Menú

Sánchez Galán: "Me parece imposible que empiece a funcionar" el nuevo recibo de la luz

Ignacio Sánchez Galán cree que los sistemas informáticos no están preparados para calcular las nuevas tarifas.

Ignacio Sánchez Galán cree que los sistemas informáticos no están preparados para calcular las nuevas tarifas.
José Ignacio Sánchez Galán, este miércoles, durante la presentación de resultados de 2013 de Iberdrola, en Londres. | Iberdrola

El nuevo sistema para calcular el recibo de la luz y las subidas de impuestos en España han centrado las preguntas en la rueda de prensa de la presentación de los resultados de Iberdrola. "Me parece imposible que empiece a funcionar" ha dicho el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, en referencia al nuevo cálculo en el precio de la luz que ha aprobado el Gobierno que dependerá de la cotización de la energía.

"Lo primero que se necesita para ello son contadores y aquí no tenemos. Después, necesitamos que esos contadores estén conectados con un servidor que les transmita la información al minuto y eso es muy difícil. Además, hace falta un megaordenador y programas para medir el consumo que tampoco tienen", ha explicado Galán tras reunirse la comunidad inversora de Londres.

Preguntado por si con la nueva medida los consumidores ahorrarán en la factura, Galán ha respondido que "el ahorro no está ahí, está en el 60% del precio del recibo que no depende de nosotros". El presidente de Iberdrola se ha referido así al porcentaje del recibo eléctrico que regula el Gobierno.

"La luz puede y debe bajar, lo que no puede ser es que sea un cajón donde quepa todo lo que no se financia en los Presupuestos", ha añadido Galán. "El sistema de subastas no lo inventamos nosotros, fue el Gobierno, y con el nuevo modelo no se deben crear expectativas erróneas" a los consumidores.

"Más de la mitad del precio de la luz tiene que ver con políticas sociales, fiscales y tecnológicas, pero no con lo que consumimos. Y no digo que esas políticas estén mal, pero deben hacerlas con cargo a los PGE, no a los usuarios", ha dicho.

Iberdrola se aleja de España

Las medidas regulatorias y fiscales introducidas en España en los últimos años han provocado que la eléctrica se haya planteado reducir progresivamente su actividad en España para centrarse en el Reino Unido, EEUU y Latinoamérica. "Los inversores consideran que España es un país ininvertible", ha dicho Galán.

La compañía cree que en España "se han adoptado decisiones equivocadas" a la hora de encarar la política energética. Iberdrola cree que se ha provocado una situación de sobrecapacidad, "que está abocando al cierre de numerosas instalaciones eficientes", mientras que se ha optado por fomentar las tecnologías más caras, como la solar frente a la nuclear.

Desde que Sánchez Galán está al frente de la eléctrica han invertido 22.000 millones en España. "Ahora, somos más británicos que españoles", ha informado su presidente. Sólo el 30% del negocio de la compañía está en España, mientras que hace 8 años era el 90%.

En respuesta a los periodistas, Galán ha asegurado que las relaciones con el Gobierno "son cordiales, pero tengo más relación con el gobierno mexicano o estadounidense porque paso más tiempo allí".

801 millones en impuestos

La compañía ha denunciado que, en 2013, el impacto regulatorio ha sido de 801 millones de euros en España, "eso es más que los costes de personal", ha dicho Galán. En este sentido, la eléctrica ha anunciado que llevará a cabo una "reducción vegetativa" de 1.000 empleados en sus negocios existentes, hasta sumar una plantilla global de 27.000 trabajadores dentro de tres años. Este recorte de plantilla afectará "seguro" a España.

Para 2014, la eléctrica eleva aún más el impacto impositivo de las medidas anunciadas por el Ejecutivo. En concreto, el coste de los impuestos a la eléctrica será de 1.310 millones este año, de los que 868 millones corresponden a decisiones anteriores a julio del año pasado y 442 millones a las directamente relacionadas con la reforma anunciada en esa fecha.

En este sentido, el consejero-director general de la compañía, José Luis San Pedro ha anunciado que "defenderá ante los tribunales" los intereses de sus accionistas por varias normas incluidas en la reforma energética del Gobierno "de dudosa legalidad". Entre ellas están los recortes a la retribución de la distribución y las actuaciones de carácter "retroactivo".

"Síntomas de cambio en Garoña"

Galán ha advertido al Gobierno de que el impacto de las subidas de impuestos hará que "probablemente" deban cerrarse centrales de ciclo combinado de gas. Si Industria "no acepta el cierre de plantas, tendrá que pagar lo suficiente por mantenerlas", ha señalado.

A pesar de estas declaraciones, al referirse a la central de Garoña, que lleva más de un año paralizada, Galán ha cambiado el discurso y ha dicho que "hay síntomas de cambio en Garoña". El presidente de Iberdrola ha señalado como las causas del cierre de la central participada por su compañía a "unas subidas de impuestos que hicieron inviable una central eficiente". Así, Sánchez Galán ha dejado en el aire su reapertura, "si las cosas cambian".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation