de la UE

Frente a las voces que animan a subir aún más la fiscalidad al tabaco argumentando que aún queda recorrido para "converger" con Europa, fuentes del sector indican que este argumento resulta falaz si se observan los propios datos de la UE, donde la media del impuesto al tabaco es del 61,8% mientras que en España es del 62,9% y se encuentra entre los países con mayor fiscalidad a este producto.

Incidencia fiscal de los cigarrillos en la UE

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD