Menú

Soria presume de "estabilidad regulatoria" y critica a las eléctricas

En una entrevista a Cinco Días, el titular de Industria saca pecho de gestión y dice que el Gobierno ha dado estabilidad regulatoria al sistema.

En una entrevista a Cinco Días, el titular de Industria saca pecho de gestión y dice que el Gobierno ha dado estabilidad regulatoria al sistema.
El ministro de Industria, José Manuel Soria | Archivo

"No hay ni una sola decisión que se contradiga con otra adoptada antes". Este ha sido uno de los muchos argumentos con los que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha defendido contra viento y marea la nueva reforma del sector eléctrico y el mecanismo de precios que sustituirá a las subastas Cesur. En una entrevista al diario Cinco Días, Soria entiende que su Ministerio tenía la obligación de actuar, ya que "desde 2009 hemos pagado unos sobrecostes que le venían bien a quienes participaban en la subasta, pero no a los consumidores".

En cambio, como ya destapó Libertad Digital, pese a que el Gobierno señaló a las eléctricas como burdas manipuladoras de los precios en ese mecanismo de subastas, para elevar la factura eléctrica, es "imposible" manipular una subasta de estas características. Además, el problema con el precio de aquel día, fue la conjunción de diversos factores: elevada demanda por la ola de frío; precios energéticos más altos por cuestiones puramente metereológicas (escasez de viento y lluvia); menos suministradores participantes en la subasta.

Y es que, a pesar de que la gran parte de los sobrecostes de la luz se deben a "costes políticos" -en un 65%-, el ministro de Industria entiende que, de no haber actuado, 10.000 millones de euros más se hubieran sumado al déficit de tarifa. "Es una evidencia empírica que en los ocho años previos a esta legislatura la luz subió un 67,2% para familias de renta media baja con dos hijos. En 2012 se produjo una subida menor y en 2013 bajó", sostuvo Soria. El déficit de tarifa asciende ya a más de 29.000 millones de euros, tras cerrar 2012 con 4.000 millones de euros de déficit y este 2013 con otros 3.600 millones, pero según entiende el ministro las medidas adoptadas han atajado de raíz la inercia de los años anteriores y evitado un déficit mucho mayor.

Por su parte, el ministro no comprende las críticas al nuevo sistema de fijación de precios, en donde el usuario pagará según el precio al que cotice la energía cada hora. Los consumidores "van a pagar sólo y exclusivamente el precio por lo que consumen. Si el usuario tiene un contador inteligente este va a marcar lo que ha consumido y, si no lo tienen, se le va a promediar y pagará lo consumido ¿Dónde está el problema?", se preguntaba el ministro. Por lo tanto, según defiende el Ministerio de Industria, las quejas de las eléctricas contra el nuevo sistema se debe, principalmente, "a que ingresarán menos".

Asimismo, en cuanto a la decisión de multinacionales como Iberdrola de frenar sus inversiones en España y emplearlas en otros países como Reino Unido o México, Soria subraya que "es normal que las eléctricas inviertan menos, porque el sistema tiene ya una capacidad de 106.000 MW y la demanda punta no llega a más de 40.000MW". Es decir, tal decisión se debe a que la capacidad instalada sería ya la suficiente para cubrir los incrementos de la demanda y no por "inseguridad jurídica", tal y como alegan las eléctricas.

A su vez, el ministro criticó en al entrevista a aquellas empresas de energías renovables que ahora cargan contra el Gobierno. "Cuando uno quiere una rentabilidad fija invierte en un producto de renta fija que tiene por definición una rentabilidad baja". Hay empresas que tratan de tener una rentabilidad en energías de régimen especial -como la eólica, cogeneración, solares, etc- a un porcentaje del 15%, incentivos excesivos para el ministro. "La rentabilidad actual de en torno al 10% es una rentabilidad más que razonable".

Por último, Soria fue preguntado por polémicas paralelas como las prospecciones de Repsol en las Islas Canarias o las plantas de Gas Castor. En referencia a la primera cuestión, Soria defendió que " España tiene una dependencia energética muy elevada", por lo que es partidario de "explorar allí donde se pueda", siempre y cuando "se cumplan todas las normas medioambientales de la UE". El ministro defiende que Canarias tiene una economía muy vulnerable con un paro del 35%, una industria que no llega al 5% y sin ningún tipo de agricultura. Es por ello, por lo que entiende que "no tendría sentido que España no hiciera prospecciones cuando lo está haciendo Marruecos". En referencia a las plantas de Gas Castor paralizadas por la existencia de temblores de tierra en zonas colindantes, Soria asegura que están a la espera de que llegue al Ministerio información adicional a lo sucedido y recalca de forma categórica que "si no hay total seguridad, no se abrirá"

Temas

En Libre Mercado