Menú

La izquierda confunde Coca-Cola con una embotelladora española

PSOE y sindicatos acusan a la multinacional de cerrar fábricas que no son suyas. Además, la decisión de Iberian Partners está justificada.

98
PSOE y sindicatos acusan a la multinacional de cerrar fábricas que no son suyas. Además, la decisión de Iberian Partners está justificada.
Actividad de las plantas en los picos de mayor producción I Elaboración propia.

Al conflicto por el cierre de las cuatro embotelladoras de Coca-Cola en España le queda mucho para resolverse. Mientras sindicatos y políticos ponen todos sus esfuerzos por defender a ultranza la continuidad de la plantas de sus respectivas comunidades autónomas, la empresa sigue insistiendo en que clausura las fábricas de Madrid, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias, por causas productivas y organizativas.

El año pasado, las embotelladoras de Coca-Cola (Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega) se fusionaron para crear Iberian Partners, el único embotellador autorizado por la multinacional del refresco en España. La empresa resultante de la unión de estas siete empresas familiares comenzó, entonces, a elaborar un plan de reestructuración que ha terminado con 4 plantas cerradas y con 1.250 trabajadores afectados, el 20% de una plantilla.

De esos 1.250 empleados, 500 trabajadores serán reubicados en las fábricas que quedarán abiertas y que van a aumentar su producción. De los 700 restantes, un total de 350 personas podrán acogerse a prejubilaciones y, según la empresa, "algunos" de los 350 despedidos "podrán pactar salidas voluntarias con condiciones cercanas a las prejubilaciones". Finalmente, la cifra de personas despedidas será de 350 personas "como máximo".

No es Coca-Cola la que despide

El presidente de Coca-Cola Iberia, Marcos de Quinto, ha intentado aclarar varias veces en su cuenta de Twitter que su compañía no es la responsable del cierre de las fábricas, ya que esta decisión la ha tomado de forma independiente Iberian Partners, su socio, sí, pero una empresa externa de capital 100% español.

Sin embargo, a los sindicatos la realidad no parece afectarles y continúan utilizando los resultados empresariales de Coca-Cola España para criticar los cierres confundiendo ambas empresas.

"Es inmoral que una empresa líder con más de 900 millones de euros de beneficios en España en el último año y con una facturación neta de más de 3.000 millones de euros presente un ERE que provoca el sufrimiento de miles de trabajadores", afirmaban el pasado lunes CCOO y UGT en un comunicado, confundiendo los resultados de Coca-Cola España con los de Iberian Partners.

Panfletos con eslóganes como La fórmula de la Coca-Cola: + 900 millones de beneficio, -750 puestos de trabajo, también circulan por las ciudades donde se han producido los cierres, pese a que Coca-Cola no va a hacer ningún ERE.

El último en pronunciarse sobre el asunto era el portavoz socialista de Fomento en el Congreso, Rafael Simancas, que ayer martes clamaba contra el consumo de Coca-Cola si se producen los despidos en un empresa "que tiene beneficios", cayendo, nuevamente, en el mismo error de bulto.

Fuentes de Coca-Cola España consultadas por Libre Mercado han reconocido que están preocupados por la mala imagen que se está vertiendo sobre la marca al imputarle decisiones empresariales que no le competen.

Las cifras del cierre

Y es que las cuentas de la embotelladora distan mucho de esos beneficios astronómicos que dan los sindicatos. Antes de anunciar el plan de reestructuración, y según los datos de la memoria entregada a los sindicatos, su situación era la siguiente:

- Las ventas de Iberian Partners cayeron un 4,4% en el agregado de la cifra de negocios en los 9 primeros meses de 2013 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

- Teniendo en cuenta el margen bruto sobre la cifra de negocio de cada embotellador, todos han sufrido descensos en el periodo 2010‐2012 en porcentajes que oscilan entre el ‐3,4% y el ‐18,6%.

Todas las plantas han sufrido caídas en el resultado de explotación del periodo 2010‐2012, siendo el porcentaje agregado de caída del 29,7%.

En el periodo 2008 y 2013, se produjeron cambios significativos en la demanda de sus productos en lo referente a los formatos de consumo y variaciones en los canales de venta. Ahora, se consumen más envases ahorro en detrimento de los individuales que daban más margen de beneficio y requerían más capacidad de planta.

En concreto, el peso de la producción de formatos en vidrio ha disminuido del 22,63% al 18,79% en los últimos cinco años y éste es el envasado que da mayor rentabilidad (el precio de venta medio es el vidrio con 4,72 euros/litro). La producción en formato lata ha pasado de representar el 40,12% de la producción al 36,65% (se vende a 2,51 euros/litro) y los envases de plástico ha aumentado del 27,41% al 33,23% (0,74 euros/litro).

También, se han producido cambios en el consumo de sus refrescos hacia canales de menor rentabilidad. Así, el consumo de bebidas refrescantes y gaseosas en el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías) que es el más rentable, ha disminuido, mientras que el consumo en el hogar vía canal distribución ha aumentado. Aún así, el incremento del consumo de bebidas refrescantes en el hogar no ha conseguido paliar la elevada caída del consumo en el canal HORECA.

Estudió no cerrar Madrid

Como se observa en el mapa, teniendo en cuenta la productividad de cada fábrica, sólo la planta de Tenerife lograba operar por encima del 80% de su capacidad en los mayores picos de producción. Ante estos niveles de capacidad ociosa, la compañía ha puesto de manifiesto la necesidad de cambiar sus operaciones de fabricación, mediante la creación de un mapa circular de sus fábricas.

Tras el cierre de las cuatro fábricas, el resto de plantas de producción están alineadas de forma circular, racionalizando las plantas de la cornisa cantábrica y Levante‐Baleares y capturando sinergias en costes derivadas de la zona centro. Tenerife se mantiene por criterios logísticos y de servicio.

La semana pasada, una quincena de radicales atacaba la fábrica de Coca-Cola en Fuenlabrada (Madrid) con cócteles molotov el protesta por el cierre. Y es que en la planta madrileña es donde más tensiones se están viviendo en los últimos días. Los sindicatos defienden que la embotelladora de Fuenlabrada se cierra "cuando es rentable".

Precisamente, Iberian Partners se planteó en un primer momento no cerrarla y basar su producción en la zona centro y en determinadas plantas periféricas, mediante un mapa radial. Esta opción, consolidaría una planta en la cornisa cantábrica para descargar producción a otras plantas y racionalizando el mapa de plantas de Levante, Baleares y Andalucía. Descartaron el mapa radial porque mientras que el circular le supondrá un ahorro de 33 millones de euros, el radial sólo ahorraría 20.

Por otro lado, aunque ambos mapas son técnicamente factibles, el mapa circular implica menores costes de traslado de líneas y de adaptación de plantas. En concreto, el coste de traslado de líneas de producción y de adaptación de plantas supone en el mapa circular un coste de 14,4 millones de euros frente a los 21,9 millones de euros de coste que se obtienen con el mapa radial. Adicionalmente, el mapa circular presenta unas inversiones evitables a futuro menores. Mientras que las inversiones evitables a futuro estimadas con el mapa circular son de 21,5 millones de euros, con el mapa radial estas inversiones evitables a futuro ascienden a 16,1 millones de euros.

En total, el cierre de Madrid supone un ahorro aproximado de 26 millones de euros en comparación con el segundo escenario.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco